Sanidad ha contratado a 742 profesionales y ha habilitado más de 200 camas para reforzar las urgencias