Osakidetza sale en defensa del servicio de ambulancias tras las críticas a las carencias

Osakidetza sale en defensa del servicio de ambulancias tras las críticas a las carencias

Apenas una semana después de que el Parlamento instara al Gobierno Vasco a solventar las carencias detectadas en la atención sanitaria, sobre todo en zonas rurales, Osakidetza ha hecho público un informe con el que trata de demostrar su diligencia. La exposición de los datos deriva hacia una conclusión que, desde luego, invita a pensar que la sanidad goza de buena salud en Euskadi, al menos en el caso de las Emergencias.

Según el estudio, el 94,5% de los vascos está satisfecho con la atención recibida por este servicio de la Sanidad Pública vasca. Y es que las ambulancias se desplazan hasta el lugar de los incidentes en una media de 11 minutos tras recibir la llamada de asistencia.

Un tiempo de reacción que varía en función del tipo de dotación y el punto de desplazamiento. En el caso de las ambulancias con soporte vital avanzado el promedio global es de menos de 9 minutos mientras que en el caso de los desplazamientos a zonas rurales se emplean casi 12 minutos.

Aun así, esto no resuelve algunos casos como el acaecido el pasado noviembre en Araia, cuando una madre tuvo que trasladar en su vehículo hasta Agurain a su hijo de cuatro años, que había sufrido un desvanecimiento a causa de una amigdalitis bacteriana. Esto llevó a los vecinos de la Llanada a solicitar a Osakidetza la presencia de un segundo vehículo sanitario para la zona que cuenta con la presencia de polígonos industriales y la N-I, además de los núcleos rurales. La petición ha sido sistemáticamente desoída por el Gobierno López hasta que la queja fue elevada y debatida en el Parlamento el pasado día 6. Todos los partidos, incluido el socialista, decidieron instar al Gobierno a elaborar un diagnóstico detallado de las carencias así como a solucionarlas en el plazo más breve posible.

El informe de Osakidetza arroja mejores datos aún en el ámbito urbano. Así, los vehículos sanitarios con soporte vital básico emplean menos de seis minutos en la ciudad, mientras que en el 80% de los casos logran llegar donde son requeridos en menos de nueve minutos.

VOLUMEN DE ACTIVIDAD Además, según estos datos facilitados por Osakidetza, en 2009 se recibieron 400.000 llamadas a través de las cuales se pudieron atender 314.000 incidentes y resolver 71.000 consultas por teléfono. Asimismo se pudo observar un crecimiento generalizado en la movilización de recursos, con especial incidencia en el espectacular 40% experimentado con respecto a 2008 en el caso de las ambulancias con soporte vital con enfermería. Pero no fue el único aumento. El helicóptero medicalizado también realizó un 15% más de salidas, para un total de 325, logrando así una mayor resolución de casos en los que existía difícil acceso o que requerían una mayor celeridad de atención.

Por otro lado, el servicio de Emergencias también mejoró su servicio a domicilio. Los médicos asistieron 57.000 urgencias sanitarias en los hogares de los pacientes y las enfermeras se movilizaron en 3.769 ocasiones, un 7% más que el año anterior.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.