Riesgo de rotura en las prótesis mamarias Poly Implant

Según la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios, esta marca de prótesis tiene un riesgo de rotura mayor de lo normal. Si las tiene implantadas, visite la clínica donde le realizaron la intervención para que comprueben su estado.

La alerta ha saltado en Francia, país al que pertenece la empresa fabricante, aunque las prótesis mamarias Poly Implant (PIP) también han sido utilizadas en España.

El problema detectado tiene que ver con la silicona empleada en su fabricación, que al parecer es distinta de la que se declaró. Como consecuencia de ello se ha observado un aumento del riesgo de rotura de la prótesis, así como casos de inflamación local.

Solicite a su clínica que le hagan un seguimiento

Las mujeres que lleven prótesis mamarias PIP (pueden comprobarlo en su informe clínico), deberán ponerse en contacto con el centro que realizó la intervención para que le haga el correspondiente seguimiento.

Por su parte, los centros y profesionales sanitarios que utilicen este tipo de prótesis deberán cesar inmediatamente su implantación.

El fabricante debe asumir los gastos

Según una encuesta realizada por la OCU, la mamoplastia de aumento es la tercera operación estética mas frecuente en nuestro país; y con un elevado porcentaje de personas satisfechas, más del 80%.

En cualquier caso, tenga en cuenta que la rotura de las prótesis de silicona, aunque infrecuente, puede producirse. En estos casos es necesario realizar una segunda intervención para retirarla y, si la paciente así lo desea, reemplazarla por otra nueva.

Desde la OCU, además de insistir en la importancia de la información al paciente, consideramos que cuando una complicación se produce a causa de una prótesis defectuosa de origen, debe ser el fabricante el que asuma todos los gastos derivados de la misma y nunca el propio paciente.

Para más información

Cirugía estética: la opinión de los pacientes

Consentimiento informado

Derechos del paciente

Fuente