Crónicas Summarias-II: El futuro de la urgencia extrahospitalaria

Estimados Colegas y Amigos del servicio:
Después de filtrarme una botella de Rioja Reserva 2005, y tomarme unos ibuprofenos 600 mg con omeprazol 40 mg, he visto la luz…creo, creo, creo… que he tenido algo así como una revelación mística. No pretendo ser agorero, pero me temo que hay una profecía cantada en nuestro querido servicio: los médicos empezamos a sobrar.

Vale, vale, no es un comentario negativo ni una queja literaria. Tan sólo os invito a mirar a otros países de nuestro entorno:

En US y en muchos países de la UE las urgencias/emergencias extrahospitalarias son perfectamente atendidas por personal altamente cualificado: los famosos paramédicos de las películas americanas que tanto gustan a Goyo Jiménez. Son Enfermeros especializados en el manejo de cualquier urgencia y/o emergencia o catástrofe, que por lo general reportan en tiempo real radiofónica o telefónicamente a un MD (médico americano guay) que está en un hospital haciéndose responsable del tratamiento que administra el enfermero, que está tragándose literalmente el «marrón» en vivo y en directo, justo a los paramédicos básicos (técnicos altamente cualificados también).

No pretendo decir con ésto que nuestra profesión médica se vaya a hacer gárgaras, ni que los enfermeros deban recetar; no voy por ahí. Me refiero a que existen unos protocolos perfectamente actualizados, y conocidos por los profesionales que se dedican en cuerpo y alma a este apasionante trabajo de las urgencias.

¿Quiere decir esto que los médicos vamos a desaparecer en la urgencia extrahospitalaria? En absoluto, sino que la situación es probable que evolucione de una manera lógica. Es decir, las UVIs acuden equipadas, y en ella van una enfermera (paramédico in charge) con dos técnicos paramédicos básicos. La enfermera también es un paramédico, pero hablamos de una mayor profesionalización o especialización de las funciones de cada uno. ¿Dónde encaja aquí el médico? No necesariamente en el centro coordinador, pero el esquema actual va a tener que adaptarse.
Además, es más barato tener varios paramédicos que un médico, por poner un ejemplo economicista.

¿Nos gustará este sistema? Pues no lo sé, pero es el que se aplica en otros países. El médico se especializará también en urgencias /emergencias en el hospital y en la coordinación de la urgencia a distancia, respaldando cada decisión con la información que le «canta on line» la enfermera jefe de la UVI. Es decir, nuestro título de especialista en medicina familiar y comunitaria, medicina interna, o el que tengamos vía MIR, puede que termine por ampliarse a emergenciólogos o urgenciólogos. Otro tanto de bería pasar con las enfermeras, y lo mismo mismito con los técnicos.

¿Qué sería deseable por parte de la dirección o administración?
Que TODOS los profesionales cobráramos mejor, y no tuviéramos que vivir del pluriempleo, y nos pudiéramos dedicar cuando no estamos de guardia a formarnos cada día mejor: formación, formación, formación. Menos pluriempleo. Especialización.

Estas cosas me ocurren cuando supero las tajadas de los sábados.

 

Un abrazo a todos, amigos.

PD: admito críticas muy muy muy negativas. O alguna positiva, o…lo que os dé la gana, corcho. ;D 8)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.