Un joven les rompe una pierna y una mano a dos técnicos de ambulancia

El agresor, que se dio a la fuga, atropelló a los dos trabajadores del 112 cuando acudían a una urgencia

Dos técnicos, el conductor y su acompañante, de una ambulancia de la Gerencia de Emergencias de Sacyl fueron agredidos la tarde del sábado en la avenida de Burgos cuando acudían a atender un aviso. Una de víctimas tiene la pierna izquierda rota, el menisco y los tendones, y está pendiente de intervención quirúrgica, y el otro tiene la mano derecha también fracturada. Ambos están de baja laboral y han presentado denuncia ante la Policía Nacional, aunque el presunto agresor se dio la fuga.

Los hechos tuvieron lugar hacia las 18.00 horas del sábado, cuando el soporte vital básico de La Victoria acudía a atender una urgencia en la calle Marte. Durante el tránsito hacia dicha dirección, la ambulancia circulaba sin sirena «porque lo considerábamos innecesario», relata el conductor. Fue entonces cuando observaron que el vehículo que circulaba delante de ellos, siempre según los denunciantes, intentaba girar a la izquierda por una entrada prohibida al estar esta vía en obras. El conductor de la ambulancia le indicó que era una dirección prohibida al tráfico y que por ahí no podía circular. La respuesta fue inmediata y el joven que conducía el turismo, un Ford Fiesta blanco, según la denuncia, profirió varios insultos contra los técnicos de la ambulancia. «Me callé y seguí nuestro camino por el carril de aceleración de la avenida de Burgos hasta llegar a la altura de la calle Manantial, donde hay una empresa de cerámicas. Fue entonces cuando con su coche nos cerró el paso tras hacer un giro indebido y nos impidió seguir circulando», relata el conductor .

Se bajó del vehículo. «Era joven, de unos veinte años, muy alto y de mucho peso, muy corpulento», describe una de las víctimas. «Me acordé de la linterna que tenemos y la cogí para amedrentarlo y así salimos de la ambulancia, él interpretó que era una porra y empezó a gritarnos que la dejara, que con las manos, como los hombres», añade el técnico. Fue entonces cuando el joven, siempre según los denunciantes, volvió a su vehículo: «Me atropelló, pillándome la pierna y, en las maniobras de escapada, además de dar a un coche con el espejo retrovisor, que se rompió, lesionó la mano de mi compañero».
Doble denuncia
La Policía Nacional «no tardó nada en llegar porque la habíamos llamado en un semáforo antes de pararnos porque ya veíamos que todo iba mal, pero ya se había dado a la fuga y no pudieron detenerlo en ese momento», añade la víctima. No obstante, hubo varios testigos presenciales que incluso tomaron detalle de la matrícula. Las dos víctimas presentaron denuncia de los hechos, aunque se encontraron con la sorpresa de que el presunto agresor había hecho lo propio diciendo que «había dos locos del 112 que le habían dado patadas al espejo, que no sabía dónde estaban». Los dos técnicos, tras haber dado aviso al 112 también para que enviaran a la llamada asistencial a otro equipo, fueron trasladados al Río Hortega donde descubrieron el alcance de sus lesiones. El conductor, que tiene una férula de escayola, tendrá que ser intervenido quirúrgicamente de la rotura de menisco.

http://www.nortecastilla.es/v/20100426/valladolid/joven-rompe-pierna-mano-20100426.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba