neonatología

Cuando mejor estás… Mis últimos días en Neonatología

Twittear

¡¡Muy buenas!!

Me dejo caer por aquí para contar, que ya tocaba, un poco de mis últimas vivencias en las prácticas.

Va a hacer ya un mes que estoy todas las mañanas en la planta de Neonatología o Prematuros, como se llamaba antes en el Hospital Materno Infantil de Badajoz. Solamente me quedan 3 días y, como suele pasar, cuando mejor estás es cuando te tienes que ir…

La primera semana de noviembre cambio de servicio y me voy a Paritorio/Reanimación… Al cual le tengo un poco de respeto… pero bueno, ya habrá oportunidad de hablar de eso.

Es una lástima pero mis días entre chupetes, biberones, pañales y llantos están llegando a su fin. Qué puedo decir… Los bebés me encantan, me gusta cuidarlos y disfruto mucho con “casi” todo lo que hago con ellos. Está claro que pincharles y demás perrerías no le gustan a nadie, pero también supongo que como profesional te acostumbras un poco a oírlos llorar… A mi es que se me rompe el alma, de verdad. Pobrecitos. Por suerte suelen cansarse relativamente rápido.

Al principio de las prácticas me parecía una planta muy tranquila, muy liviana, con poco trabajo, pero ahora que ya voy haciendo más cosas, me doy cuenta de que no es así en absoluto. Supongo que por mucha pena que te de, como enfermera, aunque esté de prácticas tengo que aprender a hacer de todo. Al principio como nadie me ofrecía pinchar una gasometría, tampoco yo lo pedía, puesto que no me hacía ninguna ilusión. Pero ahora que ya he aprendido me alegro, porque no es tan fácil como parece y porque es algo que hay que saber hacer correctamente.

En fin, me muero de sueño, a pesar de que han cambiado la hora creo que soy una marmota porque duermo y duermo y sigo teniendo sueño. Espero encontrar algún momento de la semana para poder echar un ratito aquí, lo echo de menos.

¡Feliz semana! =)

P.D.: añado esta foto porque me gusta mucho, porque estoy súper feliz; pero teniendo en cuenta que no se reconoce al bebé y que además ya no se encuentra ingresado en la planta.

Cuando mejor estás… Mis últimos días en Neonatología

Twittear

¡¡Muy buenas!!

Me dejo caer por aquí para contar, que ya tocaba, un poco de mis últimas vivencias en las prácticas.

Va a hacer ya un mes que estoy todas las mañanas en la planta de Neonatología o Prematuros, como se llamaba antes en el Hospital Materno Infantil de Badajoz. Solamente me quedan 3 días y, como suele pasar, cuando mejor estás es cuando te tienes que ir…

La primera semana de noviembre cambio de servicio y me voy a Paritorio/Reanimación… Al cual le tengo un poco de respeto… pero bueno, ya habrá oportunidad de hablar de eso.

Es una lástima pero mis días entre chupetes, biberones, pañales y llantos están llegando a su fin. Qué puedo decir… Los bebés me encantan, me gusta cuidarlos y disfruto mucho con “casi” todo lo que hago con ellos. Está claro que pincharles y demás perrerías no le gustan a nadie, pero también supongo que como profesional te acostumbras un poco a oírlos llorar… A mi es que se me rompe el alma, de verdad. Pobrecitos. Por suerte suelen cansarse relativamente rápido.

Al principio de las prácticas me parecía una planta muy tranquila, muy liviana, con poco trabajo, pero ahora que ya voy haciendo más cosas, me doy cuenta de que no es así en absoluto. Supongo que por mucha pena que te de, como enfermera, aunque esté de prácticas tengo que aprender a hacer de todo. Al principio como nadie me ofrecía pinchar una gasometría, tampoco yo lo pedía, puesto que no me hacía ninguna ilusión. Pero ahora que ya he aprendido me alegro, porque no es tan fácil como parece y porque es algo que hay que saber hacer correctamente.

En fin, me muero de sueño, a pesar de que han cambiado la hora creo que soy una marmota porque duermo y duermo y sigo teniendo sueño. Espero encontrar algún momento de la semana para poder echar un ratito aquí, lo echo de menos.

¡Feliz semana! =)

P.D.: añado esta foto porque me gusta mucho, porque estoy súper feliz; pero teniendo en cuenta que no se reconoce al bebé y que además ya no se encuentra ingresado en la planta.

Cuando mejor estás… Mis últimos días en Neonatología

Twittear

¡¡Muy buenas!!

Me dejo caer por aquí para contar, que ya tocaba, un poco de mis últimas vivencias en las prácticas.

Va a hacer ya un mes que estoy todas las mañanas en la planta de Neonatología o Prematuros, como se llamaba antes en el Hospital Materno Infantil de Badajoz. Solamente me quedan 3 días y, como suele pasar, cuando mejor estás es cuando te tienes que ir…

La primera semana de noviembre cambio de servicio y me voy a Paritorio/Reanimación… Al cual le tengo un poco de respeto… pero bueno, ya habrá oportunidad de hablar de eso.

Es una lástima pero mis días entre chupetes, biberones, pañales y llantos están llegando a su fin. Qué puedo decir… Los bebés me encantan, me gusta cuidarlos y disfruto mucho con “casi” todo lo que hago con ellos. Está claro que pincharles y demás perrerías no le gustan a nadie, pero también supongo que como profesional te acostumbras un poco a oírlos llorar… A mi es que se me rompe el alma, de verdad. Pobrecitos. Por suerte suelen cansarse relativamente rápido.

Al principio de las prácticas me parecía una planta muy tranquila, muy liviana, con poco trabajo, pero ahora que ya voy haciendo más cosas, me doy cuenta de que no es así en absoluto. Supongo que por mucha pena que te de, como enfermera, aunque esté de prácticas tengo que aprender a hacer de todo. Al principio como nadie me ofrecía pinchar una gasometría, tampoco yo lo pedía, puesto que no me hacía ninguna ilusión. Pero ahora que ya he aprendido me alegro, porque no es tan fácil como parece y porque es algo que hay que saber hacer correctamente.

En fin, me muero de sueño, a pesar de que han cambiado la hora creo que soy una marmota porque duermo y duermo y sigo teniendo sueño. Espero encontrar algún momento de la semana para poder echar un ratito aquí, lo echo de menos.

¡Feliz semana! =)

P.D.: añado esta foto porque me gusta mucho, porque estoy súper feliz; pero teniendo en cuenta que no se reconoce al bebé y que además ya no se encuentra ingresado en la planta.