Lo que necesitas saber para la Recuperación Postparto

Recuperación Postparto

Ya ha llegado el gran momento. Tu bebé y tu estáis en casa y ahora toca disfrutar juntos, explorar la vida y aprender todo lo que queda por descubrir…

Pero el camino hasta aquí ha sido muy duro. Tu cuerpo se resiente y crees que nada volverá a ser igual. No te preocupes. El organismo suele tardar unos tres meses en volver a la normalidad, aunque cada cuerpo es un mundo.

Es por esto que, después del parto, te sientes dolorida, cansada, fuera de lugar… Pero es totalmente normal, la mejoría es gradual. En este artículo voy a darte algunos consejos para que te recuperes lo antes posible. Siempre es interesante consultar blog maternidad, donde podemos encontrar información detallada sobre cada fase y mucho más.

La recuperación posparto

Después del parto la mujer tiene que readaptarse. Han sido muchos cambios en muy pocas Madres se informan para volver a la normalidad. El embarazo ha alterado el organismo por completo porque el bebé necesitaba desarrollarse. Tras el parto el cuerpo tiene que recuperarse y esto incluye diferentes aspectos:

  1. El restablecimiento del equilibrio hormonal.
  2. El retorno a su tamaño normal de músculos abdominales y útero.
  3. Readaptación del sistema circulatorio.
  4. La vuelta del deseo sexual.

Todo el cuerpo necesita readaptarse: la piel, el metabolismo, la vejiga y el tracto intestinal, los pechos, la matriz y el canal del parto. Este proceso varía en función de la mujer, pero es algo gradual y que lleva su tiempo, por norma General unos meses. Cabe destacar la eliminación de estrías y otros aspectos estéticos, y la recuperación de la forma física.

Formas de recuperación posparto

  • Contracciones posparto: pueden causar dolor en determinados momentos. Los entuertos, como también se les conoce, se ocasionan al contraerse el útero para recuperar su tamaño habitual evitando importantes hemorragias. Aunque el útero puede tardar más tiempo en recuperar su tamaño habitual, estas molestias suelen presentarse entre tres y cuatro días después del parto.
  • Hemorragias vaginales: es normal sufrir pérdidas más abundantes que en la menstruación y acompañadas de coágulos después del parto. Estas hemorragias, también conocidas como loquios, se producen por el desprendimiento de los restos finales de la placenta. Suelen durar unos 40 días.
  • Canal del parto: es habitual sufrir molestias e, incluso, algunos dolores en los días posteriores al parto, tras ser esforzado realizado por los músculos de este canal.
  • Cicatrices: la cesárea o la episotomía ocasionan cicatrices que duelen, limitan la movilidad y molestan hasta diez días después del parto.
  • Cansancio: después del parto y durante algunos días puede persistir una sensación de cansancio ocasionada por la atención al bebé, que te quitará horas de sueño, y por el trabajo del parto.
  • Dificultad para orinar: poco a poco la vejiga recuperará su tamaño original y su forma. Pudiera ser que haya sufrido por la anestesia o porque se haya producido algún tipo de trauma durante el parto. No obstante, es importante vaciar la vejiga en las primeras ocho horas después del parto, para evitar complicaciones posteriores. Debes de Berlín cantidad abundante para aumentar la motilidad de tu vejiga.

Como puedes ver, la recuperación posparto lleva su tiempo y es un proceso gradual. Te recomendamos la gimnasia pélvica para evitar problemas de incontinencia urinaria y poder recuperar el tono muscular.

Ahora tienes que centrarte en disfrutar de tu bebé, pero, sin perder de vista, tú recuperación para estar en plena forma en su crecimiento. Siempre es interesante

Las clínicas de fertilidad ganan a la crisis

En escasos sectores la crisis no ha hecho mella. Uno de ellos es el de las clínicas de Fertilidad, a pesar de que los pacientes tengan que pagar de su bolsillo tratamientos que oscilan entre 1.000 y 5.000 euros. Y es que el retraso en la maternidad está provocando que cada vez se recurra más al médico para buscar una ayuda. Hoy en día, del 15% de las parejas estériles que hay en España, el Equipo IVI ofrece solución a su problema al 90%.

El pasado año, el mercado de las clínicas privadas de reproducción asistida en España creció un 10%, según datos de la consultora DBK, especializada en la medición de sectores. El valor de los tratamientos alcanzó los 460 millones de euros, incluyendo los realizados en los hospitales públicos. El Grupo IVI, con 23 clínicas en 7 países (15 en España), ha realizado 31.529 tratamientos de reproducción asistida en 2012 con las técnicas más innovadoras (vitrificación, congelación de embriones y Diagnóstico Genético Preimplantacional), “ser un centro de referencia internacional y un cambio de comportamiento de los pacientes que ahora vienen a IVI como primera opción apostando por las elevadas tasas de éxito del Grupo nos ha permitido crecer a pesar de la crisis”, explica el director médico del Grupo IVI, Antonio Requena.

Pero es la sanidad privada la que realiza la mayoría de estas terapias. El 71,8% de la actividad se realizó en clínicas especializadas; el 17,8%, en hospitales públicos, y el 10,4% restante, en otros centros privados generalistas. También aumenta cada vez más la edad de ser madre, de hecho, de los 35 años con que las pacientes acudían a las clínicas IVI en 2002 hemos pasado a los 38 años en 2012. “La reproducción asistida es un reflejo de la sociedad, las mujeres posponen la edad de ser madre hasta ver cumplidos sus objetivos profesionales y personales”, apunta el Dr. Requena.

La consultora prevé que en los próximos dos años el negocio de estos centros especializados siga creciendo a un ritmo del 9%. «A pesar de la negativa coyuntura económica, el aumento de la demanda potencial, la legislación nacional favorable y el desarrollo de técnicas dirigidas a mejorar los resultados de los tratamientos posibilitarán a medio plazo la prolongación de la tendencia al alza del mercado, lo que fomentará la entrada al sector de nuevos operadores», señalan desde DBK. De hecho, el número de clínicas alcanzó un nuevo récord, con 152 centros especializados repartidos por todo el país. En 2012, se hicieron en IVI 5.886 ciclos con ovodonación, frente a los 5.490 de 2011.

«Crecemos pero a un ritmo algo menor que los niveles previos anteriores a la crisis. Aunque nuestra previsión es seguir creciendo», explica Antonio Requena, director médico del grupo IVI. Las razones para que el negocio siga creciendo son varias. «A diferencia de otros tratamientos en centros privados, como la oftalmología o la estética, la reproducción asistida tiene un límite en la edad para retrasar la decisión de ser madre», apunta este experto. «Además, las listas de espera en la sanidad pública han aumentado y llegan hasta tres años porque los recursos disminuyen. Pero no todo el mundo puede esperar», añade Requena.

Read moreLas clínicas de fertilidad ganan a la crisis

Cuando mejor estás… Mis últimos días en Neonatología



¡¡Muy buenas!!

Me dejo caer por aquí para contar, que ya tocaba, un poco de mis últimas vivencias en las prácticas.

Va a hacer ya un mes que estoy todas las mañanas en la planta de Neonatología o Prematuros, como se llamaba antes en el Hospital Materno Infantil de Badajoz. Solamente me quedan 3 días y, como suele pasar, cuando mejor estás es cuando te tienes que ir...

La primera semana de noviembre cambio de servicio y me voy a Paritorio/Reanimación... Al cual le tengo un poco de respeto... pero bueno, ya habrá oportunidad de hablar de eso.

Es una lástima pero mis días entre chupetes, biberones, pañales y llantos están llegando a su fin. Qué puedo decir... Los bebés me encantan, me gusta cuidarlos y disfruto mucho con "casi" todo lo que hago con ellos. Está claro que pincharles y demás perrerías no le gustan a nadie, pero también supongo que como profesional te acostumbras un poco a oírlos llorar... A mi es que se me rompe el alma, de verdad. Pobrecitos. Por suerte suelen cansarse relativamente rápido.

Al principio de las prácticas me parecía una planta muy tranquila, muy liviana, con poco trabajo, pero ahora que ya voy haciendo más cosas, me doy cuenta de que no es así en absoluto. Supongo que por mucha pena que te de, como enfermera, aunque esté de prácticas tengo que aprender a hacer de todo. Al principio como nadie me ofrecía pinchar una gasometría, tampoco yo lo pedía, puesto que no me hacía ninguna ilusión. Pero ahora que ya he aprendido me alegro, porque no es tan fácil como parece y porque es algo que hay que saber hacer correctamente.

En fin, me muero de sueño, a pesar de que han cambiado la hora creo que soy una marmota porque duermo y duermo y sigo teniendo sueño. Espero encontrar algún momento de la semana para poder echar un ratito aquí, lo echo de menos.

¡Feliz semana! =)



P.D.: añado esta foto porque me gusta mucho, porque estoy súper feliz; pero teniendo en cuenta que no se reconoce al bebé y que además ya no se encuentra ingresado en la planta.

Cuando mejor estás… Mis últimos días en Neonatología



¡¡Muy buenas!!

Me dejo caer por aquí para contar, que ya tocaba, un poco de mis últimas vivencias en las prácticas.

Va a hacer ya un mes que estoy todas las mañanas en la planta de Neonatología o Prematuros, como se llamaba antes en el Hospital Materno Infantil de Badajoz. Solamente me quedan 3 días y, como suele pasar, cuando mejor estás es cuando te tienes que ir...

La primera semana de noviembre cambio de servicio y me voy a Paritorio/Reanimación... Al cual le tengo un poco de respeto... pero bueno, ya habrá oportunidad de hablar de eso.

Es una lástima pero mis días entre chupetes, biberones, pañales y llantos están llegando a su fin. Qué puedo decir... Los bebés me encantan, me gusta cuidarlos y disfruto mucho con "casi" todo lo que hago con ellos. Está claro que pincharles y demás perrerías no le gustan a nadie, pero también supongo que como profesional te acostumbras un poco a oírlos llorar... A mi es que se me rompe el alma, de verdad. Pobrecitos. Por suerte suelen cansarse relativamente rápido.

Al principio de las prácticas me parecía una planta muy tranquila, muy liviana, con poco trabajo, pero ahora que ya voy haciendo más cosas, me doy cuenta de que no es así en absoluto. Supongo que por mucha pena que te de, como enfermera, aunque esté de prácticas tengo que aprender a hacer de todo. Al principio como nadie me ofrecía pinchar una gasometría, tampoco yo lo pedía, puesto que no me hacía ninguna ilusión. Pero ahora que ya he aprendido me alegro, porque no es tan fácil como parece y porque es algo que hay que saber hacer correctamente.

En fin, me muero de sueño, a pesar de que han cambiado la hora creo que soy una marmota porque duermo y duermo y sigo teniendo sueño. Espero encontrar algún momento de la semana para poder echar un ratito aquí, lo echo de menos.

¡Feliz semana! =)



P.D.: añado esta foto porque me gusta mucho, porque estoy súper feliz; pero teniendo en cuenta que no se reconoce al bebé y que además ya no se encuentra ingresado en la planta.

Cuando mejor estás… Mis últimos días en Neonatología



¡¡Muy buenas!!

Me dejo caer por aquí para contar, que ya tocaba, un poco de mis últimas vivencias en las prácticas.

Va a hacer ya un mes que estoy todas las mañanas en la planta de Neonatología o Prematuros, como se llamaba antes en el Hospital Materno Infantil de Badajoz. Solamente me quedan 3 días y, como suele pasar, cuando mejor estás es cuando te tienes que ir...

La primera semana de noviembre cambio de servicio y me voy a Paritorio/Reanimación... Al cual le tengo un poco de respeto... pero bueno, ya habrá oportunidad de hablar de eso.

Es una lástima pero mis días entre chupetes, biberones, pañales y llantos están llegando a su fin. Qué puedo decir... Los bebés me encantan, me gusta cuidarlos y disfruto mucho con "casi" todo lo que hago con ellos. Está claro que pincharles y demás perrerías no le gustan a nadie, pero también supongo que como profesional te acostumbras un poco a oírlos llorar... A mi es que se me rompe el alma, de verdad. Pobrecitos. Por suerte suelen cansarse relativamente rápido.

Al principio de las prácticas me parecía una planta muy tranquila, muy liviana, con poco trabajo, pero ahora que ya voy haciendo más cosas, me doy cuenta de que no es así en absoluto. Supongo que por mucha pena que te de, como enfermera, aunque esté de prácticas tengo que aprender a hacer de todo. Al principio como nadie me ofrecía pinchar una gasometría, tampoco yo lo pedía, puesto que no me hacía ninguna ilusión. Pero ahora que ya he aprendido me alegro, porque no es tan fácil como parece y porque es algo que hay que saber hacer correctamente.

En fin, me muero de sueño, a pesar de que han cambiado la hora creo que soy una marmota porque duermo y duermo y sigo teniendo sueño. Espero encontrar algún momento de la semana para poder echar un ratito aquí, lo echo de menos.

¡Feliz semana! =)



P.D.: añado esta foto porque me gusta mucho, porque estoy súper feliz; pero teniendo en cuenta que no se reconoce al bebé y que además ya no se encuentra ingresado en la planta.

Cuando mejor estás… Mis últimos días en Neonatología



¡¡Muy buenas!!

Me dejo caer por aquí para contar, que ya tocaba, un poco de mis últimas vivencias en las prácticas.

Va a hacer ya un mes que estoy todas las mañanas en la planta de Neonatología o Prematuros, como se llamaba antes en el Hospital Materno Infantil de Badajoz. Solamente me quedan 3 días y, como suele pasar, cuando mejor estás es cuando te tienes que ir...

La primera semana de noviembre cambio de servicio y me voy a Paritorio/Reanimación... Al cual le tengo un poco de respeto... pero bueno, ya habrá oportunidad de hablar de eso.

Es una lástima pero mis días entre chupetes, biberones, pañales y llantos están llegando a su fin. Qué puedo decir... Los bebés me encantan, me gusta cuidarlos y disfruto mucho con "casi" todo lo que hago con ellos. Está claro que pincharles y demás perrerías no le gustan a nadie, pero también supongo que como profesional te acostumbras un poco a oírlos llorar... A mi es que se me rompe el alma, de verdad. Pobrecitos. Por suerte suelen cansarse relativamente rápido.

Al principio de las prácticas me parecía una planta muy tranquila, muy liviana, con poco trabajo, pero ahora que ya voy haciendo más cosas, me doy cuenta de que no es así en absoluto. Supongo que por mucha pena que te de, como enfermera, aunque esté de prácticas tengo que aprender a hacer de todo. Al principio como nadie me ofrecía pinchar una gasometría, tampoco yo lo pedía, puesto que no me hacía ninguna ilusión. Pero ahora que ya he aprendido me alegro, porque no es tan fácil como parece y porque es algo que hay que saber hacer correctamente.

En fin, me muero de sueño, a pesar de que han cambiado la hora creo que soy una marmota porque duermo y duermo y sigo teniendo sueño. Espero encontrar algún momento de la semana para poder echar un ratito aquí, lo echo de menos.

¡Feliz semana! =)



P.D.: añado esta foto porque me gusta mucho, porque estoy súper feliz; pero teniendo en cuenta que no se reconoce al bebé y que además ya no se encuentra ingresado en la planta.