León ocupa el primer lugar en la lista de profesionales sanitarios que han sufrido agresiones

León ocupa el primer lugar en la lista de profesionales sanitarios que han sufrido agresiones

En el área de León se registraron 63 incidentes con 73 profesionales agredidos; otros seis incidentes tuvieron lugar en Ponferrada.

El personal de las instituciones sanitarias de Sacyl sufrió en el último año 408 agresiones por parte de pacientes o acompañantes que derivaron en 87 denuncias, de las que a día de hoy 63 cuentan con sentencia, 53 de ellas condenatorias. Además, cinco sentencias concluyeron en penas de prisión, que se suman a otras dos dictadas en los años 2007 y 2008, fecha en la que la Gerencia Regional de Salud comenzó a remitir a la Fiscalía las denuncias presentadas, con el fin de que ésta inste a los tribunales a calificarlas como delito de atentado contra un funcionario público, según establecen los artículos 550 y 551.1 del Código Penal.

El hecho de que algunas denuncias se queden en el camino y no lleguen a presentarse se debe a que suelen tratarse de incidentes leves, por los que la persona afectada prefiere no inmiscuirse en un proceso judicial, aunque desde la administración sanitaria se confía en que las cifras vayan subiendo, según explicó hoy el consejero de Sanidad, Francisco Javier Álvarez Guisasola, minutos antes de presidir la segunda reunión del Observatorio de Agresiones al Personal de las Instituciones Sanitarias de Castilla y León.

El consejero explicó que el plan para frenar estas situaciones, puesto en marcha en el segundo semestre de 2009, logró reducir los incidentes en un 22 por ciento, al pasar de los 190 casos del primer semestre a los 148 del segundo. Esta medida, en la que se ha invertido hasta la fecha 8,1 millones de euros, también permitió rebajar el número de trabajadores agredidos en un 15 por ciento, al pasar de 221 a 187, y el de agresiones en un 13 por ciento, al evolucionar de 300 a 260.

En concreto, los 338 incidentes contabilizados a lo largo de 2009 afectaron a 408 trabajadores (144 facultativos, 205 personal de enfermería y 59 otro personal). El 52 por ciento de los incidentes se registró en Atención Especializada, pese a que registró un descenso del 42 por ciento, al pasar de 113 a 66 incidentes; el 46 por ciento, en Primaria, donde el dato creció el 14 por ciento (evolucionó de 71 a 81) y el dos por ciento, en Emergencias, donde se pasó de cinco a un caso, con la consiguiente reducción del 80 por ciento de los casos. Además, el 86 por ciento de los incidentes fueron provocados por un único autor; en un 86 por ciento se trató de hombres y en el 67 por ciento quienes los provocaron fueron los pacientes.

El 19,85 por ciento de los trabajadores agredidos sufrió algún tipo de lesión, y el 3,18 por ciento requirió una baja médica. Además, los servicios de Prevención de las Áreas de Salud tuvieron que derivar a cuatro trabajadores a los psicólogos clínicos para prestarles apoyo.

Tipos de agresiones

Álvarez Guisasola explicó que la mayor parte de las agresiones son verbales (61 por ciento), seguidas de las físicas (21 por ciento) y por las psicológicas (18 por ciento, que suelen consistir en amenazas). Las dos primeras cayeron con la implantación del plan en un 18 y en un 22 por ciento, mientras que las psicológicas subieron el 17 por ciento (de 47 a 55) entre el primer y el segundo trimestre de 2009.

En el caso concreto de las agresiones físicas, de las 116 acumuladas en todo el año, 22 recayeron en facultativos; 41, en enfermeras; 37, en auxiliares de enfermería; 13, en celadores, y tres, en otro tipo de personal. Además, la mayor parte se produjeron en Atención Especializada, sobre todo en los servicios de Psiquiatría, donde muchas veces los se atiende a pacientes con cuadros psicóticos a los que está ligada la agresividad.

Áreas de salud

Por áreas de salud, de los 338 incidentes en Ávila se contabilizaron 25 con 28 trabajadores implicados; en Burgos, 47 con 69 afectados; en León, 63 con 73 profesionales agredidos; en Ponferrada, seis con seis trabajadores implicados; en Palencia, 20 con 23; en Salamanca, 38 con 50; en Segovia, 22 con 25; en Soria, 12 con 13; en Valladolid Este, 47 con 54; Valladolid Oeste, 28 con 33; en Zamora, 24 con 26, y en Emergencias, seis con ocho profesionales agredidos.

En este punto, el consejero precisó que no existe un área donde se produzcan más agresiones, sino que los datos están relacionados con el número de población, no por otros motivos.

Fuente

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.