Los trabajadores de la EMT aprenderán a reaccionar ante casos de emergencia cardiaca

Los más de 6.400 trabajadores de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) de Madrid tendrán la ocasión de aprender cómo deben reaccionar ante un caso de emergencia cardiaca gracias a unos cursos gratuitos y voluntarios que ofrecerán profesionales de Samur-Protección Civil.

El objetivo, según el delegado de Seguridad y Movilidad de la capital, Pedro Calvo, es “lograr que los conductores y empleados de la EMT estén preparados ante una emergencia médica a bordo de un autobús urbano”.

Para ello, se han diseñado tres programas. El Programa Básico de Alertante, dirigido a los conductores para que adquieran los conocimientos básicos y necesarios para reconocer una situación de emergencia sanitaria. Así, los conductores que deseen participar aprenderán a realizar una alerta precoz al Samur y obtendrán las aptitudes para realizar una serie de maniobras sencillas ante un paro cardíaco o una obstrucción de las vías aéreas.

En total, este programa se imparte en tres horas, y habrá dos turnos: uno en mayo para los 210 conductores de nuevo ingreso (13.650 horas en total) y otro en junio para los 5.753 conductores de plantilla (17.259 horas en total). En los últimos seis años, en la capital ya se han formado más de 40.000 personas como ‘primeros alertantes’.

Por su parte, el programa Primer Respondiente-Curso de Reanimación Cardiopulmonar Básica y Manejo de Desfibriladores Semiautomáticos (DESA) está dirigido al personal que está en contacto con los ciudadanos y que tiene acceso a los 22 desfibriladores con los que cuenta la EMT en sus oficinas, cocheras y los vehículos de los inspectores.

Estos empleados aprenderán a realizar la reanimación cardiovascular básica en adultos, niños y lactantes, así como a utilizar “con seguridad” un Desfibrilador Externo Automático, que indica a un no experto cómo reanimar a una persona con parada cardiaca (el 80 por ciento de las mismas es susceptible de ser recuperada con uno de estos aparatos).

Además, también se les enseñarán las medidas sanitarias y de seguridad básicas en los primeros momentos de asistencia a un paciente con esta patología. En total, el curso dura diez horas y en él participarán 463 trabajadores, entre los adscritos al Servicio de Atención Móvil al Cliente (SAM), el Servicio de Apoyo al Control de Estacionamiento (SACE) y los inspectores de calle. En los últimos seis años, más de 15.000 madrileños se han convertido ya en ‘primeros respondientes’.

MÁS MEDIOS INTERNOS

Finalmente, está el programa Soporte Vital Básico para Equipos de Salud (SEMES-AHA), dirigido a que los médicos y enfermeros de la EMT adscritos a la División de Prevención de Riesgos Laborales sepan la formación que reciben el resto de sus compañeros. Este curso dura doce horas y está acreditado por la Sociedad Española de Medicina de Emergencias y la Asociación Americana del Corazón.

Todos los cursos están impartidos por profesionales de Samur-Protección Civil, que realizan este cometido de forma gratuita. Por ello, el propio Calvo les hizo entrega hoy de un diploma en reconocimiento de su importante labor.

Junto a estos cursos, el Ayuntamiento también dotará a las unidades móviles e instalaciones de la EMT de desfibriladores. Por otra parte, la EMT participará en las Jornadas Municipales sobre Catástrofes, y también donará dos vehículos a Samur-Protección Civil para el transporte interno de personal sanitario en los casos donde es necesario realizar un amplio despliegue.

UN CENTENAR DE AVISOS

Y es que según los datos del Consistorio, el año pasado la EMT transmitió un total de 96 alertas por patologías cardiovasculares, y en el primer trimestre de 2010 la cifra alcanzó los 29 casos, lo que a juicio de los responsables municipales justifica la importancia de estos cursos, ya que el conductor de la EMT puede ser el primero en atender una de estas situaciones, “incrementando no sólo las posibilidades de supervivencia, sino también reduciendo las posibles secuelas”, destacó el concejal.

Y es que, según la Asociación Americana del Corazón, “el factor más importante que determina la supervivencia de una víctima de paro cardíaco es la presencia de un reanimador entrenado, que esté listo y dispuesto, que sea capaz y esté equipado para actuar”.

En total, la Empresa Municipal de Transportes de la capital transmitió 1.425 avisos a Samur-Protección Civil a lo largo del pasado ejercicio, es decir, casi cuatro diarias, lo que supuso el 1,04 por ciento de todas las fuentes de avisos de emergencia que recibió el Samur.

De hecho, de las 136.000 alertas que este cuerpo tiene de media cada año el 64 por ciento llegaron de los avisos del 112, seguido por los avisos que hacen los servicios de emergencia como Policía Municipal, Policía Nacional o Bomberos.

Por detrás se sitúan las alertas desde medios de transporte, que supusieron el 4 por ciento del total en el caso de Metro, el 1,24 por ciento en el caso de la Renfe y el 1,21 por ciento en el caso de la EMT, que diariamente transporta a más de 1,6 millones de personas.
Fuente