Los seguros en los accidentes de tráfico

Los seguros en los accidentes de tráfico

Los seguros en los accidentes de tráfico son fundamentales. Así mismo como los Seguros de salud privados. Por desgracia en nuestro trabajo vemos demasiados accidentes de circulación, y vemos las consecuencias de los mismos. Un accidente siempre es un hecho traumático, que además de las connotaciones relacionadas con la salud, acarrea unas costas económicas.

Como sabemos en época de crisis se suele recortar, y por desgracia recortamos en lo que no debemos por que no solemos ver las consecuencias hasta que es tarde. Recortamos en neumáticos. Es normal ver en estas fechas coches con ruedas que parecen de competición, por lo lisos que están, con ausencia total de dibujo o casi, utilizando neumáticos no adecuados a la temporada invernal, etc.

Esta es otra de las causas de accidentes de tráfico, sobre todo en la época que empieza de Otoño-Invierno, en que las inclemencias del tiempo hacen que la importancia de tener unos neumáticos en condiciones optimas y adecuados tanto a la zona en que vivimos como a la estación del año, se refleje en la posibilidad de tener un accidente de circulación o frenar evitándolo en ocasiones de lluvia, hielo, nieve, escasa visibilidad, etc.

Read moreLos seguros en los accidentes de tráfico

Los peligros del sol

Siempre se ha dicho que hay que protegerse del sol para evitar quemaduras y enfermedades como el cáncer de piel. Pero lo que no se dice tanto es que, con la capa de ozono tan débil como está hoy en día, hay que protegerse aún más. Ahora que ya empieza a picar el sol, y llegando el fin de semana, es cuando aprovecha la gente para irse a la playa, por lo que os vamos a dar unos sencillos consejos para que tengáis un bonito y saludable bronceado.

  • Evitar tomar el sol en hora punta. Ya sabéis, a mediodía. Entre las 11 de la mañana y las 4 de la tarde. El sol está en su punto más alto, por lo que si hay que salir a la calle, se debe procurar ir por las sombras. Incluso en días nublados el sol ataca más fuerte a esas horas.
  • Protector solar, SIEMPRE. No sólo debemos aplicarlo un rato antes de empezar a tomar el sol, sino que hay que ir aplicándose la crema cada 2 o 3 horas para una perfecta protección. Hay que tener en cuenta que cuando salimos a la calle o vamos en coche el sol sigue estando ahí, por lo que también debemos protegernos. Es importante aplicarse crema solar cada vez que salgamos de casa, sería bueno introducir esto en nuestra rutina diaria. Además, si estamos en movimiento el bronceado es más uniforme.
  • No sólo usar protector corporal. También existe crema y sprays solares para el rostro y pelo. La piel facial es más sensible a la del resto del cuerpo, por lo que es importante protegerla.
  • Tengamos en cuenta la salud. Si no protegemos nuestra piel correctamente, envejecerá prematuramente, ya que el sol reseca la piel y tenemos un riesgo bastante importante a tener cáncer de piel. Además, en mujeres embarazadas pueden salir manchas que tardan mucho tiempo en eliminarse.
  • Mira el reloj. El tiempo de exposición es importante tenerlo siempre en cuenta. Si vamos a tomar el sol debemos hacerlo progresivamente, alargándolo hasta un máximo de 2 horas.

Y cuando terminemos de tomar el sol…

Es importante, cuando lleguemos a casa después de cualquier exposición al sol, tomar una ducha. Refrescará, hidratará y aliviará la piel. No estaría de más aplicar crema hidratante y un buen after sun para terminar de reparar la piel.

Tomar el sol no es una actividad que se deba tomar a la ligera. Es gratis, se suelen obtener buenos resultados y relaja, además de que todo el mundo puede hacerlo, pero no debemos jugar con nuestra salud. Si vais a la playa o a la piscina este fin de semana  no os queméis, y sobretodo pasadlo bien

Nuestra mesa se viste de primavera…

Nuestra mesa se viste de primavera…

Como bien dicen, la primavera la sangre altera. Por ello, podemos estar expuestos a un buen resfriado si no vamos con cuidado. Las lluvias y el sol se van alternando de manera que ya no sabemos ni qué ropa de abrigo llevar.

Los alimentos de temporada nos protegen de estos cambios bruscos, puesto que llevan los nutrientes que necesitamos en ésta época del año, y además al ser mucho más fácil de obtener, los precios bajan en picado; siendo también los mejores productos en cuanto a sabor. Debido a esto es recomendable seguir la tradición y comprar productos de temporada, tu salud (y tu bolsillo) lo agradecerá.

Read moreNuestra mesa se viste de primavera…

Agua

Suena a poco este título, ¿verdad? Sin embargo, somos más agua que polvo, por mucho que la frase bíblica desmienta este aserto. El equivalente a un par de vasos de agua puede salvar la vida de un niño deshidratado o de un anciano.

La posibilidad de utilización de agua abundante es, sin duda, uno de los factores de mayor importancia a tener en cuenta a la hora de elegir lugar de vacaciones, o lo que es igual, cambiar nuestros hábitos de vida accidental y temporalmente. No es lo mismo planificar unas vacaciones en un camping, en un crucero o en un recorrido por tierras desérticas, pongo por caso.

El agua, siendo intrínsecamente vida, puede comprometer a la humanidad en batallas mortales por la supervivencia. Podríamos, por ejemplo, citar el conflicto político que se  originó por el transvase Tajo-Segura. ¿Agua para beber o agua para regar?

Las enfermedades infecciosas constituyen el grupo más frecuente de toda la patología médica, aunque la mayoría tienen un curso leve, subclínico o casi imperceptible. Su prevalencia y evolución es, en muchos casos dependiente de factores geográficos, socioeconómicos y culturales, entre otros. En países subdesarrollados las epidemias o brotes de cólera se cobran cientos de víctimas diariamente. La falta de agua potable y el consumo de las no potables es su principal desencadenante.

Read moreAgua

CRÓNICAS SUMMARIAS-VIII: La sedación terminal obligatoria (STO)

Queridos Summarios:

No puedo más, así que me he tenido que coger una vía endovenosa y diluir un JB con hielo en 250 ml de suero fisiológico para transfundírmelo por la mediana basílica, y….ha sido, ha sido,…raro…y muy frío. Me duele…¡argh!. ¡Tengo espasmos y náuseas!

Disculpad estas líneas que os escribo desde la penumbra de mi guarida o zulo, pero mi Miniyo (que es mi Supermi) irá transcribiendo lo que mi mente esquizoide almacenó en la última maldita guardia. Y es que las guardias, son…muy, muy perras.

Cuaderno de bitácora de la nave del misterio XXX:

Eran las 3.00 am hora zulú…esa maldita hora en que no sabes si toca cenar, dormir, aullar a la luna, rezar porque no haya más avisos, o enchufarte una adolonta 100 mg via intra-cular (IM) cuando no miren tus compadres de la nave del misterio.

Habíamos tenido ya 10 avisos de código “Yayo” (es decir, abueloma de entre 80 y 90 años, con pluripatología, que vive sólo -el pobre- a pesar de haber sacado adelante una familia entera a costa de años de arduo trabajo y de cotización a la seguridad social, y que es abandonado a su suerte por sus descendientes, con tan sólo una herramienta de supervivencia: el botón rojo de “abuelalia”).

A las 03.01 hora zulú sonó el maldito artefacto satánico con la melodía de Highway to Hell…

Ché: – ¿Qué tenemos?

Centro: – Tenemos que conectar el walkie…

Ché: – Perdona, estooo….sí, ha sido un despiste. Dime.

Centro: – Tenemos un paciente.

Ché: – ¿Más datos?

Centro: – Sí, es urgente y te lo dejo en el Tablet…

Read moreCRÓNICAS SUMMARIAS-VIII: La sedación terminal obligatoria (STO)

Crónicas summarias VII: “Regreso del Futuro”

Crónicas summarias VII: “Regreso del Futuro”

Era el año 2052. Los habitantes de la nave del misterio seguían allí, en la nave, porque no se les permitía que la abandonasen. Con tanto recorte, la edad de jubilación rondaba ya los 92 y la penalización por IT te dejaba sin comer, al menos, una semana. Tanto era así que la Dama Merckel seguía aferrada a su sillón presidencial (¡para dar ejemplo, claro!).

¡Había que trabajar,  trabajar,  trabajar!  ¡No podíamos rendirnos! ¡Teníamos que salir de la crisis!

Read moreCrónicas summarias VII: “Regreso del Futuro”

Una Medicina, varias Alternativas

Muchas veces a lo largo de nuestra vida profesional, los médicos nos vemos sobrecogidos y, a veces, angustiados por la enorme cantidad de recursos terapéuticos que la industria farmacéutica y afines pone a nuestra disposición.
Dicho así, cualquiera podría acusarnos de incongruentes pues parece, en principio, bueno tener mucho donde escoger. Sin embargo, la cuestión es otra. Los médicos tenemos que seleccionar el más adecuado entre los mejores remedios terapéuticos para cada uno de nuestros pacientes. No se trata, pues, de una mera elección un tanto azarosa sino que tiene un fuerte componente cualitativo y no sólo por el producto en sí, sino por la singularidad del enfermo.

Algunos sólo eligen de entre los métodos y productos de la llamada medicina tradicional occidental o medicina alopática, otros sólo de las llamadas medicinas alternativas y otros hacemos una combinación de la alopatía propiamente dicha con algunos métodos considerados menos convencionales, pero no por ello menos efectivos y de los cuales tenemos un amplio dominio y conocimiento.

Existen también los llamados PFP o productos farmacéuticos publicitarios, de los que habitualmente el médico no controla su prescripción. En ellos, la selección del producto, en función de las características del paciente, es escasa o nula. Cada vez son más abundantes estas sustancias puestas en el mercado a disposición del consumidor. Son compuestos dietéticos, cosmetológicos, “reconstituyentes” y algunos analgésicos menores. En ningún caso están exentos de posibles efectos secundarios sobre un organismo específico.

Algunos de mis pacientes, normalmente mujeres, han venido usando cremas carísimas que han producido daños en su piel, guiadas únicamente por la maravillosa publicidad de las mismas. No se niega aquí la bondad del compuesto, sino su eficacia cosmopolita. Otras veces, por la inadecuada utilización “casera” de algunos preparados dietéticos, se obtienen resultados contradictorios a los teóricamente esperados.

Los medicamentos contienen los llamados principios activos, solos (monofármacos) o en asociaciones. Luego de una muy exhaustiva investigación y pasados numerosos filtros se pueden poner en el mercado.

Read moreUna Medicina, varias Alternativas

La importancia de la limpieza del colon

El tubo digestivo es una membrana biológica de importancia capital en la nutrición de los seres vivos y, por tanto, en el mantenimiento y progresión de la vida. Recorre el organismo desde la boca hasta el ano. Está conformado por diversos compartimentos con características bioquímicas e histológicas propias.

A través del tubo digestivo entran en contacto con el organismo gran cantidad de sustancias procedentes del mundo exterior; unas saludables, otras menos. El tamaño, cantidad y velocidad de las moléculas circulantes por el intestino son factores determinantes de la absorción intestinal.

En condiciones normales, los residuos de los alimentos deben ser eliminados entre 15 y 20 horas después de su ingestión. Sin embargo, por las características de la alimentación deficiente en fibra, el estrés, los tóxicos, los hábitos de vida, ese tiempo puede llegar a convertirse en 15 ó 20 días. Todo ello produce estancamiento y putrefacción  de las heces en el último tramo del tubo digestivo, llamado intestino grueso, intestino terminal o colon.

El intestino grueso obstruido se convierte, así, en generador y reservorio de innumerables gérmenes patógenos que, por absorción, se incorporan a la sangre contaminando y “ensuciando” los demás órganos del cuerpo.

Cualquier técnica de limpieza intestinal, cual podría ser la hidroterapia del colon, no sólo es útil en cuanto que atiende a facilitar los mecanismos de permeabilización o impermeabilización de la pared intestinal, según convenga, sino que también actúa preparando esa pared para un más eficaz trabajo de sus membranas biológicas.

Hay clínicas especializadas en este tipo de terapia pero actualmente existen en el mercado métodos para el lavado intestinal doméstico.

Mediante la hidroterapia de colon cumplimos uno de los requisitos fundamentales de la acción terapéutica cual es “primero, no dañar”. Efectivamente, tal vez no haya una técnica más antigua que aquella que procura la limpieza del intestino, ya sea para depurarlo, desintoxicarlo, ya como mecanismo preventivo o coadyuvante de otras terapias.

El estado de vascularización adecuado, sano,  del intestino es de enorme importancia para la prevención o evitación de trastornos que puedan llegar a ser graves. La compresión, tanto de órganos abdominales como extraabdominales puede producir desde estreñimiento, colitis, colon espasmódico hasta alteraciones cardíacas, sin olvidar las frecuentísimas patologías vasculares de retorno venoso de los miembros inferiores.

El lavado del intestino terminal es una práctica higiénica que produce una desintoxicación y revitalización de la mucosa cólica. Conduce a una depuración de la sangre y, por extensión, de todos y cada uno de los órganos y sistemas del cuerpo humano.

El espejo del alma

¿Por qué envejecemos? Prácticamente desde el comienzo de la historia el hombre se ha planteado este interrogante, sin embargo, y pese a los adelantos de la ciencia, el enigma sigue existiendo. Tan sólo se han propuesto algunas teorías, más o menos científicas, que tratan de explicar el proceso de envejecer.

De cualquier forma, a pesar de no conocer la causa del envejecimiento, desde hace siglos, el hombre ha tratado de paliar e incluso disimular sus consecuencias.

Y es que nuestra sociedad rechaza aquello que no es físicamente atractivo. Las alteraciones inestéticas de la piel pueden producir, en algunos sujetos, alteraciones en el plano emocional: falta de confianza en sí mismos, autorrechazo, ansiedad… En definitiva, sufrimiento psicológico.

Cleopatra, en Egipto, tomaba baños con leche fermentada, rica en ácido láctico, para suavizar su piel. Las mujeres romanas utilizaban ácido tartárico del lodo sedimentado en las jarras de vino. Actualmente, el ácido cítrico es utilizado a nivel popular para blanquear manchas seniles y pecas. Todos estos no son más que ejemplos de peelings químicos más o menos agresivos.

Si equiparamos alma a salud, y espejo a aspecto físico, este último es el reflejo de nuestro bienestar. Enfermedades pasadas se siguen reflejando en la piel de cualquier parte de nuestro organismo. Nuestro rostro puede mostrar las consecuencias de enfermedades o tratamientos médicos necesariamente agresivos en un momento dado. Por ejemplo, el uso continuado de corticoides (potentes antiinflamatorios) produce obesidad localizada en la parte superior del cuerpo. El óvalo de la cara se transforma en lo que, en términos médicos, se llama “cara de luna llena”. Cuando esta terapia se suspende, la pérdida del edema iatrogénico puede dar lugar a la acentuación de los surcos nasogenianos y de las arrugas de las comisuras y perilabiales; la piel del cuello tiende a la hipotonía y, en general, aparece flaccidez generalizada. Se manifiesta como un envejecimiento prematuro y de rápida instauración.

Estos efectos se pueden paliar, sin necesidad de un sufrimiento añadido, con numerosas técnicas que la medicina pone a nuestro servicio.

Otras veces, solo pretendemos hacer correcciones de aquellos gestos inestéticos aparecidos como consecuencia del paso de los años o, simplemente, seguir una moda o disimular facciones que nos resultan más o menos desagradables. ¡Cuántas jovencitas de 20 años han pasado por mi consulta para modificar el perfil del labio y cuántas muchachitas de 70 lo han hecho para disipar las arrugas perilabiales, las frontales, la hipotonía del cuello o las patas de gallo! ¿Y qué podemos decir de la glabela del ejecutivo (o no ejecutivo), esas depresiones verticales que aparecen entre las cejas, forzadas por el gesto característico de pensar y pensar?

Sin entrar en la cirugía reparadora (lifting u otras plastias) la medicina estética ofrece muy diversas posibilidades de “estar guapos”. Para la corrección de surcos y arrugas más o menos profundos se han venido utilizando técnicas de relleno o soporte con colágeno, autocolágeno, tejido mesenquimatoso mixto, ácido hialurónico, preparados vitamínicos con ADN, entre otros.

En la actualidad, los materiales de relleno más utilizados son los hialinos, derivados del ácido hialurónico, por su eficacia, seguridad y durabilidad (entre 6 meses y un año). En ocasiones, se hace un método mixto con la combinación de relleno de arrugas y aplicación de toxina botulínica en la parte superior del rostro (periorbital, frente y glabela).

Todas estas técnicas son ambulatorias y de efectos prácticamente inmediatos.

Cleopatra probablemente ya intuía que el espejo del alma es el rostro.

Porque la “arruga es bella” y más si no la tenemos; porque el labio un poquito grueso y la boquita de piñón son más sensuales; porque las arrugas de expresión son más atractivas si sólo se marcan al reír; y, porque el pensamiento puede ser, a veces, permeable, pero nunca transparente.

Contra el dolor (II)

Las endorfinas  son neurotransmisores opioides que se producen en el Sistema Nervioso Central y actúan como moduladores del dolor, la reproducción, la temperatura corporal, el hambre y las funciones reproductivas.

A mediados de la década de los setenta se demostró la presencia de receptores opiáceos en el intestino del cobayo y en los órganos reproductores del ratón.

Posteriormente se descubrió que estos receptores se encontraban distribuidos también en la médula espinal y, al estimularlos, producían analgesia, lo que llevó a suponer la existencia en el cerebro de una sustancia endógena “similar a la morfina”.

En términos generales, se puede decir que el cuerpo humano no padece dolor de forma continua porque existen en circulación esas sustancias que reequilibran y, en todo caso, controlan los excesos, amortiguando en unos casos y activando en otros. La neuralterapia coopera con las endorfina inyectando sustancias determinadas en puntos específicos, que van dirigidos a órganos diana, para producir la acción deseada. El efecto del láser, de la magnetoterapia, de la corriente galvánica actúa también como reestructurador de energía electroquímica, abriendo o cerrando canales en las membranas de las células, para permitir o prohibir el paso de determinados iones responsables de la sensación dolorosa.

Existen dos tipos de láser médicos: los de alta potencia que sirven para cortar tejido y los de baja potencia o láser frío que, por medio del proceso llamado photobioestimulación, se emplea para inducir la recuperación del tejido. Cuando el cuerpo absorbe un rayo láser frío, se produce una estimulación de la actividad  celular, una activación de  la comunicación intercelular y se mejora la circulación sanguínea.

La  magnetoterapia de alta y baja frecuencia juega con los iones libres e incluso moléculas equilibradas eléctricamente, como el agua, que funcionan como dipolos, debido a la orientación de sus cargas.  La influencia de un campo magnético sobre estos elementos aporta un incremento del movimiento de los mismos, el cual, acelera los procesos químicos en el organismo, favorece la acción de la bomba sodio-potasio y ayuda a regular los intercambios en los tejido en que éstos se veían disminuidos por la acción de una patología crónica o inflamatoria.

Dentro de la electroterapia como técnica de fisioterapia, el primer tipo de corriente que se comenzó a utilizar fue la galvánica por su eficacia y sencilla aplicación, pero han ido cayendo en desuso progresivo debido a que existen otro tipo de corriente con los que se obtienen similares o mejores resultados y tienen menos efectos secundarios. Uno de ellos es la terapia TENS (“Transcutaneous Electrical Nerve Stimulation”). Actúa estimulando los receptores del dolor con frecuencias comprendidas entre 2 Hz y 150 Hz y con una apropiada forma de onda. Estas frecuencias, además de eliminar el dolor, estimulan al encéfalo para que produzca betaendorfinas.

Hay, sin duda, muchos y buenos sistemas para controlar el dolor. La cuestión es, como siempre, seguir los pasos correctos en la investigación, evaluar, comparar, tomar decisiones y, en último término, optar por la mejor de las estrategias terapéuticas posibles para el paciente.

Contra el dolor (I)

El aparato locomotor, el soporte estructural que permite y hace posible la postura, el movimiento y el gesto, es a menudo maltratado por sus dueños, y ocurre frecuentemente que cuando queremos servirnos de él o realizar determinadas acciones, responde con algias, contracturas o, simplemente, no responde. Arantxa Sánchez Vicario o Miguel Indurain o Rafa Nadal o cualquiera de nuestros campeones deportistas de primera línea, no han llegado a obtener sus títulos sentados en un sillón, sino que han necesitado horas de preparación física para conseguirlo. A lo largo de su carrera han superado lesiones más o menos graves con éxito.

El dolor, ese monstruo al que diariamente nos enfrentamos los médicos, es un signo de alarma. Gracias a él somos avisados de que algo no marcha bien en el organismo. Pero es necesario superarlo, tratarlo y, si me apuran, animarlo. El dolor articular, muscular o tendinoso puede ser debido a muy diversas causas: simples contracturas por estrés, enfermedades degenerativas como la artrosis, o autoinmunes como la artritis reumatoide…

Algunas personas no son capaces de superar un dolor local y eso provoca un síndrome álgico generalizado por contracturas y malos hábitos posturales que, de mantenerse en el tiempo, derivan en una situación anormal, con atrofia de determinados músculos, hasta afectar seriamente al movimiento.

Otras veces, nos atiborramos de calmantes con la finalidad de ir “poniendo parches” para poder “seguir tirando”. Los analgésicos (fármacos contra el dolor) y otros tratamientos convencionales no están en desuso; sin embargo hoy en día contamos con nuevas y perfeccionadas técnicas para tratar el dolor por sí solas o como acompañantes de las anteriores.

Desde la milenaria acupuntura practicada por los chinos, hasta los sofisticados métodos de electromedicina, todos ellos tratan ese soporte fisiológico que es nuestro aparato locomotor para mantenerlo a punto. La Filosofía China en la que se basa la medicina tradicional de aquel país, considera el cuerpo humano como un microcosmos, como un universo en pequeño. En él existen una serie de canales por los que circulan diversos tipos de energía, que denominan energía ancestral o hereditaria; energía psíquica; energía trófica o nutritiva; energía superficial defensiva; energías perversas, etc. Cuando alguno de estos canales se encuentra obstruido aparece un vacío energético por detrás de él y un exceso por delante, dando lugar a la enfermedad. Los puntos de acupuntura no son más que las “llaves” que permiten tras su manipulación con la aguja clásica, el masaje o el láser, reconducir la energía de forma fisiológica.

Read moreContra el dolor (I)

Crónicas Summarias-VI: Pesadilla en Elm Street

Hola Summarios:
Después de las guardias duras, y tras ingerir mucho vino tinto, suelo anotar los casos clínicos más relevantes en mi cuaderno de bitácora de la nave del misterio. Disculpad estas líneas, pero no puedo soportarlo sólo y tengo que compartirlo con vosotros:

13 de abril de 2013: Diario de a bordo:
Aquella guardia estaba siendo espesita. Llevábamos ya hechos seis avisos psiquiátricos y Chicho no parecía dispuesto a darnos tregua desde el centro coordinador. Eran las tres de la mañana, y llevábamos recorridos quinientos cincuenta kilómetros.

Ché: – Sigo sin entender que el recurso más cercano para atender Aranjuez sea Las Rozas, y que el recurso más próximo a Lavapiés sea Alcalá. ¡Que no lo entiendo, venga ya!

Cuca:- Fácil, doblas el mapa de Madrid y pinchas con un alfiler: donde marques, es el punto más cercano desde el punto de vista oligofrénico.

Paquitor:- Eh, ¿qué pasa? Que mi chica trabaja en el centro coordinador hoy. No te pases ni un pelo, Cuquita.

Cuca: – Que es broma, idiota. Lo hago para picarte.

Yo: – Está claro que se diazepaniza poco. Si es que Vulnus es un profeta, un iluminado, un portento. Yo lo veo claro.

Ché: – Pues yo creo que Chicho lo hace para dar por saco, porque le hemos pedido la hora de cenar a las 00.30 horas, y se ha mosqueado.

Volvió a sonar el teléfono con el tono de “Highway to hell”. Descolgué, y un habitante del planeta de los simios me preguntó a gritos que porqué estaba apagado el walkie.

Yo: – Pues disculpa, pero no nos habíamos dado cuenta. ¿Qué tienes para nosotros?

Móvil: – Un paciente.

Yo: -¿Podrías desarrollar un poco?

Móvil: – Aviso 444 urgente: Varón de 97 años,  cáncer de pulmón en cuidados paliativos, inconsciente, no respira… desde hace una hora…en Móstoles.

Yo: – Perdona, pero no me puedo creer que me estés diciendo esto. ¿Somos el recurso más cercano y adecuado para atender a este “calamardo”? ¿Y la UAD de por aquellos contornos? ¿No puede ir a certificar o es que no te he entendido bien?

Móvil: – Están cenando porque han estado cuatro horas con un tráfico con múltiples víctimas, junto a la Prote.

Yo: – Bien…De acuerdo; pásanoslo a la tablet que vamos para allá.

Colgué de mal humor.

Yo: – Esto es increíble. Nos mandan a certificar a un calamardo en la otra punta, urgente, y me dice que la UAD se ha comido un tráfico con múltiples víctimas, ellos solos con la Prote.

Cuca: – Que te digo que hay un chimpancé coordinando.

Paquitor: – No te vuelvo a invitar a churros al salir. Que lo sepas, Cuca.

Ché: – A mí me parece que es un concurso de tontos, y que vamos a ganar.

Salimos al trote cochinero, por decir algo, y nos subimos a la nave del misterio. Arrancamos y nos despedimos del tapper con albóndigas y de la tortilla de patata fría.

Paquitor:- ¿Calle de Francisco Chicheri, 1?¿Dónde está eso?

Ché: – ¿En Móstoles?

Pusimos el navegador mientras entrábamos en la M-40 y esperamos unos minutos. Nada. No salía nada de nada.

Cuca: – Menos mal que es un terminal, que si no la familia nos lincha cuando lleguemos mañana por la tarde…

Llegamos a Móstoles y comenzamos a dar vueltas. Nada. Callejero de papel: peor.

Yo: – Llama al centro, Paco, y pregunta si la familia nos puede dar pistas de por dónde cae la calle.

Paquitor: – ¿Centro?

Móvil: – …….

Paquitor: – ¿Centro?¿Me recibes? Somos la XXX.

Móvil: -…..(sin señal)

Paquitor: – No me da señal. Llama por el otro, por el walkie.

Ché: – ¿Centro? ¿Centro? Somos la XXX. ¿Me recibes?

Walkie: -….(sin señal)

Ché: – Vaya, debemos estar en el triángulo de las Bermudas porque nadie nos ve ni nos oye…alucinante.

Cuca: – Vaaaale, cojo mi Samsung Galaxy IV. Google maps….uhm…No os lo váis a creer, pero aquí pone que es una calle de Calasparra, Murcia. En serio.

Yo: – Venga ya. ¿Cómo? A ver…Tienes razón. Pues sí, qué casualidad.

Entrábamos, muy despistados, por la calle de la Libertad de Móstoles.

Ché: – Me suena mucho. Creo que es la casa del sastre, que vivía con cuatro hijas, que estaban en cuatro habitaciones diferentes, y hace cuatro años las asesinó a las cuatro de cuatro puñaladas con las tijeras, a las cuatro de la mañana.

Cuca: – ¿Cuatro,… Ché? ¡Nosotros somos cuatro!

Había cuatro personas en la calle esperando en el número cuatro; y eran ya las cuatro de la madrugada. Y el número de aviso era el 444. (Como dice Goyo Jiménez en sus monólogos, yo a la segunda coincidencia estaría corriendo colina abajo).

Una avutarda cruzó por delante de nosotros con paso alegre y Paquitor dió un brusco frenazo.

Paquitor:- ¡venga ya, qué susto! Casi atropello a ese pajarraco, y nos estrellamos.

De pronto se oyó una voz grave de ultratumba que en un lenguaje ininteligible similar al hebreo palindrómico o al egipcio hierático, dijo…schmuarhsdnisfrashisirrirri….y Ché contestó : – ¿Sí?, ¿Satán?

Cuca le dio una colleja porque se percató de que era el walkie con el volumen distorsionando la voz, que sonaba en abierto por el grado de estulticia del comunicante de dónde ya sabemos.

Walkie: – ¿Cómo que Satán? Déjate de chorradas. Llegáis tarde al aviso. La familia está en la calle esperando. ¿Dónde estábais?

Pasó de nuevo otro animal…parecía un hipogrifo, o quizá un escorpión escarabajero o un anguípedo de cola roma. Se levantaba una niebla espesa, y comenzábamos a ver con dificultad.

Paquitor:- ¿Satán?, digo… ¿centro? ¿Me puedes confirmar la calle?

Walkie: – Francisco Chicheri…

Paquitor: – Me pone en Google Maps que eso está en Calasparra, Murcia. ¿No nos salimos de zona?

Walkie.- Sabéis que no hay zon…estoooo…¿Murcia has dicho? Espera un momento, que voy a comprobar. Vosotros ir dirigiéndoos al lugar.

Ya pero… ¿a qué lugar? No sé en qué piensan los locutores cuando dicen esta frase, y lo habitual es que terminemos describiendo círculos en la M30 o M40, según.

(Transcurrieron unos segundos….)

Walkie: – No, os habéis vuelto a equivocar. Francisco Chicheri es el paciente. La calle es Margaret Tacher esquina John Lenon.

Paquitor: – ¿Cómo? El que se ha equivocado eres tú. ¿Margaret Tatcher tiene ya una calle en Madrid? ¿Y Sara Montiel?

Walkie:- Te has quedado sin hora de la cena, por listo y ….te guardo otros tres avisitos en cola, majo. Hala, tira.

Unos homínidos que nos hacían señas se aproximaron agitando las extremidades superiores mientras caminaban sobre sus cuartos traseros. Al primer golpe de vista parecían extraterrestres, pero en realidad sólo eran jóvenes rumanos de Transilvania. No obstante, todo el conjunto estaba tomando un cariz acojonante por momentos, y más cuando nos dimos cuenta que rodeaban y zarandeaban a una UAD, donde los tripulantes de la otra navecita del misterio estaban atemorizados sin salir.

Cuca: – ¿Por qué no activamos a los chicos de la porra de goma? Esto parece un poco fuera de lo habitual.

De pronto se acercaron tres zetas de la policía nacional. Y Cuca dijo: – Caramba, qué rápido: ¡telepatía!.

Los chicos de la UAD ya habían activado a la policía hacía un rato. Se acercaron con su vehículo al nuestro, bajaron las ventanillas y nos espetaron:
– ¿Necesitáis nuestra ayuda?

Paquitor:-Os ha avisado Ché para que trajerais los churritos, supongo.

El policía pareció no entender el chiste.

Los chicos de la UAD eran Javo y Luisón, que se estaban diazepanizando a sí mismos. Nos saludaron desde el vehículo y les devolvimos el saludo y una sonrisa de ánimo; creímos conveniente dejarles superar el mal trago pasado con los homínidos. Los agentes sujetaron a los extracomunitarios, y nosotros nos adentramos en el portal. Naturalmente el aviso era en el 4º piso sin ascensor, por lo que al llegar a la altura del tercer piso, Ché se enchufó el oxígeno, y yo me senté un momento en la escalera. Tenía la espalda echa un dolor. Cuca era la única que aguantaba, como buena corredora de maratones que era. Y los policías ni sudaban ni mostraban signos de cansancio alguno.

Por fin, tras recuperar el resuello y tragar el corazón, llamamos a la puerta del domicilio. Nos abrió una bella joven rubia embutida en una bata de dibujos indios o pakistaníes, y nos invitó a pasar, pronunciando con un fuerte acento rumano. La mujer era un bombón, pero la casa una ruina.

Mujer:- Mi marido está muy mal, por favor denle antibiótico para que se tranquilice. Ha cogido los cuchillos y la gorra…está mal, muy mal (??????).

Yo:- ¿Cómo? Así que varón de 97 años, cáncer de pulmón en cuidados paliativos, inconsciente, no respira… desde hace una hora…esto no me cuadra. Por favor, señorita, díganos que ha pasado.

Joven Rumana:- Pues, es que mi marido lleva una semana comiendo brócoli y pies de pollo chinos, que están de oferta en el supermercado, y de pronto se ha puesto raro y gritando, snif (llorando).

Yo:- Bueno, no se preocupe. Estamos aquí para ayudarles. Dígame, ¿sabe si ha consumido alguna sustancia o alguna droga?, ¿bebe?

Joven Rumana:- Bueno, lo normal…un litro y medio de cerveza al día, y…hoy se ha tomado kata…kita o kata.

Cuca: – ¿Keta?

Joven Rumana: – Eso, ¡keta!

Ché:- Buenoooo….ya estamos. Y, ¿nada más?
¿Seguro?

Joven Rumana: – Yo creo que no…no me ha dicho nada más. Bueno, yo lo he visto, porque él no me lo ha dicho.

Paco: – El que nos ha filtrado el aviso es un lumbreras, desde luego. Y ahora, ¿qué?

En efecto, el joven rumano se había puesto un jersey a rayas horizontales, a juego con los pantalones y la gorra, y había tuneado un guante de baseball (pronúnciese béisbol) y le había acoplado unos cuchillos en los dedos. Era un fan supermegafriki de Freddy Kruger, y estaba dando alaridos en la salita de la televisión viendo una de sus películas, completamente brotado. Recordando al detalle la clasificación DSM-III y DSM-IV internacionales, podría decirse que el paciente sufría un grave trastorno de personalidad psicótico con delirio paranoide e ideaciones homicidas a consecuencia, o no, de las drogas; y como diagnóstico podríamos concluir que estaba como una chota, el pobre, y más sonado que Mickey Rourke en El Luchador. Era un bigardo de 1,90 m  y …la policía amablemente nos dijo:
– Pasad vosotros delante, si queréis, no vaya a ser que al ver nuestros uniformes se ponga más nervioso.

Freddy seguía gritando y mirando la película en la TV. Por supuesto era una cinta pasadísima de pesadilla en Elm Street, número…n. De pronto se percató de nuestra presencia, y se giró hacia nosotros. En una hábil maniobra uno de los policías se situó de manera estratégica detrás de Ché, y el otro detrás de Paco. Era una técnica ensayada en la academia, similar a la estrategia de la tortuga romana, pero sin los escudos. Nos sentimos reconfortados sabiendo que existía un plan de actuación de seguridad que nos protegería.

Cuca abrió el maletín de medicación. Uno de los policías preguntó desde detrás de Che: -¿Le váis a tomar la tensión? Porque si te estorbo me echo hacia atrás.
Cuca miró hacia el techo con ojos de desesperación y gesto de malhumor.

Ché: – ¿Activamos a la psiquiátrica, doc?

Yo: – Estamos en Móstoles…. Buf… va a ser complicado manejar a Freddy. Cuca, prepara un haloperidol. Si los señores agentes nos ayudan a inmovilizarlo, le ponemos uno y nos lo llevamos nosotros.

Los policías se miraron. Abandonaron la estrategia inicial, y probaron con una nueva jugada de pizarra, de las ensayadas en laboratorio.

Agente 1: – Rafa, tú te acercas a él, y yo le propino un doliochagi para quitarle el guante. ¿Vale?

Agente 2: – Espera…mejor tú le distraes hablando y yo le hago una media Nelson por la espalda.

Tras cinco minutos de discusión estratégica llegaron a la conclusión de que era mejor que los sujetáramos entre todos, sin remilgos,  y ellos inmovilizaban los brazos y las piernas del sujeto. Evidentemente, la lógica militar y policial son fundamentales en estos casos, así que seguimos sus instrucciones al pie de la letra, pero…Freddy se nos adelantó. Dio un grito en inglés-chungo y saltó hacia Ché, que consiguió agacharse, y el agente de policía se encontró con el pobre rumano encima de él. En ese momento reaccionó y lo inmovilizó con una llave de artes marciales que nos dejó alucinados a todos.

Agente 1: – Venga, ¿no le ibais a pinchar? Pues ahora no se puede mover. ¡Aprovechad!

Cuca se apresuró y le clavó el haloperidol a través del pantaka vaquero, y el pobre Freddy gritó de nuevo. El policía lo tenía bien sujeto, y su compañero le ayudó a inmovilizar completamente al paciente. La verdad es que los polis cuando se cabrean, son Rambos en acción.

Yo: – Hala, a monitorizar en cuanto se tranquilice, y si no le metemos un chute para llevárnoslo. Me parece que este metaboliza rapidito y que el haloperidol se le va a quedar en un diente.

En efecto, el efecto del pinchazo fue pésimo para el enfermo. Freddy estaba mazas y consiguió librarse de la llave que le estaba haciendo el agente, y en el forcejeo le metió un zarpazo con el “guante-tijeras” que se había fabricado. El pobre policía se llevó un par de cortes en la mitad de la cara derecha, en la región malar y subpalpebral (casi en el ojo), y comenzó a sangrar. El otro policía reaccionó y le agarró el brazo del guante para inmovilizarlo, y Ché y Paco también se le lanzaron encima. Cuca se acercó al policía herido en la cara, y vio que los cortes iban a requerir tratamiento quirúrgico por los plásticos o por cirugía máxilofacial. El maldito aviso se estaba transformando en un problemón. Cogí el móvil y llamé al centro.

Móvil:- Qué, ¿ya habéis finalizado?

Yo:- Qué va. Esto se ha complicado. Necesito, por favor, que aviséis refuerzos. Uno de los policías está malherido, y el otro sujetando al enfermo. El paciente no es un abuelito, sino un psiquiátrico con un abuso de drogas, y no podemos con él. Está armado con una especie de guante con cuchillas; algo muy raro pero que corta como un demonio.

Móvil: – De acuerdo, no te preocupes que paso la voz urgente. Ahora os llamo.

Freddy no sólo era rumano, sino que era de Transilvania y …lo demostró, pegándole un buen mordisco en el cuello al otro policía, que giró la cabeza, y volvió a sujetarlo. El segundo mordisco de Freddy fue a la oreja izquierda del policía, y se la arrancó. El espectáculo se estaba volviendo dantesco. El agente, en un acto reflejo se llevó la mano al lugar donde antes tenía una oreja, y soltó el brazo de Freddy. Este le lanzó otro manotazo con el guante de chapa a Ché, que se echó para atrás, pero…le enganchó el cinturón, se lo cortó y hala…tajo en la región inguinal. Ché pegó un grito de dolor y blasfemó, mientras se llevaba las manos al escroto. Nos pareció que algo caía al suelo. En efecto, era el carné de padre de Ché. ¡Dios mío!, ahora necesitábamos hielo en una bolsa para colocar el testículo y el pene de Ché, y tratar de salvarlo…y la oreja del policía, mal asunto. Era la primera vez que veíamos una amputación de la salchicha con huevo, y encima era la de Ché. Paquitor saltó encima de Freddy y se le subió a caballo en la espalda mientras con ambos brazos le sujetaba la cabeza y la cara con todas sus fuerzas, y ya con un grado de cabreo 20 sobre 10. Freddy le lanzó un guantazo, y…falló. Pero el segundo acertó: corte en el cuero cabelludo de Paquitor, que le gritó:

Paco: – Cabrón, ¡me has cortado en la cabeza! ¡Te voy a mataaaar!

Ni que decir tiene que yo había perdido los papeles, y miré a Cuca bloqueado. Lo único útil que se me ocurrió fue lanzarle el móvil a la cabeza de Freddy, que lo esquivó con habilidad, y …le acerté de lleno a Paco en la cara. Olé, encima voy y le endiño a mi compañero. Paco se cayó hacia atrás.

Freddy se giró rápidamente y se iba a lanzar sobre Paco para “arañarle” un poco. Yo me dirigía hacia él como una locomotora, cuando de repente ocurrió algo que cambió todo. Cuca había cogido carrerilla antes que yo y le propinó una patada en las pelotas al rumano, con rosca. Cayó al suelo ipso facto y ya no se movió. El patadón había sido más fuerte que los de Roberto Carlos en los 90. El asunto se tranquilizó, pero aquello era un infierno. La joven rumana gritaba y gritaba. Yo buscaba la oreja del policía y la salchicha y la pelota del pobre Ché.
Sólo faltaba la guinda, que fue…que la TV explotó y comenzó un pequeño incendio, ¡para colmo!. Busqué el móvil por el suelo…¡por fin, lo encontré!. Llamé nervioso al centro para solicitar bomberos, y…¡la joven rumana comenzó a lanzar aceite en el fuegoooo! ¡¡¡¡¡Noooooooo!!!!

Hubo una explosión, como un fogonazo. De pronto lo vi todo negro. Abrí los ojos y… pude ver el techo de la habitación de mi casa…. Maldito reserva del 2005…había sido otra pesadilla después de una guardia perra, y todo había desaparecido.

Marqué como loco el móvil de Ché.

Ché: – Hola, doc.

Yo: – Hola Ché, ¿qué tal estás? ¿Todo bien? ¿No te falta nada de nada?

Ché:- Esto…tío, ¿otra vez has tenido una pesadilla? No vas a llegar a los cincuenta. Síestoy bien. ¿Por qué?

Yo: – Tus huevos…y tu salchicha…¿bien?

Ché: – Oye…¿te estás volviendo trucha? Pues claro que estoy bien.

Yo: Vale, y…¿Paquitor y Cuca? ¿Y los policías? ¿Y Freddy? ¿Todos bien?

Ché: – Oye, estás fatal. Échate a dormir otro rato, anda. Ciao.

Yo:- Gracias. Ciao.

A veces pienso que no debería tomar tanto vino al salir de las guardias, y debería cambiar a diazepam, que no produce pesadillas y no da resaca. Uf, la vida es dura summarios (qué susto he pasado).
Lamento contaros estas cosas, pero me siento…me siento…me siento raro.

Un saludo.
Diclozepam

PD: Espero que estas narraciones nos sirvan a todos para fomentar el buenrrolismo, y pasarlo bien.  Aprecio mucho a los locutores del centro coordinador, y tengo buenos amigos allí, y por supuesto también en la policía nacional. Son grandes profesionales, grandes amigos, y grandes personas. Su trabajo no está ni valorado, ni pagado. Más de una vez los policías nos han sacado de un gran apuro, y nos han ayudado a empujar la UAD. Quiero enviarles un abrazo, también. Estas historias son sólo para amenizar nuestro trabajo. Vemos cosas demasiado reales, ¿verdad? A veces la realizad supera a la ficción, lo sabéis mejor que yo. Si no fuera por este mecanismo de defensa del subconsciente, nos volveríamos locos entre tantas desgracias.
Cuidaos todos, y buena guardia. También a los locutores (siento lo de planeta de los simios; es una broma, y me ha parecido que quedaba gracioso. Sé que vuestro trabajo también es muy duro. Disculpad a este esquizo que os escribe).

Bactroban 20 mg/d Pomada

Bactroban 20mg/d Pomada es un antibiótico natural de amplio espectro

Utilizado en el tratamiento de infecciones bacterianas cutaneas. Es habitual su uso en patologías como Impétigo, Foliculitis, Forunculosis, etc.

En infecciones producidas en granos de Acné, Dermatitis Atópica ó Panadizos, donde la lesión está muy delimitada, su efectividad suele ser de gran resolución y efectividad.

La pauta de aplicación de Bactroban en estos casos es: Aplicar el producto una media de 5 a 10 días, dos veces al día y en capa muy fina. En casos muy leves una sola aplicación es suficiente habitualmente.

Una técnica muy efectiva y sencilla para su utilización en pequeñas superficies es:

  • Realizar la limpieza de la zona a tratar con Suero Fisiológico y Clorhexidina. En ámbito domiciliario del paciente utilizar agua y jabón.
  • Secar muy bien.
  • Aplicar una capa muy fina sobre la lesión, esto es muy importante ya que cualquier exceso de pomada puede macerar la herida.
  • Colocar un trozo de FILM TRANSPARENTE sobre la zona y posteriormente un apósito.

Desde mi experiencia profesional como enfermera en el ámbito extrahospitalario, tanto en Urgencias como Atención Primaria, he comprobado que las infecciones cutáneas muy localizadas tratadas con esta técnica, usando Bactroban 20mg/d ; se has resuelto satisfactoriamente en un 90 % de los casos. En el otro 10 %,donde no ha sido efectivo, se incluyen los no solventados por mala praxis del paciente.

Por lo tanto, en mi opinión profesional, recomiendo su utilización tanto en el medio de la Urgencia Extraospitalaria como en cualquier otro Medio Sanitario donde se diagnostique este tipo de patologías con infección cutánea muy definida.

El Coaching en el trabajador de la urgencia extrahospitalaria

El Coaching en el trabajador de la urgencia extrahospitalaria

El Coaching es un proceso de entrenamiento personalizado por medio del cual, el coach, o entrenador, pone a disposición del coachee o persona que lo recibe, los medios y técnicas adecuadas para ayudarle a  desarrollar su potencial  latente, despertando en él  la motivación para evolucionar en cualquier aspecto de la vida, personal o profesionalmente.

Ayuda a superar los miedos, frustraciones, sentimientos de pérdida, soledad, inferioridad, depresión, desilusión, apatía, envidia o resentimiento y  enseña confianza en uno mismo y en los demás.

Los profesionales relacionados con la  sanidad convivimos a diario con el dolor, la depresión, la angustia generados por la enfermedad. Enfrentamos situaciones de miedo, frustración e impotencia con demasiada asiduidad. Si a esto le añadimos las presiones provenientes de las circunstancias laborales como son la competitividad, la turnicidad, la nocturnidad, la bajada salarial, el aumento de la jornada anual, la imposición de vacaciones o la práctica imposibilidad de disfrute de un puente vacacional, que conlleva a la “desconciliación” real de la vida familiar con la vida laboral, como ocurre en el ámbito de la urgencia extrahospitalaria, no es de extrañar que muchos de nosotros nos instalemos en un mundo de sentimientos negativos y  de baja autoestima.

Read moreEl Coaching en el trabajador de la urgencia extrahospitalaria

Crónicas Summarias-IV:Aumentan las grandes diferencias por hora de guardia

Aumentan las grandes diferencias por hora de guardia entre los médicos de hospital en 2012

Buenos días, summarios:
Este artículo es de iSanidad. Es la situación de los médicos, así que os podéis suponer que la situación no está mucho mejor para los Dues y los Técnicos. ¿Es para darse al whisky o no(en mi caso, el vino tinto)? Ya sabéis, ante la duda entre coger una guardia y pagar a una interna a 9-10 euros la hora….mejor es quedarse en casa, ya si eso….

M. J. Hidalgo, V. Bellot, A. Fernández, P. Cantalejo y V. Matas. CESM Granada
Los Médicos Españoles garantizan la continuidad asistencial, la equidad, la accesibilidad y la sostenibilidad de los Servicios de Salud mediante la realización de la Atención Continuada (guardias) en nuestros hospitales. Generalmente se realizan por los médicos de los servicios, en ocasiones existen médicos contratados para completar los turnos, también existen servicios específicos que realizan estas funciones y no podemos olvidar la gran labor que hacen los MIR.

La realización de la Atención Continuada (guardias) es, para los médicos hospitalarios Españoles, una obligación, pero no un derecho. Se realizan generalmente después de la jornada ordinaria de trabajo (desde las 15 horas hasta las 8 horas del día siguiente) y en sábados domingos y festivos las 24 horas. Son horas similares a las horas extraordinarias de los trabajadores de otros sectores y de otras categorías, en tanto que se realizan después de la jornada ordinaria, aunque a diferencia de ellas se retribuyen por un importe menor que el de las horas ordinarias (las horas extraordinarias se abonan habitualmente al 175% de la hora ordinaria en cualquier sector), además no tienen el límite de las 80 horas al año de las extraordinarias y lo que es más importante son obligatorias y no voluntarias como son las extraordinarias generalmente.

La obligatoriedad es la norma (con muy pocas excepciones). Si las condiciones de servicio lo permiten pueden estar exentos los mayores de 55 años y los que por motivos de salud no puedan realizar las funciones. Pero no existe el derecho a realizar guardias. Si en el servicio no se realizan, muy frecuente en algunas especialidades, el médico no puede exigirlas.

Hace tiempo, en sus inicios, las guardias suponían una situación en “ expectativa de trabajo”, que no conllevaba la dureza de un trabajo ininterrumpido, como ocurre en la jornada ordinaria, pero con el transcurrir de los años han llegado a requerir un gran esfuerzo del profesional ya que se ha transformado en un trabajo continuado que se realiza prácticamente de forma ininterrumpida, casi podríamos decir que se trata de un “trabajo a destajo” y que además no respeta descansos durante el mismo y conlleva una importante carga mental y de estrés.

Read moreCrónicas Summarias-IV:Aumentan las grandes diferencias por hora de guardia

Crónicas Summarias-III: Código “ESTULTICIA”

Buenas tardes, Summarios:
El puente ha pasado sobre mí como una apisonadora. Me siento, me siento…me siento…mal…muy mal. Tras este fin de semana me he visto obligado a ingerir una enorme cantidad de vino tinto, que me ha hecho ver de nuevo la luz, a pesar de la resaca. Las guardias son peeeerras y me gustaría aportar un granito de arena a los protocolos del servicio en el que trabajo: el código “Estulticia”. Algo parecido al código ictus, pero para «estultos». ¿Qué es la estulticia? Con el debido respeto al diccionario de la RAE, según el cual la estulticia deriva del latín stultitia (Necedad, tontería), mi Técnico y a la par mano derecha, y asesor cuando me bloqueo en los avisos, y un humilde servidor, pensamos que se debe instaurar un código a la de ya!!

¿En qué consiste el código ictus? No sabría definirlo, ya que es un ente nosológico compuesto de un sinfín de circunstancias negativas que concluyen en una p….llamada telefónica que genera un maldito aviso, generalmente entre las 7 am y las 8.30 am.

Datos para identificar el código estulticia:
1) Llega por el tablet aviso urgente con uno de los siguientes motivos de consulta:
1. Consulta médica
2. Malestar general
3. Consulta por medicamento
4. No puede dormir
5. Cansancio
6. Inconsciente que, sin embargo, habla por el teléfono

Read moreCrónicas Summarias-III: Código “ESTULTICIA”

Crónicas Summarias-II: El futuro de la urgencia extrahospitalaria

Estimados Colegas y Amigos del servicio:
Después de filtrarme una botella de Rioja Reserva 2005, y tomarme unos ibuprofenos 600 mg con omeprazol 40 mg, he visto la luz…creo, creo, creo… que he tenido algo así como una revelación mística. No pretendo ser agorero, pero me temo que hay una profecía cantada en nuestro querido servicio: los médicos empezamos a sobrar.

Vale, vale, no es un comentario negativo ni una queja literaria. Tan sólo os invito a mirar a otros países de nuestro entorno:

En US y en muchos países de la UE las urgencias/emergencias extrahospitalarias son perfectamente atendidas por personal altamente cualificado: los famosos paramédicos de las películas americanas que tanto gustan a Goyo Jiménez. Son Enfermeros especializados en el manejo de cualquier urgencia y/o emergencia o catástrofe, que por lo general reportan en tiempo real radiofónica o telefónicamente a un MD (médico americano guay) que está en un hospital haciéndose responsable del tratamiento que administra el enfermero, que está tragándose literalmente el «marrón» en vivo y en directo, justo a los paramédicos básicos (técnicos altamente cualificados también).

No pretendo decir con ésto que nuestra profesión médica se vaya a hacer gárgaras, ni que los enfermeros deban recetar; no voy por ahí. Me refiero a que existen unos protocolos perfectamente actualizados, y conocidos por los profesionales que se dedican en cuerpo y alma a este apasionante trabajo de las urgencias.

¿Quiere decir esto que los médicos vamos a desaparecer en la urgencia extrahospitalaria? En absoluto, sino que la situación es probable que evolucione de una manera lógica. Es decir, las UVIs acuden equipadas, y en ella van una enfermera (paramédico in charge) con dos técnicos paramédicos básicos. La enfermera también es un paramédico, pero hablamos de una mayor profesionalización o especialización de las funciones de cada uno. ¿Dónde encaja aquí el médico? No necesariamente en el centro coordinador, pero el esquema actual va a tener que adaptarse.
Además, es más barato tener varios paramédicos que un médico, por poner un ejemplo economicista.

¿Nos gustará este sistema? Pues no lo sé, pero es el que se aplica en otros países. El médico se especializará también en urgencias /emergencias en el hospital y en la coordinación de la urgencia a distancia, respaldando cada decisión con la información que le «canta on line» la enfermera jefe de la UVI. Es decir, nuestro título de especialista en medicina familiar y comunitaria, medicina interna, o el que tengamos vía MIR, puede que termine por ampliarse a emergenciólogos o urgenciólogos. Otro tanto de bería pasar con las enfermeras, y lo mismo mismito con los técnicos.

Read moreCrónicas Summarias-II: El futuro de la urgencia extrahospitalaria

Crónicas Summarias-I: El día que me acosté con un político

Era el 9 de febrero, una noche gélida en la capital del reino. Llevábamos algo más de 12 horas haciendo avisos de urgencias; trece, creo recordar. Mi técnico Ché, mi conductor Paquitor, mi DUE Cuca y yo estábamos agotados y necesitábamos nutrirnos y reparar fuerzas tras el arduo trabajo de un aviso tras otro. Era una de esas ocasiones en las que Morfeo se va apoderando de tu alma lentamente, y el crepúsculo te altera el ciclo circadiano (que los Summarios ya tenemos fulminado in aeternum). El cansancio y el sueño nos hacían anhelar una cabezada breve, pero…..sonó la maldita musiquita del teléfono móvil. Ché, el técnico, le había cambiado el tono del clásico ring-ring por la melodía de Highway to Hell, de ACDC, para al menos elevarnos la adrenalina al punto deseado y cumplir con los tiempos de respuesta del centro de coordinación.
– Me cago en la p…otro dolor pecho-espalda, varón de 46 años, sin antecedentes, pero con diaforesis y vómitos.
– Espero que no sea otra diarrea, espetó Cuca.
– ¿Pero es que no vamos a cenar nunca en esta p….guardia?-dije yo- ¿Es que no habéis pedido la hora de tragar o qué?
– La he pedido, pero me ha dicho el c…. del locutor que tenía la pantalla petada de avisos y que hay que limpiar, contestó Ché.
– Hala, tirando….a ver si lo despachamos en 20 minutos y cenamos de una vez, que son las 3 de la madrugada.
Paquitor arrancó “la nave del misterio”, y salimos con los rotativos y toda la parafernalia que nos caracteriza, a salvar una vida. Tardamos 8 minutos en llegar, porque llovía bastante.
– Hala, vaya pedazo de casoplones-, dijo Paquitor.
– Por lo menos, por lo menos debe ser un futbolista-, dijo Ché.
– Me da que es un “margarito”-, dijo Cuca.
Entramos en una mansión con un jardín algo más pequeño que el Bernabéu, y nos recibieron dos maromos vestidos con trajes negros y gafas de sol (y era de noche, ojo al dato). Nos miraron de arriba abajo y nos preguntaron:
– ¿Son ustedes los ambulancieros?
– No, somos el equipo de emergencias ¿no lo ve?-, respondió Ché de malhumor.
El bigardo del traje negro levantó una ceja, pero no dijo ni mú. Movió la cabeza y nos invitó a pasar con esa chulería que te deja mosca, como si te fuera a dar una colleja en cuanto le dieras la espalda.
Tras esos primeros segundos de tensión, nos adentramos en el domicilio, muy bien amueblado y lleno de fotos de personalidades y famosos. Subimos al piso superior, cargados como mulos (para variar) y en el pasillo una bella mujer morena de unos treinta años, embutida en una bata de seda azul con estampados de dibujos chinos, nos indicó que pasáramos al dormitorio principal.
Al entrar no dábamos crédito a nuestros ojos. Tumbado en la cama, sin gomina y despeinado, y con el rostro arrugado en un gesto de dolor estaba él, en pijama y con las manos apretándose el abdomen.
– Cuéntenos, ¿qué le ocurre?, – le pregunté.

Read moreCrónicas Summarias-I: El día que me acosté con un político

Mesoterapia: Otra alternativa terapéutica

Quizás todos hemos oído hablar de la mesoterapia como técnica de medicina estética para tratar zonas localizadas de celulitis (lipodistrofia) o la mesoterapia facial, en el tratamiento de las arrugas cutáneas.  Pero la mesoterapia, sola o como coadyuvante, va mas allá y puede ser utilizada  en el tratamiento de muchas otras afecciones que aqueja el ser humano.

Antes de continuar, me gustaría hacer una aclaración. En abril de 2011, la Alta Autoridad de Salud de Francia prohibió las prácticas de lisis adipocitaria con objetivos estéticos, a excepción de la lipoaspiración. La mayoría de las Sociedades de Medicina Estética y grupos de  profesionales pusieron bajo sospecha esta decisión considerando esta situación como una lucha económica y de poderes. La única práctica de todas las lipolíticas que tiene decesos comprobados es la lipoaspiración o liposucción, como expresó el presidente de la Sociedad Argentina de Medicina Estética, Dr. Raúl Pinto. ¡Y justamente es la que no fue prohibida por el Real Decreto! Jean Luc Bachelier, vicepresidente del Sindicato Nacional de Médicos estéticos, con sede en Francia y afiliados españoles, declaró que la prohibición no estaba justificada, puesto que las complicaciones ocurrían todas en una clínica, la cual tenía otros problemas por malas prácticas.

Cuatro meses más tarde a la publicación del Real Decreto, se levantó la restricción tras investigaciones que lograron demostrar que los procedimientos estéticos y no invasivos o micro-invasivos son efectivos y pueden ser alternativas viables a las cirugías. El problema radica, más bien, en que muchas veces,  estas técnicas son aplicadas por personal no capacitado, en locales no acondicionados, sin seguir estrictamente las normas de asepsia y sin conocer exactamente la farmacología y limitaciones del fármaco empleado.

El padre, en 1952, de la mesoterapia es el médico francés Michel Pistor.  Su nombre proviene de la capa de la piel en la que se inyectan las sustancias, que proviene del mesodermo embrionario. Su técnica es muy sencilla; consiste en microinyecciones locales, bajo la piel (entre 1 y 4 mm bajo su superficie) de múltiples gotitas de una mezcla medicamentosa, específica para cada tipo de patología, destinada al alivio, cuidado o cura de la afección a tratar. La mezcla se introduce lo más cercanamente posible al órgano a tratar o sobre la propia lesión si ésta es visible. Por ejemplo, en la alopecia se inyecta al enfermo en el cuero cabelludo; en el higroma de rodilla, alrededor del mismo y sobre la piel que lo recubre.

Podríamos citar como ventajas principales del método mesoterápico: la focalización del tratamiento que permite utilizar menor cantidad de medicamentoel fármaco se concentra en el lugar mismo donde debe actuar y, aprovechando el efecto “depósito”, permite dilatar en el tiempo nuevas administraciones del mismo; evita el paso gástrico; y, tiene bajo coste.

Read moreMesoterapia: Otra alternativa terapéutica

Nuevos enfoques de la Sofrología: el Coaching

En los últimos tiempos se ha puesto muy de moda el “coaching” como un proceso de entrenamiento personal, personalizado y confidencial que trata de cubrir el vacío existente entre lo que la persona es ahora y lo que desea ser. Sus orígenes se sitúan en el ámbito deportivo y debido a los excelentes resultados obtenidos con él, comienza a aplicarse en la empresa para entrenamiento de grandes directivos, ejecutivos y empresarios, primero, y de trabajadores pertenecientes a otros estratos laborales después. El gran éxito obtenido en los campos mencionados hizo que esta técnica se extendiera a otros. Desde 1990, en EEUU, ha ido tomando relevancia en el ámbito de lo personal para ayudar al ser humano a trazar su plan de vida y a concretarlo.  En España está en constante desarrollo con técnicas enfocadas a la mejora del bienestar personal.

La sofrología, como os adelanté en mi artículo de ayer, es la ciencia de la armonización de la consciencia humana. Por ello, en tanto en cuanto busca el equilibrio y la armonía  podemos encajarla  como una de las herramientas que puede ser utilizada por el coach para entrenar a sus clientes. Pero hay más, algunos sofrólogos, como Manel Marina, se autodefinen como “coach en armonía”, puesto que con el método sofrológico trata de ayudar a conseguir la tan ansiada armonía de vivir.

La sofrología  no hace como otras escuelas o terapias que parten de la reflexión y el pensamiento sino que toma como punto de partida lo concreto y material (el cuerpo y sus sensaciones) y va elevando a la persona a lo psíquico y espiritual, siguiendo sus tres principios básicos que son: principio del esquema corporal, haciendo consciente al ser de su realidad física (sensaciones, posición, equilibrio); el principio de realidad objetiva y pensamientos positivos, que nos permite tomar conciencia de nuestra propia conciencia, aproximándonos a nuestro mundo interno, con experiencias que presentan aspectos positivos, negativos y neutros (no solo negativos); y el principio de acción positiva que establece que el destino no existe, somos lo que pensamos y lo que creemos que podemos ser y llegar a ser. Este principio nos llevará a ir desarrollando una actitud positiva que nos permitirá enfrentar problemas y hallar soluciones.

Las técnicas de relajación (o de tensión-relajación, en la Relajación Dinámica de Caycedo) tienen como objetivo conseguir una situación de relajación muscular similar al de la hipnosis, pero con un estado de alerta mental que escucha las diferentes sensaciones de nuestro cuerpo y en todo momento, es la propia persona la que dirige el proceso.

El objetivo del entrenamiento sofrológico es potenciar lo positivo a través de sensaciones y percepciones corporales agradables, con pensamientos dinámicos buscando sentimientos de equilibrio interior, paz y armonía.

Sofrología: hacia la búsqueda del yo

Etimológicamente la palabra Sofrología significa estudio de la consciencia en equilibrio. Las raíces de este término son griegas: “sos”: serenidad o armonía; “phron”: cerebro o mente; “logos” o “logia”: ciencia.

La Sofrología considera  la consciencia como la energía que integra las estructuras psíquicas y físicas del ser humano, considerando éste como un ente indivisible, original y trascendente.

El padre de la sofrología es el neuropsiquiatra colombiano Dr. Alfonso Caycedo, quien en 1960, en calidad de médico interno del hospital Provincial de Madrid, bajo la dirección del profesor López-Ibor, crea esta ciencia. Su objetivo es ofrecer un tratamiento alternativo al enfermo mental que no fuera el electroshock o el coma inducido con insulina.

En 1963 conoce en Suiza al Profesor Binswanger quien introdujo la fenomenología como método de investigación en psiquiatría. Se dio cuenta de que la psicopatología tradicional estaba viciada por el naturalismo y el método fenomenológico le permitía aproximarse a la realidad del paciente, manteniéndola viva e inmediata.

En 1964 viaja durante dos años a la India donde conoce formas de meditación que producen modificaciones en los estados de consciencia. Allí visita los más importantes ashrams (lugares de meditación  y enseñanza hinduista, tanto religiosa como cultural, en el que los alumnos conviven bajo el mismo techo que sus maestros).

Las raíces de la Sofrología las encontramos, pues, en el budismo, Raja-Yoga y zen japonés. Y sus bases filosóficas en la fenomenología trascendental.

En muchas ocasiones se confunde Sofrología con relajación, pero la sofrología va más allá. Si bien utiliza técnicas de distensión y relajación como método de control del stress, también realiza un entrenamiento mental que tiene como meta conseguir autoconfianza,  autoconocimiento y autocrítica y enseña a vivir y a disfrutar del momento presente, del aquí y del ahora, sin refugiarse en el pasado o en la mera proyección hacia el futuro y en última instancia, enseña a la persona a ser feliz desde su propia realidad.

Estimula el hemisferio derecho del cerebro elevando así el nivel de creatividad e intuición. En la educación occidental se tiende a descompensar el equilibrio entre los dos hemisferios, dando más predominio a la parte izquierda. El entrenamiento sofrológico trata de armonizar las funciones de ambos.

También tiende a equiparase con la hipnosis. Sin embargo, la sofrología establece un estado mental sin disociación. El individuo controla en todo momento el proceso y toma consciencia del mismo.

Read moreSofrología: hacia la búsqueda del yo

Spectracef, Prospecto 5ª Parte

Podéis leer Spectracef, Prospecto pinchando aquí.

Podéis leer la segunda parte aquí.

Podéis leer la tercera parte aquí.

Podéis leer la cuarta parte aquí.

 5. CONSERVACIÓN DE SPECTRACEF 200 mg comprimidos recubiertos con película

Mantener fuera del alcance y de la vista de los niños. Conservar en el envase original.
No conservar a temperatura superior a 30°C.
No utilice SPECTRACEF después de la fecha de caducidad que aparece en el envase. La fecha de caducidad es el último día del mes que se indica.

Los medicamentos no se deben tirar por los desagües ni a la basura. Deposite los envases y los medicamentos que no necesita en el Punto SIGRE de la farmacia. En caso de duda pregunte a su farmacéutico cómo deshacerse de los envases y de los medicamentos que no necesita. De esta forma, ayudará a proteger el medio ambiente.

 6. INFORMACIÓN ADICIONAL

Composición de SPECTRACEF 200 mg comprimidos recubiertos con película

– El principio activo es cefditoren. Cada comprimido contiene 200 mg de cefditoren (como cefditoren pivoxilo).
– Los demás componentes son:

núcleo: caseinato de sodio, croscarmelosa de sodio, manitol E421, tripolifosfato de sodio y estearato de magnesio.

cubierta: opadry Y-1-7000 (hipromelosa, dióxido de titanio E171, macrogol 400) y cera carnauba.

tinta de impresión Opacode S-1-20986 azul: goma de barniz, laca azul brillante, dióxido de titanio E171, propilenglicol y solución concentrada de amoníaco.

Aspecto del producto y contenido del envase

SPECTRACEF 200 mg se presenta en forma de comprimidos recubiertos con película. Cada envase contiene 16 ó 20 comprimidos.
Puede que solamente estén comercializados algunos tamaños de envases.

Read moreSpectracef, Prospecto 5ª Parte

Spectracef, Prospecto 4ª Parte

Podéis leer Spectracef, Prospecto pinchando aquí.

Podéis leer la segunda parte aquí.

Podéis leer la tercera parte aquí.

Si toma más SPECTRACEF del que debiera

Si ha tomado más SPECTRACEF del recomendado, consulte inmediatamente a su médico o farmacéutico, o llame al Servicio de Información Toxicológica, teléfono 91 562 04 20 indicando el medicamento y la cantidad utilizada. Se recomienda llevar el envase y prospecto del medicamento al profesional sanitario.

Si olvidó tomar SPECTRACEF

En caso de que haya olvidado una dosis, tome otra tan pronto como sea posible y continúe con el horario habitual. No tome una dosis doble para compensar las dosis olvidadas.

Si interrumpe el tratamiento con SPECTRACEF

No suspenda el tratamiento antes de la duración indicada por su médico ya que existe riesgo de recaída de la enfermedad.

4. POSIBLES EFECTOS ADVERSOS

Al igual que todos los medicamentos, SPECTRACEF puede producir efectos adversos, aunque no todas las personas los sufran. Pueden presentarse efectos adversos principalmente de tipo gastrointestinal.
Muy frecuente (más de 1 por cada 10 pacientes):
– diarrea.
Frecuentes (1 a 10 por cada 100 pacientes):
– dolor de cabeza, náuseas, dolor abdominal, sensación de indigestión e infección vaginal.
Poco frecuentes (1 a 10 por cada 1.000 pacientes):

Read moreSpectracef, Prospecto 4ª Parte