Se confirma la eficacia del rt-PA tras un ictus