UGT subraya que muchos empleados públicos son mileuristas y temporales