CSI-CSIF también ve peligrar la paga de los funcionarios