LAS GUARDIAS ENVEJECEN

ATENCIÓN SUMMARIOS: LAS GUARDIAS ENVEJECEN, Y LUEGO – PARADÓJICAMENTE – con los ritmos cambiantes de los horarios viene el insomnio.  PERO…TIENE SOLUCIÓN

Un estudio realizado en el Centro del Sueño de Londres hizo una prueba, durante 5 días una reportera debía tener un descanso inferior a las horas recomendadas de sueño al día, el resultado fue muy claro, se observó un empeoramiento en la piel, incluso aparecía un tono más rojizo y áspero, los poros estaban más abiertos, las arrugas se marcaban más, aparecían los ojos hinchados y ojeras, pero no solo eso, también incrementó el apetito, la irritación, la tristeza y la ira.

Aunque conocéis perfectamente mi fármaco preferido, el DIAZEPAM, he de compartir con vosotros que existe un paso previo en el escalón de tratamiento del insomnio, y que hay productos nuevos a los que estoy dedicando horas de estudio y atención, y que receto con muy buena aceptación y muy buen resultado en mi consulta. Esto lo he «fusilado de una publicación curiosa» pero, existe un fármaco nutropático basado es estas investigaciones: la Blisstonina del laboratorio Blisscare. Os recomiendo meteros en su web y «enredar» porque yo estoy aprendiendo cosas que no conocía:   

Donde encontrarlo y cupón de descuento para todos los Summarios

Si os interesa el producto, magistral por cierto, os dejo la dirección y si un cupon de descuento usando este código “SUMMARIOS2€“:

https://www.blisscare.es/producto/blisstonina/

Si lo probáis contadnos vuestras experiencias en los comentarios. Es de alucinar.

Blisstonina

Por desgracia, muchas personas no podemos descansar las horas necesarias al día, o porque tenemos más luz durante el día, al ser periodo de vacaciones solemos irnos a la cama más tarde de lo que deberíamos, estrés, turnos de trabajo muy largos o en horarios nocturnos, etc., sin tener en cuenta la importancia de cuidar nuestro descanso como deberíamos.

Según vamos envejeciendo nuestro sueño se hace más ligero y se irrumpe con mayor facilidad. Por eso, podemos notar numerosos efectos en nuestro organismo si no descansamos correctamente:

  • Las personas que tienen turnos de trabajo en horarios diferentes, según los estudios suelen más propensos a padecer un mayor riesgo de afecciones cardiacas y diabetes.
  • La piel se regenera en las fases más profundas del sueño, si no tenemos un buen descanso podemos envejecer antes.
  • La capacidad visual empeora, ya que los vasos sanguíneos cercanos a la superficie se dilatan apareciendo rojez en los ojos y aparecen las ojeras.
  • Dificultad para concentrarnos, sensación de agotamiento, lentitud de reflejos y descoordinación, mal humor, apatía y una posible fuente de trastornos mentales relacionados con esa falta de sueño.
  • La hormona del crecimiento pese a ser adultos, nos hace regenerar nuestros tejidos de forma óptima.

Además, otro dato alarmante de la Sociedad Española de Neurología (SEN) en el que dice que entre un 10-15% de la población adulta padece insomnio crónico, eso son más de 4 millones de españoles que tienen problemas para dormir correctamente.

¿A qué podría estar debido el insomnio?

  • Alteraciones emocionales como angustia y preocupación.
  • Padecer ansiedad o depresión.
  • Dolencias físicas como dolor, picor, escozor, tirones, etc. que nos hagan desvelarnos.
  • Viajar frecuentemente (alterando constantemente el ciclo circadiano).
  • Abusar de sustancias estimulantes como el café, té, bebidas energéticas, azúcar o chocolate.
  • Factores externos como ruidos o luces.
  • Contaminación lumínica dentro del hogar como es la luz que producen las pantallas de televisor, ordenador, tablet o móviles. Esto activa las neuronas de la vigilia, y engaña al ojo por el cual entra luz y hace que nuestro cuerpo piense que ya no es de noche, esto hace que no generemos la hormona que induce al sueño.

Algunos consejos básicos nos pueden ayudar a mejorar nuestro descanso:

  • Habitación silenciosa y con temperatura agradable.
  • Alejarse de todo lo electrónico 1 hora antes de ir a dormir.
  • Descansar 8 horas o al menos el máximo posible.
  • Practicar ejercicio físico regular, aunque sea caminar o de bajo impacto.
  • Evitar los excitantes como el alcohol, café, y té, entre 4-5 horas antes de ir a la cama.
  • Cuidado con las comidas demasiado fuertes, nos pueden producir acidez y llegar a despertarnos durante la noche.

¿Pero, y si esto no sirve? ¿Hay algo que nos pueda ayudar a dormir mejor?

Claro que sí, os hablamos de una hormona llamada Melatonina, que generamos en nuestro cuerpo de forma natural, y de algunas soluciones naturales contra el insomnio. Cuando se altera el ciclo del sueño por algún motivo, dejamos de producirla y en consecuencia de dormir bien, por eso, que es muy buena opción tomar complementos alimenticios de Melatonina para ayudarnos a regular nuestro ciclo normal de sueño, ayudarnos a descansar, y a conciliar el sueño con mayor facilidad.

Para obtener un buen resultado es recomendable tomar la Melatonina una hora antes de acostarnos. Si tienes problemas de sueño, la Melatonina es tu mejor aliada.

Donde encontrarlo y cupón de descuento para todos los Summarios

Si os interesa el producto, magistral por cierto, os dejo la dirección y si un cupon de descuento usando este código “SUMMARIOS2€“:

https://www.blisscare.es/producto/blisstonina/

Si lo probáis contadnos vuestras experiencias en los comentarios. Es de alucinar.

BLISSTONINA: La hormona que te ayuda a dormir

Buenos días, summarios:

Espero que hayáis dormido bien los que no trabajasteis anoche, y….que los que salís de guardia, durmáis mejor. Os recomiendo leer esto. Ya sabéis que me ha dado por la NUTROPATÍA como escalón previo a la farmacología convencional. Ahí va algo de información interesante:

La hormona que te ayuda a dormir

Para redondear la fórmula que le ayudará a salir del bache, a las 6 plantas y los dos aminoácidos que acabamos de ver hay que sumar el efecto de la hormona calmante por excelencia: la melatonina, también conocida como “la hormona del sueño”.

La melatonina es producida por la glándula pineal al atardecer y cumple una función fundamental en la regulación de nuestro reloj biológico, al ser responsable del conjunto del ciclo vigilia-sueño.

Su presencia en la fórmula de Bienestar Serenidad es realmente significativa, ya que los investigadores han observado que las personas que sufren ciertos problemas de salud, incluyendo los bajones anímicos y la depresión leve, presentan tasas de melatonina inferiores a la media.

La melatonina se recomienda, por tanto:

  • Para mejorar la calidad del sueño. En efecto, el conjunto de síntesis y análisis publicados desde 2001 muestra que ésta influye directamente sobre el tiempo necesario para dormirse (denominado latencia). (17)
  • Para reducir ciertos trastornos psicológicos relacionados con el estrés, como la depresión, la ansiedad y la agitación. Según un estudio, el estrés es un factor importante que contribuye a la depresión, lo que hace sumamente importante resincronizar los ritmos circadianos para un tratamiento eficaz de la misma. Este estudio puso de relieve la capacidad de la melatonina para regular estos ritmos y su potencial como antidepresivo. (18) (19)
  • Para tratar el síndrome de retardo de fase del sueño, una afección que forma parte de los trastornos de los ritmos circadianos. (20)
  • Para ayudar a paliar la abstinencia en personas que consumen somníferos de tipo benzodiazepinas. (21)
  • Para reducir los dolores crónicos en personas que sufren migraña, síndrome del intestino irritable o fibromialgia.

Donde encontrarlo y cupón de descuento para todos los Summarios

Si os interesa el producto, magistral por cierto, os dejo la dirección y si un cupon de descuento usando este código «SUMMARIOS2€«:

https://www.blisscare.es/producto/blisstonina/

Si lo probáis contadnos vuestras experiencias en los comentarios. Es de alucinar.

LOS CUATRO COMPONENTES DEL BLISSCOLÁGENO (6)

Todo esto sí es cierto que me lo comentan los pacientes con artrosis y artritis a los que trato. Tened en cuanta que trato de hacer un tratamiento escalonado para retrasar en la medida de lo posible el tratamiento con CORTICOIDES aunque sea a dosis muy bajas, por sus efectos secundarios, que es lo que hacemos en Reumatología. Se trata de hacer una terapia desde lo menos agresivo a lo más agresivo o inevitable:

El MSM reduce hasta en un 82 % los dolores artrósicos

La acción de la glucosamina y la condroitina se ve reforzada por el metilsulfonilmetano (MSM), una sustancia activa natural presente en cantidades ínfimas en determinados alimentos (huevo, leche, cebolla) y que refuerza la producción espontánea de sulfato de condroitina, sulfato de glucosamina y ácido hialurónico, las sustancias que confieren elasticidad a las articulaciones.

Gracias al azufre que contiene, el MSM contribuye a mantener en buen estado los tejidos conjuntivos (tendones, dermis profunda, colágeno y cartílago, entre otros). El azufre es esencial para la acción del glutatión, un neutralizador de radicales libres muy potente, necesario para la formación y la restauración de la matriz celular del cartílago.

Un estudio doble ciego ha mostrado una reducción del 82 % del dolor en pacientes artrósicos tras un tratamiento de seis semanas y otro estudio publicado en 2011 demuestra el efecto del MSM en pacientes con artrosis.

La glucosamina, la condroitina y el MSM actúan en sinergia

Varios estudios clínicos han demostrado que los resultados obtenidos por la combinación de glucosamina, condroitina y MSM son mejores que cuando se toma por separado cada producto.

Según los resultados de un estudio publicado en 2009, se observa una mejoría significativa de la movilidad de las articulaciones en aquellas personas a quienes se asigna una combinación de glucosamina y MSM. Si bien a cada uno de estos productos se le atribuye eficacia para aliviar los dolores de la artrosis, es la combinación de ellos la que ofrece mejores resultados.

El boswelia tiene unos potentes efectos antiinflamatorios

El extracto de boswelia tampoco debe faltar en un buen suplemento frente a la artrosis.

El boswelia es una planta originaria de La India. Se ha demostrado mediante estudios científicos que esta planta tiene la capacidad de reducir el nivel de citoquinas, los agentes ligados a la inflamación.

Un estudio publicado en 2003 revela una notable reducción del dolor y de los síntomas de la artrosis en 75 pacientes tratados con boswelia. El dolor remite entre un 25 y un 45 %, mientras que la movilidad aumenta otro tanto. Además, como los omega 3, inhibe las enzimas que digieren el cartílago. (

Una combinación de cuatro sustancias activas naturales para tratar la artrosis

Como ha visto, glucosamina + condroitina + MSM + boswelia forman el equipo de “los cuatro magníficos” para luchar contra la artrosis.

Le aseguro que la combinación de estos cuatro ingredientes juntos puede hacer maravillas por su artrosis, actuando directamente en las articulaciones desde la primera toma, para aliviar sus dolores y frenar, o incluso revertir, la degradación de los cartílagos.

Pero pese a ello debo advertirle que no es un remedio milagroso (como por otra parte tampoco lo son los fármacos antiinflamatorios) que le vaya a librar de los dolores en unos días. Si la artrosis ya lleva años afectando a su cuerpo, es poco realista pensar que vaya a librarse de ella de la noche a la mañana.

Todos los estudios realizados sobre el tema señalan de hecho que un tratamiento de larga duración es lo que le va a permitir:

  • restaurar la flexibilidad y la movilidad de las articulaciones.
  • reducir los dolores de forma significativa y permanente.
  • reparar los daños causados por la artrosis

Dé una oportunidad a sus articulaciones, incluso si ya había perdido las esperanzas. Verá que si todos los días les aporta los nutrientes que necesitan, recuperarán poco a poco su flexibilidad y elasticidad y los dolores disminuirán.

Además, si combina el aporte de un estos nutrientes específicos con una buena alimentación y ejercicio físico, el efecto será mayor, y sentirá poco a poco que sus dolores van disminuyendo, sus articulaciones irán recuperando elasticidad y aumentará su movilidad.

Con su composición alta en principios activos, en tres meses debería notar:

  • un alivio notable de los dolores articulares y una reducción significativa de las molestias que siente al hacer tareas tan sencillas como escribir con un bolígrafo, lavar los platos o abrir una botella.
  • una disminución progresiva de la rigidez en las articulaciones, en especial las que se sienten por la mañana al levantarse.
  • un aumento sensible y duradero de la movilidad de las articulaciones (caderas, rodillas, hombros, muñecas y dedos), que le permitirá realizar con más facilidad movimientos más amplios.
  • una disminución del estrés y la irritabilidad causados por el dolor.

Y los efectos serán aún más llamativos pasado algo más de tiempo (por ejemplo, seis meses).

Donde encontrarlo y cupón de descuento para todos los Summarios

Si os interesa el producto, magistral por cierto, os dejo la dirección y si un cupón de descuento usando este código “SUMMARIOS2€“:

https://www.blisscare.es/producto/blisscolageno/

Si lo probáis contadnos vuestras experiencias en los comentarios. Es INCREÍBLE.

BLISS-Q10: LA COENZIMA Q10 Y EL MAGNESIO, MÁS EL TRIPTÓFANO

Suscríbete a mi canal:  

BLISS Q10: La Coenzima Q10 y el Magnesio, mas el Triptófano. Nutropático recomendado.

Buenas noches a todos, os muestro en este breve vídeo información sobre los nuevos nutropaticos y explico sus ventajas. Hoy: LA COENZIMA Q10 Y EL MAGNESIO, MÁS EL TRIPTÓFANO.

Si quieres mas información pincha aquí para leer mi artículo.

Este vídeo es completamente informativo y fue realizado con fines educativos.

La información aquí presentada se obtuvo de fuentes verídicas, actualizadas y de confianza.

Donde encontrarlo y cupón de descuento para todos los Summarios

Si os interesa el producto, magistral por cierto, os dejo la dirección y si un cupon de descuento usando este código «SUMMARIOS2€«:

https://www.blisscare.es/producto/blissq10/

Si lo probáis contadnos vuestras experiencias en los comentarios. Es de alucinar. Un saludo a todos.

CRÓNICAS SUMMARIAS-VIII: La sedación terminal obligatoria (STO)

Queridos Summarios:

No puedo más, así que me he tenido que coger una vía endovenosa y diluir un JB con hielo en 250 ml de suero fisiológico para transfundírmelo por la mediana basílica, y….ha sido, ha sido,…raro…y muy frío. Me duele…¡argh!. ¡Tengo espasmos y náuseas!

Disculpad estas líneas que os escribo desde la penumbra de mi guarida o zulo, pero mi Miniyo (que es mi Supermi) irá transcribiendo lo que mi mente esquizoide almacenó en la última maldita guardia. Y es que las guardias, son…muy, muy perras.

Cuaderno de bitácora de la nave del misterio XXX:

Eran las 3.00 am hora zulú…esa maldita hora en que no sabes si toca cenar, dormir, aullar a la luna, rezar porque no haya más avisos, o enchufarte una adolonta 100 mg via intra-cular (IM) cuando no miren tus compadres de la nave del misterio.

Habíamos tenido ya 10 avisos de código “Yayo” (es decir, abueloma de entre 80 y 90 años, con pluripatología, que vive sólo -el pobre- a pesar de haber sacado adelante una familia entera a costa de años de arduo trabajo y de cotización a la seguridad social, y que es abandonado a su suerte por sus descendientes, con tan sólo una herramienta de supervivencia: el botón rojo de “abuelalia”).

A las 03.01 hora zulú sonó el maldito artefacto satánico con la melodía de Highway to Hell…

Ché: – ¿Qué tenemos?

Centro: – Tenemos que conectar el walkie…

Ché: – Perdona, estooo….sí, ha sido un despiste. Dime.

Centro: – Tenemos un paciente.

Ché: – ¿Más datos?

Centro: – Sí, es urgente y te lo dejo en el Tablet…

Read moreCRÓNICAS SUMMARIAS-VIII: La sedación terminal obligatoria (STO)

Crónicas summarias VII: El sol de la noche

¡Hola, summarios!

Tras leer el aviso que ha “soñado”  Diclozepam, varias preguntas asaltan mi mente: ¿estaré  yo también soñando cuando, en más del 50% de mis horas laborales como trabajadora de la urgencia extrahospitalaria, los astros que, a simple vista,  puedo ver en el firmamento son la luna y las estrellas; cuando las luces de las farolas callejeras están encendidas; cuando si entro a un portal y no doy la luz me la pego porque no veo ni torta a pesar de llevar las gafas puestas ; cuando en un domicilio luce poco la luz eléctrica y por mucho que suba la persiana sigo viendo igual de mal; cuando la mayor parte de las personas de la población en la que trabajo suele dormir; cuando el personal de limpieza del ayuntamiento, personal nocturno o por turnos, riega las calles y recoge las basuras?

¡Por más que saco el brazo por la ventanilla de la nave del misterio de Diclozepam no consigo coger un poco de color moreno ni colorado, ni siquiera en agosto!

Pues ensoñaciones aparte, he revisado el estatuto de los trabajadores que en su artículo 36 dice:

 Trabajo nocturno, trabajo a turnos y ritmo de trabajo.

1. A los efectos de lo dispuesto en la presente Ley, se considera trabajo nocturno el realizado entre las diez de la noche y las seis de la mañana. El empresario que recurra regularmente a la realización de trabajo nocturno deberá informar de ello a la autoridad laboral.
La jornada de trabajo de los trabajadores nocturnos no podrá exceder de ocho horas diarias de promedio, en un período de referencia de quince días. Dichos trabajadores no podrán realizar horas extraordinarias.
Para la aplicación de lo dispuesto en el párrafo anterior, se considerará trabajador nocturno a aquel que realice normalmente en período nocturno una parte no inferior a tres horas de su jornada diaria de trabajo, así como a aquel que se prevea que puede realizar en tal período una parte no inferior a un tercio de su jornada de trabajo anual (…)
2. El trabajo nocturno tendrá una retribución específica que se determinará en la negociación colectiva, salvo que el salario se haya establecido atendiendo a que el trabajo sea nocturno por su propia naturaleza o se haya acordado la compensación de este trabajo por descansos. (..)
4. Los trabajadores nocturnos y quienes trabajen a turnos deberán gozar en todo momento de un nivel de protección en materia de salud y seguridad adaptado a la naturaleza de su trabajo, incluyendo unos servicios de protección y prevención apropiados, y equivalentes a los de los restantes trabajadores de la empresa.(…)
Los trabajadores nocturnos a los que se reconozcan problemas de salud ligados al hecho de su trabajo nocturno tendrán derecho a ser destinados a un puesto de trabajo diurno que exista en la empresa y para el que sean profesionalmente aptos. El cambio de puesto de trabajo se llevará a cabo de conformidad con lo dispuesto en los artículos 39 y 41, en su caso, de la presente Ley.
5. El empresario que organice el trabajo en la empresa según un cierto ritmo deberá tener en cuenta el principio general de adaptación del trabajo a la persona, especialmente de cara a atenuar el trabajo monótono y repetitivo en función del tipo de actividad y de las exigencias en materia de seguridad y salud de los trabajadores. Dichas exigencias deberán ser tenidas particularmente en cuenta a la hora de determinar los períodos de descanso durante la jornada de trabajo.”
El artículo 34, apartado cuatro dice: “Siempre que la duración de la jornada diaria continuada exceda de seis horas, deberá establecerse un período de descanso durante la misma de duración no inferior a quince minutos. Este período de descanso se considerará tiempo de trabajo efectivo cuando así esté establecido o se establezca por convenio colectivo o contrato de trabajo.”
Los apartados 7 y 8 del mismo artículo, establecen: “7. El Gobierno, a propuesta del Ministro de Trabajo y Seguridad Social y previa consulta a las organizaciones sindicales y empresariales más representativas, podrá establecer ampliaciones o limitaciones en la ordenación y duración de la jornada de trabajo y de los descansos, para aquellos sectores y trabajos que por sus peculiaridades así lo requieran.
8. El trabajador tendrá derecho a adaptar la duración y distribución de la jornada de trabajo para hacer efectivo su derecho a la conciliación de la vida personal, familiar y laboral en los términos que se establezcan en la negociación colectiva o en el acuerdo a que llegue con el empresario respetando, en su caso, lo previsto en aquélla.
A tal fin, se promoverá la utilización de la jornada continuada, el horario flexible u otros modos de organización del tiempo de trabajo y de los descansos que permitan la mayor compatibilidad entre el derecho a la conciliación de la vida personal, familiar y laboral de los trabajadores y la mejora de la productividad en las empresas.”

El presidente del SIMAP Juan Benedito Alberola, publicó en Diario Médico, el 22 de ENERO DE 2003, el siguiente artículo en Tribuna.

Flecos pendientes que tiene la Administración para los médicos a turnos y nocturnos

El autor denuncia que los médicos que tienen reconocido que son trabajadores a turnos y nocturnos no deben ser excluidos de las ventajas del resto de los trabajadores de la Administración sanitaria. En su opinión, la solución pasaría por desarrollar y aplicar la Ley de Prevención de Riesgos Laborales.
La sentencia del Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas en el asunto Simap declara que el trabajo realizado por los médicos durante el tiempo dedicado a la atención continuada constituye un trabajo por turnos. Es decir, que los médicos que realizan guardias o atención continuada, además de su jornada ordinaria, son trabajadores por turnos.
 La sentencia de la Sala de lo Social del Tribunal Supremo de 7-X-2002 , que confirma la decisión del Tribunal Superior de Justicia de Valencia de 9-IV-2001, declara que los médicos con nombramiento para la prestación de servicios de atención continuada son trabajadores nocturnos. Ello determina que los médicos, al estar incluidos en el ámbito de la Directiva 93/104, ineludiblemente son beneficiarios del contenido de sus artículos 8 a 11, que establecen pautas sobre el trabajo nocturno (duración, evaluación de la salud, traslado a trabajo diurno, garantías y control por inspección de trabajo), del 12, que determina la adopción de medidas de protección de seguridad y salud para los trabajadores nocturnos y a turnos, y del 13, que prevé el ritmo de trabajo para adecuarlo a la persona. 
Seguridad y salud
 La Ley 31/95 de Prevención de Riesgos Laborales supuso la transposición de las directivas europeas sobre seguridad y salud en el trabajo a nuestro ordenamiento jurídico. El Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, a través del Instituto Nacional de Seguridad Higiene en el Trabajo, es el encargado de procurar tanto su aplicación como su divulgación. En el sentido que nos ocupa son significativas las notas técnicas de prevención (NTP) 310, que trata de la alimentación, y 455, que lo hace sobre los aspectos organizativos del trabajo por turnos y nocturno.
 La Administración sanitaria instituyó las guardias en el ámbito hospitalario (hoy atención especializada) en 1977 y la atención continuada en los centros de salud (atención primaria) en 1987. Los médicos, obligatoriamente y sin ninguna garantía laboral, debían efectuar su jornada ordinaria y, además, todas las guardias o atención continuada que la empresa necesitara, evitando así la justa adecuación de la plantilla al trabajo por realizar.

 En 1997 se crea por ley la figura del médico sólo para realizar guardias o atención continuada. Esta forma, que podría haber solucionado el problema, lo empeoró, ya que su reglamentación posterior constituye una especie de castigo bíblico sobre el colectivo médico. En la actualidad estamos hablando de un colectivo al que se le niega el alta continuada en la Seguridad Social.

 Para todo el colectivo sanitario la Administración ya había efectuado alguna medida protectora para sus trabajadores por turnos y nocturnos. En este sentido, es significativa la reducción horaria de la jornada máxima anual acordada en 1992, que supone para el trabajo con turno rotatorio 115 horas menos y para el nocturno 175 horas menos que las reglamentarias 1.645 horas anuales del trabajo fijo diurno.

 Sin embargo, para los médicos, basándose en la negativa de establecer una jornada máxima anual, ni esto se aplica. Recordemos que el personal facultativo está excluido del derecho constitucional a tener una jornada máxima anual pues, bajo el eufemismo de jornada complementaria, está obligado a realizar todas las horas extraordinarias (es decir, por encima de las horas ordinarias) que la empresa necesite. La Administración sanitaria española tiene pendiente para su personal médico a turnos y nocturno el desarrollo de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, que podría comenzar con la aplicación de las NTP que contemplan, entre otras, la necesidad de facilitar una comida caliente y equilibrada en el espacio adecuado con establecimiento de un sistema de vigilancia médica para detectar la falta de adaptación en lo referente a la alimentación. También recogen la conveniencia de que la organización del trabajo se efectúe con la participación de los trabajadores, respetando no sólo los mínimos derechos laborales sino también las relaciones familiares y sociales de los trabajadores, así como sus ritmos biológicos, en especial el de vigilia-sueño.

 También queda pendiente la adecuación para este personal de la Ley de Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial, que en su artículo 48 establece el tiempo de descanso y conducción, sugiriendo la necesidad de que cada puesto de trabajo esté cubierto por dos personas.
Beneficiarse de las ventajas
Como conclusiones finales podríamos decir las siguientes: a) los médicos que realizan jornada ordinaria y, además, guardias o atención continuada son trabajadores por turnos. Los médicos que realizan únicamente guardias o atención continuada son trabajadores nocturnos. Unos y otros son profesionales que realizan jornadas ininterrumpidas de 24 horas y hasta la sentencia del Simap de 31 horas; b) estos facultativos deben beneficiarse y no ser excluidos de las ventajas que ya tienen el resto de trabajadores a turnos y nocturnos de la administración sanitaria: en concreto, de la reducción de la jornada máxima anual ordinaria, sin que esta reducción implique un aumento de la complementaria que conduzca al mantenimiento de una jornada indefinida y, c) la Administración debe poner en práctica el resto de medidas recomendadas por el Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo para los trabajadores a turnos y nocturnos, que se concretan en la participación efectiva de los empleados en la organización del trabajo, los reconocimientos de salud previos a la incorporación y periódicos con posterioridad, las normas de alimentación, el respeto a los ritmos circadianos de la persona y la adecuación del trabajo a cada persona.

Se publicó en 2003, y en 2013 todavía estamos igual.

Después de lo expuesto, y siempre como trabajadora de la urgencia extrahospitalaria de la CAM, se me ocurren varias consideraciones:

¿Por qué no se nos considera personal nocturno cuando más del 30% de nuestro trabajo lo realizamos dentro del horario considerado como tal?

La Resolución de 28 de Febrero de 2012, de la Dirección General de Recursos Humanos del Servicio Madrileño de Salud, por la que se dictan instrucciones sobre jornada de trabajo, horarios y turnos en el ámbito del Servicio Madrileño de Salud  establece que «La jornada laboral efectiva de los profesionales que prestan servicio en todos los dispositivos asistenciales del  SUMMA 112, y en concreto en el Centro Coordinador de Urgencias (CCU), Centro de Urgencia Extrahospitalaria (CUE), Unidades de Atención Domiciliaria (UAD), Servicios de Urgencia de Atención Primaria (SUAP), Vehículos de Intervención rápida (VIR) y Unidades de Vigilancia Intensiva (UVI) móviles queda fijada en 1536 horas efectivas de trabajo en cómputo anual».

Sin embargo, esta misma Resolución establece las horas efectivas de trabajo en cómputo anual del trabajador nocturno en 1470 h y además define el turno nocturno como el que se inicia a las 22:00 horas y finaliza a las 8:00 h del día siguiente.

También establece la misma Resolución el siguiente texto que transcribo literalmente: “De conformidad con lo previsto en la citada disposición adicional primera de la Ley 6/2011, las medidas contenidas en las presentes Instrucciones han sido negociadas en el ámbito de la Mesa Sectorial del Servicio Madrileño de Salud, en sus reuniones de fecha 29 de diciembre de 2011, y de 25 de enero, 20 y 23 de febrero de 2012, habiendo llegado a Acuerdo con las organizaciones sindicales SATSE, AMYTS y USAE en la reunión de la Mesa Sectorial del día 23 de febrero de 2012”.

Por si no nos quedaba claro: nuestros queridos sindicatos, una vez más, han luchado por nuestros derechos.

¿Y eso que suena tan bonito de “la conciliación de la vida laboral con la familiar”?

Con los últimos calendarios, totalmente arbitrarios, que no siguen un criterio uniforme de año en año, NO. Determinados dispositivos solo tienen 11 fines de semana de libranza al año, vacaciones anuales de “a ver qué me toca este año” porque si hasta el año pasado había un equipo que, teóricamente (porque solo lo hacía entre los meses de Julio, Agosto y Septiembre), podía  elegir, desde 2012 y sin más explicaciones, se le imponen las vacaciones desde la Gerencia sin saber qué criterio siguen. Al menos los que no eligen saben de antemano el mes que les va a tocar.

Y del veranito, mejor no hablar, periodo en el que todos los dispositivos ampliamos 1/3 aproximadamente nuestra jornada laboral, es también difícil conciliar la vida laboral con las vacaciones de nuestros hijos y otros familiares.

Y los puentes, Semana Santa incluida. Con la nueva modalidad de calendario para los SUAP, en los que los refuerzos que realiza el personal habitual se establecen en unos SUAP los meses pares, y en otros los impares, a éstos últimos les ha tocado refuerzo en Semana Santa, Puente de Mayo, Puente del Pilar y de Todos los Santos. Es decir, todos los realizables porque en Diciembre; Navidades y verano, los refuerzos son externos.

En fin, summario, enhorabuena, si has aguantado leyendo hasta aquí. Y si lo has hecho es porque te interesa. Solo una cosita más: creo que hay compañeros que se están moviendo con lo de la nocturnidad, que la están solicitando o algo así. No sé si es a través de sindicatos, de forma privada o de qué manera. Si sabes algo, por favor, háznoslo saber al resto de los compis. Gracias por aguantarme y un saludo a todos.

Crónicas Summarias-IV:Aumentan las grandes diferencias por hora de guardia

Aumentan las grandes diferencias por hora de guardia entre los médicos de hospital en 2012

Buenos días, summarios:
Este artículo es de iSanidad. Es la situación de los médicos, así que os podéis suponer que la situación no está mucho mejor para los Dues y los Técnicos. ¿Es para darse al whisky o no(en mi caso, el vino tinto)? Ya sabéis, ante la duda entre coger una guardia y pagar a una interna a 9-10 euros la hora….mejor es quedarse en casa, ya si eso….

M. J. Hidalgo, V. Bellot, A. Fernández, P. Cantalejo y V. Matas. CESM Granada
Los Médicos Españoles garantizan la continuidad asistencial, la equidad, la accesibilidad y la sostenibilidad de los Servicios de Salud mediante la realización de la Atención Continuada (guardias) en nuestros hospitales. Generalmente se realizan por los médicos de los servicios, en ocasiones existen médicos contratados para completar los turnos, también existen servicios específicos que realizan estas funciones y no podemos olvidar la gran labor que hacen los MIR.

La realización de la Atención Continuada (guardias) es, para los médicos hospitalarios Españoles, una obligación, pero no un derecho. Se realizan generalmente después de la jornada ordinaria de trabajo (desde las 15 horas hasta las 8 horas del día siguiente) y en sábados domingos y festivos las 24 horas. Son horas similares a las horas extraordinarias de los trabajadores de otros sectores y de otras categorías, en tanto que se realizan después de la jornada ordinaria, aunque a diferencia de ellas se retribuyen por un importe menor que el de las horas ordinarias (las horas extraordinarias se abonan habitualmente al 175% de la hora ordinaria en cualquier sector), además no tienen el límite de las 80 horas al año de las extraordinarias y lo que es más importante son obligatorias y no voluntarias como son las extraordinarias generalmente.

La obligatoriedad es la norma (con muy pocas excepciones). Si las condiciones de servicio lo permiten pueden estar exentos los mayores de 55 años y los que por motivos de salud no puedan realizar las funciones. Pero no existe el derecho a realizar guardias. Si en el servicio no se realizan, muy frecuente en algunas especialidades, el médico no puede exigirlas.

Hace tiempo, en sus inicios, las guardias suponían una situación en “ expectativa de trabajo”, que no conllevaba la dureza de un trabajo ininterrumpido, como ocurre en la jornada ordinaria, pero con el transcurrir de los años han llegado a requerir un gran esfuerzo del profesional ya que se ha transformado en un trabajo continuado que se realiza prácticamente de forma ininterrumpida, casi podríamos decir que se trata de un “trabajo a destajo” y que además no respeta descansos durante el mismo y conlleva una importante carga mental y de estrés.

Read moreCrónicas Summarias-IV:Aumentan las grandes diferencias por hora de guardia

Crónicas Summarias-III: Código “ESTULTICIA”

Buenas tardes, Summarios:
El puente ha pasado sobre mí como una apisonadora. Me siento, me siento…me siento…mal…muy mal. Tras este fin de semana me he visto obligado a ingerir una enorme cantidad de vino tinto, que me ha hecho ver de nuevo la luz, a pesar de la resaca. Las guardias son peeeerras y me gustaría aportar un granito de arena a los protocolos del servicio en el que trabajo: el código “Estulticia”. Algo parecido al código ictus, pero para «estultos». ¿Qué es la estulticia? Con el debido respeto al diccionario de la RAE, según el cual la estulticia deriva del latín stultitia (Necedad, tontería), mi Técnico y a la par mano derecha, y asesor cuando me bloqueo en los avisos, y un humilde servidor, pensamos que se debe instaurar un código a la de ya!!

¿En qué consiste el código ictus? No sabría definirlo, ya que es un ente nosológico compuesto de un sinfín de circunstancias negativas que concluyen en una p….llamada telefónica que genera un maldito aviso, generalmente entre las 7 am y las 8.30 am.

Datos para identificar el código estulticia:
1) Llega por el tablet aviso urgente con uno de los siguientes motivos de consulta:
1. Consulta médica
2. Malestar general
3. Consulta por medicamento
4. No puede dormir
5. Cansancio
6. Inconsciente que, sin embargo, habla por el teléfono

Read moreCrónicas Summarias-III: Código “ESTULTICIA”

Crónicas Summarias-I: El día que me acosté con un político

Era el 9 de febrero, una noche gélida en la capital del reino. Llevábamos algo más de 12 horas haciendo avisos de urgencias; trece, creo recordar. Mi técnico Ché, mi conductor Paquitor, mi DUE Cuca y yo estábamos agotados y necesitábamos nutrirnos y reparar fuerzas tras el arduo trabajo de un aviso tras otro. Era una de esas ocasiones en las que Morfeo se va apoderando de tu alma lentamente, y el crepúsculo te altera el ciclo circadiano (que los Summarios ya tenemos fulminado in aeternum). El cansancio y el sueño nos hacían anhelar una cabezada breve, pero…..sonó la maldita musiquita del teléfono móvil. Ché, el técnico, le había cambiado el tono del clásico ring-ring por la melodía de Highway to Hell, de ACDC, para al menos elevarnos la adrenalina al punto deseado y cumplir con los tiempos de respuesta del centro de coordinación.
– Me cago en la p…otro dolor pecho-espalda, varón de 46 años, sin antecedentes, pero con diaforesis y vómitos.
– Espero que no sea otra diarrea, espetó Cuca.
– ¿Pero es que no vamos a cenar nunca en esta p….guardia?-dije yo- ¿Es que no habéis pedido la hora de tragar o qué?
– La he pedido, pero me ha dicho el c…. del locutor que tenía la pantalla petada de avisos y que hay que limpiar, contestó Ché.
– Hala, tirando….a ver si lo despachamos en 20 minutos y cenamos de una vez, que son las 3 de la madrugada.
Paquitor arrancó “la nave del misterio”, y salimos con los rotativos y toda la parafernalia que nos caracteriza, a salvar una vida. Tardamos 8 minutos en llegar, porque llovía bastante.
– Hala, vaya pedazo de casoplones-, dijo Paquitor.
– Por lo menos, por lo menos debe ser un futbolista-, dijo Ché.
– Me da que es un “margarito”-, dijo Cuca.
Entramos en una mansión con un jardín algo más pequeño que el Bernabéu, y nos recibieron dos maromos vestidos con trajes negros y gafas de sol (y era de noche, ojo al dato). Nos miraron de arriba abajo y nos preguntaron:
– ¿Son ustedes los ambulancieros?
– No, somos el equipo de emergencias ¿no lo ve?-, respondió Ché de malhumor.
El bigardo del traje negro levantó una ceja, pero no dijo ni mú. Movió la cabeza y nos invitó a pasar con esa chulería que te deja mosca, como si te fuera a dar una colleja en cuanto le dieras la espalda.
Tras esos primeros segundos de tensión, nos adentramos en el domicilio, muy bien amueblado y lleno de fotos de personalidades y famosos. Subimos al piso superior, cargados como mulos (para variar) y en el pasillo una bella mujer morena de unos treinta años, embutida en una bata de seda azul con estampados de dibujos chinos, nos indicó que pasáramos al dormitorio principal.
Al entrar no dábamos crédito a nuestros ojos. Tumbado en la cama, sin gomina y despeinado, y con el rostro arrugado en un gesto de dolor estaba él, en pijama y con las manos apretándose el abdomen.
– Cuéntenos, ¿qué le ocurre?, – le pregunté.

Read moreCrónicas Summarias-I: El día que me acosté con un político

El día que me acosté con un político

Era el 9 de febrero, una noche gélida en la capital del reino. Llevábamos algo más de 12 horas haciendo avisos de urgencias; trece, creo recordar. Mi técnico Ché, mi conductor Paquitor, mi DUE Cuca y yo estábamos agotados y necesitábamos nutrirnos y reparar fuerzas tras el arduo trabajo de un aviso tras otro. Era una de esas ocasiones en las que Morfeo se va apoderando de tu alma lentamente, y el crepúsculo te altera el ciclo circadiano (que los Summarios ya tenemos fulminado in aeternum). El cansancio y el sueño nos hacían anhelar una cabezada breve, pero…..sonó la maldita musiquita del teléfono móvil. Ché, el técnico, le había cambiado el tono del clásico ring-ring por la melodía de Highway to Hell, de ACDC, para al menos elevarnos la adrenalina al punto deseado y cumplir con los tiempos de respuesta del centro de coordinación.

– Me cago en la p…otro dolor pecho-espalda, varón de 46 años, sin antecedentes, pero con diaforesis y vómitos.

– Espero que no sea otra diarrea, espetó Cuca.

– ¿Pero es que no vamos a cenar nunca en esta p….guardia?-dije yo- ¿Es que no habéis pedido la hora de tragar o qué?

– La he pedido, pero me ha dicho el c…. del locutor que tenía la pantalla petada de avisos y que hay que limpiar, contestó Ché.

– Hala, tirando….a ver si lo despachamos en 20 minutos y cenamos de una vez, que son las 3 de la madrugada.

Paquitor arrancó “la nave del misterio”, y salimos con los rotativos y toda la parafernalia que nos caracteriza, a salvar una vida. Tardamos 8 minutos en llegar, porque llovía bastante.

– Hala, vaya pedazo de casoplones-, dijo Paquitor.

– Por lo menos, por lo menos debe ser un futbolista-, dijo Ché.

– Me da que es un “margarito”-, dijo Cuca.

Entramos en una mansión con un jardín algo más pequeño que el Bernabéu, y nos recibieron dos maromos vestidos con trajes negros y gafas de sol (y era de noche, ojo al dato). Nos miraron de arriba abajo y nos preguntaron: 

Read moreEl día que me acosté con un político

Que no nos engañen por LUCÍA ETXEBARRIA, art. La Vanguardia

Este artículo me ha llegado por email y por la realidad del mismo, y su elocuente exposición me ha parecido interesante compartirlo con vosotros. He añadido al artículo mis propias opiniones al respecto por lo que si tu también has leído o recibido el citado artículo, notarás que es algo diferente.

Sábado por la noche. Me pillé la mano con la puerta de la cocina (soy muy propensa a los accidentes domésticos: soy sagitario y no tengo “conciencia de pericuerpo”). Me presenté sola en el hospital de Sant Pau porque mi compañero se quedaba a cuidar de mi hija. Me pasaron a la sala de espera. Allí había una niña, venga a llorar. Le pregunté su edad. Tenía 18 años, estudiaba en Barcelona, tenía una otitis. Llevaba dos horas allí. Su familia estaba en Girona. Yo sé que las otitis duelen muchísimo, he pasado alguna. Pero creo que también lloraba porque estaba asustada y sola. Me presenté antela enfermera. Le dije que por favor le dieran un calmante a esa chica. Me dijo que como enfermera ella no podía administrar nada sin autorización del médico.

“¿Y dónde está el médico?”.

“Ocupado, y aún puede tardar horas”. Y luego me miró: “Tú eres escritora, ¿no? Escríbelo. Cuenta cómo está la situación”. Y eso he decidido hacer.

Vamos a aclarar las cosas. No están haciendo recortes en sanidad porque la cosa esté así de mal, sino porque la sanidad es un gran negocio, y si se privatiza, al estilo de Estados Unidos, muchos se van a hacer multimillonarios. Es mas que curioso que mientras en Estados Unidos tienden hacia nuestro sistema nosotros estemos dirigiéndonos al suyo.

Read moreQue no nos engañen por LUCÍA ETXEBARRIA, art. La Vanguardia

Castilla y León, abandono de servicios

Castilla y León, abandono de servicios
Incendio acercándose al pueblo

En la pequeña localidad segoviana de Languilla pudo haberse producido ayer la catástrofe a cuenta del abandono que por parte de la comunidad de Castilla León existe, al menos, en los pueblos pequeños.

Ayer 2 de Junio de 2012 a eso de las 21:00 horas, los vecinos de la localidad observaron un incendio en la linde del río. Se desconocen las causas del incendio, si pudo haber sido por alguna colilla arrojada desde algún vehículo, o algún gracioso que quisiera quemar el polen que en esta época arde como si fuera gasolina. Afortunadamente se encontraban cerca algunos jóvenes de la localidad que se apresuraron a extinguir este fuego, o a intentarlo al menos ya que a cuenta del susodicho polen se extendió por toda la ribera del río llegando a cruzar la carretera en dirección al pueblo, y aquí es donde empezó el verdadero peligro. Dos vecinos de la localidad avisaron del incendio vía telefónica, (no sabemos si a Guardia Civil o al 112) pero nadie aparecía. A eso de las 21:30 llegó una patrulla de la Guardia Civil, a los que hay que agradecer su gran labor, y con la ayuda de varios vecinos del municipio pertrechados con ramas verdes se dirigieron a intentar apagar el fuego que, peligrosamente, se acercaba a las naves, gallineros, y viviendas de los «Koreanos«.

Read moreCastilla y León, abandono de servicios

Migración de la Tienda finalizada

Migración de la Tienda de Summarios finalizadaPor fin y tras algunos errores que me obligaron a volver a ponerla en mantenimiento la migración de la Tienda de Summarios está finalizada y con novedades. Tenemos nuevas categorías y nuevos productos que espero que os convenzan pues hemos conseguido muy buenos precios, date prisa que no serán para siempre.

Como os dije cuando tuve que ponerla en mantenimiento de nuevo, todo lo que hicisteis entre medias estaba guardado, y llevo desde anoche atendiendo los pedidos y añadiendo las cuentas entre otras cosas. Si estás leyendo este mensaje y habías hecho un pedido, deberías haber recibido ya la confirmación del mismo. Si se me ha pasado alguno no dudéis en avisarme. A todos los pedidos que por el tema de la migración se han visto retrasados os enviaré un pequeño detalle cortesía de la Tienda de Summarios por las molestias, y en los próximos días recibiréis vuestros pedidos.

También están corregidos los fallos que a a algunos no os dejaban comprar a través de Paypal y mejorada la integración con Facebook. Esperamos que todas estas novedades os gusten. Como siempre te esperamos en Tienda de Summarios.

El hospital Infanta Leonor despedirá a todos sus celadores a fin de mes

Como ya os anunciamos el hospital Infanta Leonor despedirá a todos sus celadores a fin de mes.

«La empresa Seguriber despide a sus trabajadores por no ceder a sus chantajes», decía una de las pancartas que los celadores del hospital Infanta Leonor, de gestión mixta público privada, agitaron ayer durante una concentración frente al centro. Protestaban porque toda la plantilla, formada por 64 trabajadores, se va a la calle a final de este mes. El colectivo está de huelga hoy, el 19 y el 26 de enero, y piensa seguir concentrándose todos los jueves hasta final de mes. La empresa que contrata a los celadores, Seguriber, ha planteado un expediente de regulación de empleo que afecta a todos los trabajadores.

El 31 de enero acaba el actual contrato de Seguriber con la concesionaria del Infanta Leonor, Hospital de Vallecas, SA (una UTE constituida por varias constructoras, entre otras compañías). Y la empresa de los celadores ha decidido no renovarlo porque no está ganando suficiente dinero. Seguriber pidió a la concesionaria un aumento de la cantidad que le paga por el servicio, pero esta se negó. «Ellos también están en una situación delicada porque dependen de los pagos de la Consejería de Sanidad y nos dijeron que la tendencia es la contraria: rebajar gastos», asegura una fuente de la empresa.

Seguriber negoció también para que sus trabajadores renunciaran al convenio actual, el de clínicas privadas, y aceptaran uno propio que suponía, según explica Marga Endériz, de CC OO, rebajarse un 10% el sueldo y aumentar otro 10% la jornada laboral. Los trabajadores, que cobran unos 900 euros al mes, se negaron a aceptarlo. «No podemos renovar el contrato con la concesionaria porque no nos daría más que pérdidas», afirma la citada fuente.

Endériz recuerda que, aunque semiprivatizado, se trata de un hospital público: «La Comunidad de Madrid ha contratado a una concesionaria que luego no gestiona el servicio, sino que lo subcontrata», señala. «La privatización tiene esta consecuencia: hay más intermediarios y todos quieren ganar; no son ONG». Sanidad ha fijado los servicios mínimos de las huelgas (mañana: 17 de los 23 celadores; tarde, 12 de los 14; noche, los cinco que cubren el turno habitualmente), pero asegura a través de un portavoz que «no interviene en este asunto» y que «no tiene nada que ver con recortes ni retrasos de pagos». Hospital de Vallecas, SA, declinó comentar el asunto. «Hemos hecho lo posible por evitar el conflicto», señaló un portavoz. «Hemos intentado negociar con la Consejería y con la concesionaria para que los celadores no se queden en la calle, pero se lavan las manos», se lamenta Endériz.

Read moreEl hospital Infanta Leonor despedirá a todos sus celadores a fin de mes

Las llamadas al 112 crecieron un 1,4% en 2011

El Centro de Emergencias Comunidad de Madrid 112, que integra de manera operativa la totalidad de los organismos de intervención que operan en la región, gestionó en 2011 un total de 5,64 millones de llamadas, un 1,4 por ciento más de los 5,5 millones de 2010, según ha explicado la consejera de Presidencia y Justicia, Regina Plañiol.

Por la tipología de las llamadas recibidas, las relacionadas con Sanidad y Seguridad siguen siendo las más numerosas, suponiendo un 45,14 y un 31,29 por ciento del total respectivamente. A estas áreas les siguen asuntos relacionados con tráfico (11,4 por ciento) y extinción de incendios y rescates (4,4 por ciento).

Por número de expedientes, los tramitados por enfermedad fueron los más numerosos (143.330), seguidos de los de personas que llaman para realizar alguna consulta informativa (96.365), dolor no traumático (66.163), agresión (39.448) y accidente (39.211).

Sin embargo, Plañiol ha señalado que aunque la sanidad y la seguridad siguen siendo las áreas de las que más asuntos se tramitan, en el pasado 2011 se ha producido un leve incremento de las llamadas relacionadas con las emergencias sanitarias, pasando del 43 por ciento que representaron en 2010 al 45,14 por ciento de 2011.

También se ha producido un descenso del 1,7 por ciento de las llamadas en materia de seguridad, que en 2010 supusieron un 33 por ciento del total y el año pasado, un 31,29 por ciento.

Read moreLas llamadas al 112 crecieron un 1,4% en 2011

Feliz Nochevieja, y Próspero Año Nuevo 2012

Desde Summarios no queríamos dejar pasar esta ocasión para felicitaros la Nochevieja y desearos un próspero Año Nuevo 2012 a todos, donde nuestra profesionalidad venza a los recortes y todos nuestros sueños se hagan realidad. Quisiéramos desearos a todos los que esta noche velareis por nuestra salud y seguridad como otras veces hicimos nosotros, Sanitarios, Policías y Guardias Civiles, Bomberos, Sociales, Voluntarios, etc, la mejor de las guardias con el mínimo trabajo posible, que podáis comer, cenar y tomaros las uvas y que trabajéis menos que nunca pues eso significará que los demás estamos bien.

Trataremos de no daros trabajo, no bebiendo en demasía, y no conduciendo si hemos bebido algo o tenemos pensado hacerlo. Trataremos de comer moderadamente tranquilos y hablando con la familia, relajados para no atragantarnos,  como deseamos que podáis hacer vosotros.

Si hay algún día en el que todo el mundo quiere que cobremos sin trabajar es este.

Mañana habrá que hacer balance de como ha ido el año, iniciar proyectos y acabar los empezados a principio de este año que hoy acaba. Hoy centrémonos en la felicidad y alegría, en los buenos deseos y en los sueños por cumplir. Mañana será otro día, así que hasta el año que viene a todos.

Cadena de decisiones

Accidentada¿Te parece bien que conduzca yo? Parece que, pese a ser enfermero desde hace ya un tiempo, no ha perdido la afición por el volante, que ahora disfruta como voluntario. Perfecto -respondo, para inmediatamente dirigirme a nuestra compañera, también enfermera- entonces quedamos tú y yo en la perrera. ¿Vas de responsable? Prefiero que vayas tú -responde ella, mientras se afana en rellenar los papeleos de comienzo del servicio- al fin y al cabo tienes más experiencia. Aunque de voluntarios todos trabajamos como técnicos no puedo evitar cierta sorpresa al coordinar un equipo de dos diplomados sanitarios. Las decisiones se toman de forma colaborativa, pero siempre conviene que alguien tenga la última palabra, con objeto de evitar pérdidas de tiempo y vaivenes en el rumbo de la intervención. La “perrera”, por cierto, es el nombre cariñoso de la cabina asistencial, donde los técnicos que no conducen viajan mientras atienden al paciente.

¿Balón reanimador adulto? Está. ¿Pediátrico? Está. ¿Colchón de vacío? Está. ¿Dónde cogemos la cena? pregunta mi compañera, levantando la mirada de la carpeta de revisiones. BASE 23 DE CENTRAL. Habrá que decidirlo luego, contesto innecesariamente, pues todos hemos oído el bramido de la llamada a través de la megafonía. La experiencia del conductor nos permite alcanzar el destino en escasos minutos, y ya escaleras arriba una mujer reclama nuestra ayuda desde la entrada de su vivienda; lo azorado de su gesto hace presagiar la gravedad de la situación.

Su marido, que apenas supera los cuarenta años, permanece postrado en un sillón del salón, con la pierna izquierda inerte y claramente inclinado hacia ese lado. Ante nuestras preguntas sólo consigue balbucear, y la comisura de su labio aparece notablemente desviada. Examinamos con premura sus constantes vitales, ahora dentro de la normalidad, al tiempo que tratamos de no abrumar a la esposa con la preceptiva batería de preguntas: ¿Cuánto tiempo lleva así? ¿Tiene alguna enfermedad? ¿Toma medicinas?.

Bajo la mirada pintada en preocupación de su hijo pequeño valoramos conjuntamente el destino de nuestro paciente: dada la gravedad de la enfermedad que sufre, probablemente un ictus, deberíamos reclamar una UVI móvil para que se hiciese cargo, o al menos trasladar al paciente hasta el centro de salud donde ésta tiene su base. Inspiro y mantengo el aire en mis pulmones durante un par de segundos; espero no equivocarme. Busque a alguien con quien dejar al niño porque nos vamos inmediatamente al hospital con él, exhorto a la esposa mientras coloco una mascarilla de oxígeno al paciente.

Es una cuestión de tiempo. A pesar de ir contra los protocolos establecidos, sé que lo que nuestro paciente necesita con urgencia es una prueba de imagen para determinar la lesión y así comenzar a recibir el tratamiento adecuado. En su estado actual una UVI móvil no aportaría ventajas pero sí retrasaría el diagnóstico, perdiendo posibilidades de recuperación. Partimos de inmediato hacia el hospital, esperando que el paciente no se desestabilice de camino, ya que como recurso básico nuestro campo de acción es necesariamente más limitado que el avanzado.

Prefiero que rellenes tú el informe -le pido a mi compañera- porque será crucial para el paciente, y sé que lo harás mejor que yo. Ella me conoce bien: sabe que hablo desde la sinceridad, y agradece la confianza. El vuelo rasante hacia el hospital parece transcurrir sin más incidencias que las contínuas miradas al reloj cuando, al incorporarme para alcanzar el tensiómetro, una fuerza trata de lanzar violentamente mi cuerpo contra la pared que separa ambos habitáculos, mientras los neumáticos chillan al morder el asfalto. Una vez asido, vislumbro en la oscuridad la familiar silueta de un vehículo tras un impacto a pocos metros frente a nosotros, envuelto en una nube de polvo. ¡Mierda! exclamo para mis adentros.

Aparentemente, el accidente ha ocurrido unos pocos segundos antes: pide por radio Guardia Civil, indico al conductor, para posteriormente dirigirme a la esposa, que se esfuerza por enjugarse las lágrimas: tenemos que atender el accidente, seguiremos hacia el hospital lo antes posible. El único turismo implicado ha chocado contra el lateral de hormigón, quedando inmovilizado en el carril central tras una curva de la autovía. Al accionar la manecilla de la puerta delantera el polvo blanquecino de los airbag abandona el interior del vehículo, en el que una joven se sorprende de mi presencia mientras se esfuerza en orientarse. Una primera valoración en segundos indica que se encuentra bien, y su testimonio lo confirma. El riesgo proviene de la circulación, que transcurre a gran velocidad por ambos lados del vehículo, con tan sólo nuestro furgón luminoso como medio para evitar colisiones sucesivas. Pero ahora mismo necesito ese furgón para otra tarea al menos igual de vital.

¿Cómo va el paciente? inquiero abriendo la puerta lateral de la ambulancia. Peor, uno abajo en el Glasgow, recibo como desesperanzadora respuesta. Necesitamos encontrar una solución, pienso mientras corro a contramano entre las filas de vehículos para colocar el triángulo de peligro. Incluso me planteo quedarme yo sólo frente al tráfico, armado únicamente con un cono fluorescente, mientras mis compañeros llegan al hospital, pero lo que me preocupa del improvisado plan no es romper las pocas directrices que quedan en pie, sino si seré capaz de manejar el tráfico antes de que algún conductor despistado me arrolle.

A lo lejos, un par de tenues luminarias de color turquesa destacan sobre una de las largas colas de tráfico, y me dirijo hacia su posición con la ilusión del marino tras divisar la luz del faro. Tras alcanzarla trato de no ser demasiado escueto al transmitir la información a los agentes de policía, ya que evidentemente no forma parte de sus tareas habituales: necesitamos que señalicéis un accidente sin heridos, nosotros llevamos uno grave y tenemos que seguir hacia el hospital. Y, sin dar opción a réplica, corro de vuelta a la ambulancia no sin asegurarme de que efectivamente uno coloca su vehículo con las luces de prioridad activas como protección para el accidente mientras su compañero desciende del coche patrulla ataviado con una chaqueta reflectante para interesarse por la conductora. En esta ocasión la fortuna ha jugado a nuestro favor y podemos continuar con nuestro camino.

De vuelta a la base, la soledad de la autovía provoca que los tres nos centremos en las sensaciones encontradas: hemos conseguido resolver una situación bajo circunstancias complejas, pero somos conscientes de que el verdadero desafío comienza ahora para una familia. Quizás debido a ello no nos resulta relevante el lugar en el que encargaremos la cena… o si llegaremos a probarla.


Alcance

GolpeLa voz del coordinador suena afectada a través del móvil: No tenemos conductor para esta noche… ¿Tú puedes venir? Imposible, me han dado una suplencia de UVI-móvil mañana. Sólo hasta la hora que puedas, nos hace mucha falta, si no cubrimos estos turnos retirarán nuestra ambulancia. Realmente me encanta cambiar de aires haciendo guardia en otra base con él y el resto de voluntarios, y además sus temores sobre el fin del programa son verosímiles. Está bien, pero a las cinco doy “no operativo”.

El peso de ambos uniformes deforma el colchón de la litera al dejar sobre él la mochila. El ambiente es tan distendido como suponía, y tras una animada cena decido retirarme, esperando una noche tranquila. Afortunadamente, tanto el accidente de tráfico como el apuñalamiento a los que nos envían resultan respectivamente un golpe de chapa y un rasguño, por lo que no maldigo demasiado al amanecer, cuando me levanto para tomar el autobús de vuelta a la capital. La frecuencia de las guardias nocturnas me ha hecho capaz tanto de frenar la adrenalina todavía reciente del último aviso -para lanzarme a los brazos de Morfeo- como de desperezarme inmediatamente, pero si hubiera dormido de verdad quizás el día siguiente no hubiera sido el peor de mi carrera hasta ese momento.

Mi condición de eventual no me permite pertenecer a un equipo fijo, pero el de hoy no desmerece en absoluto al de la guardia voluntaria previa; mi experiencia en unidades avanzadas (así se denomina a las que incorporan médico de emergencias) es escasa, por lo que parece el día idóneo para aprender mientras disfruto. El anuncio del médico interrumpe la revisión matutina: inconsciente en la bañera, pinta mal. No necesito más: los innumerables avisos en ambulancia por la capital han hecho que maneje con precisión tanto las técnicas de conducción como la compleja malla de rutas. El vehículo más parece volar que rodar. Un consejo -comenta el médico- a mi no me importa en absoluto este ritmo de conducción, pero en futuras guardias encontrarás compañeros a los que no les guste. Cierto.

Tampoco se equivoca respecto a la gravedad del aviso: una mujer que sobrepasa tanto los sesenta años como la centena de kilos está tendida en su angosta bañera, desnuda, mientras trata de alcanzar unos seres que parece ver flotar frente a sus ojos. Las tareas se reparten con premura, y mediante el esfuerzo de todos en tan sólo unos minutos es extraída, evaluada, tratada y trasladada a la ambulancia. Perfecto.

Apenas hemos alcanzado la base tras la vuelta del hospital cuando el teléfono vuelve a sonar. “Inconsciente”, anuncia de nuevo, pero en esta ocasión en los límites de la ciudad, muy lejos de nuestra posición. Al tiempo que nos incorporamos a la circulación, una segunda llamada nos confirma lo peor: “No respira”. Uf. En esa situación, cada minuto que pasa descienden un diez por ciento las posibilidades de supervivencia; efectivamente, en la práctica hay poco que hacer a partir de los diez minutos. El quejido de los neumáticos contra el asfalto acompaña mis pensamientos: si no hubiera que cruzar varios distritos…

No tan rápido, indica el médico. Sé que su criterio es acertado: puedo controlar perfectamente las reacciones de mi vehículo pero nunca las del resto de conductores, por lo que un amplio margen de seguridad es imperdonable, reflexiono mientras hago que la aguja del velocímetro descienda bajo el doble de lo permitido. Un semáforo bloquea la circulación en ambos sentidos de la amplia avenida, lo que me obliga a circular por el centro de la calzada; resulta peligroso separarse de la fila de coches  detenidos a mi derecha, puesto que automóviles provenientes de otra vía perpendicular, ahora con su semáforo en verde, circulan hacia nosotros. Pero el tiempo no se detiene. ¡Cuida…!¡Blam!

El hueco sonido parece desplazarnos en nuestros asientos. ¿Qué ha sido eso? Un coche parado, al lado derecho, dice mi compañero. El aviso pendiente no abandona mi mente ¿Podemos dejar una nota y seguir? No, hay que parar. Mierda, pienso mientras pulso el botón de la emisora: Central, nos hemos dado un golpe, estamos bien pero no podemos seguir, enviad otro recurso al aviso. Ejecutamos la coreografía habitual, pero ahora en circunstancias desfavorables también para nosotros:los técnicos señalizamos el accidente mientras el médico y la enfermera se dirigen al vehículo contrario para acompañar a su ocupante a un lugar seguro.

Al organizar la seguridad de la escena comienzo a comprender lo ocurrido: posiblemente para facilitarme el paso, la otra conductora -afortunadamente ilesa- giró totalmente la dirección a la derecha con el vehículo parado y luego trató de avanzar, lo que unido a la corta distancia entre ejes provocó que su esquina trasera izquierda sobresaliera unos centímetros de la hilera de vehículos que esperaban la apertura del semáforo. Mierda, conocía ese efecto en autobuses rígidos, pero no lo esperaba en un coche.

La Policía Municipal nos facilita las labores administrativas posteriores, mientras mi equipo confirma la ausencia de molestias de la conductora. Un coche de nuestro servicio les recoge para trasladarles a un examen médico por seguridad mientras los cabrestantes tiran de los automóviles afectados. Mierda -pienso en la cabina de la grúa que traslada la UVI móvil al garaje central- he fallado, perdí toda perspectiva. Y súbitamente vuelvo a ser un chaval universitario de veintidós años, con una enorme responsabilidad sobre sus hombros que ahora duda poder cargar.

No son las amables palabras del operario de asistencia en carretera las que logran infundirme algo de ánimo, sino las de aquella con quien tengo la suerte de compartir el verano. Durante su oportuna llamada, aparentemente provocada por telepatía, demuestra que, pese a que no hace demasiado tiempo que nos conocemos, conoce el grave efecto que lo sucedido provoca sobre mi. Sabes que eres tú pues seguro recuerdas la historia, así que si alguna vez llegas a estas líneas, mil gracias por el apoyo.

Al encontrarme de nuevo con mi equipo en el preceptivo control radiológico, el médico se dirige a mi: he hablado con la UVI que atendió el aviso al que íbamos; el paciente llevaba tiempo fallecido, por lo que no habríamos podido hacer nada por él. Su voluntarioso intento no surte efecto. Frente a mis ojos es lo mismo, no he cumplido y no hay excusas. El resto de la guardia, ya con el equipo de reemplazo, transcurre con avisos continuados hasta el amanecer, afortunadamente para mí pues son lo único que -aunque temporalmente- logran desembarazarme de las consecuencias de lo ocurrido.

Desde luego, no era esta la manera que esperaba de aprender.

*  *  *  *

Semanas después, una inesperada llamada me sobresalta: la Policía reclama mi testimonio, pues la conductora del otro vehículo me ha denunciado por las lesiones que sufrió. Mi asombro es mayúsculo, pues en las diferentes ocasiones que todo el equipo le ofrecimos asistencia negó cualquier tipo de daño. Tras la declaración consulto a mis superiores, pero aparentemente mi condición de trabajador temporal no me garantiza la asistencia jurídica, por lo que me veo obligado a remitir el caso a un profesional de confianza.

Mi preocupación me lleva a consultar a un compañero, abogado y técnico en emergencias, mas su respuesta resulta desalentadora: en función de la interpretación de lo ocurrido las consecuencias pueden ser graves, implicando probablemente la retirada del permiso durante varios meses. Considerando mis circunstancias laborales, eso sólo significa una cosa: perder el empleo por el que llevo varios años peleando.

Con la puerta abierta a la resignación acudo a la vista del caso. En la puerta de la sala varios hombres trajeados manejan acaloradamente tablas y formularios. Son los representantes de los seguros, confirma mi superior allí presente. Una vez comenzado el juicio, dichos representantes informan al magistrado que han llegado a un acuerdo económica. Y, de aquella forma, todo queda disuelto en una corriente de dinero entre corporaciones.


La huida

Accidente múltiple sin heridosEl autobús que me traslada de vuelta desde la Universidad parece un buen lugar para enviar los mensajes de texto que preparen la noche. Es Viernes, y la libranza de dos días de que hoy comienza me permite disfrutar de unas animadas cervezas que resultan, tan sólo, los preliminares; cuando nuestro camarero de cabecera nos anuncia el momento del cierre decidimos dirigirnos a uno de nuestros templos.

Allí, la música independiente estimula la generosa vida social, catalizada por los combinados espirituosos. Mientras los haces de luz coloreada se entrecruzan siguiendo ritmos electrónicos, concluyo que aunque haya decidido vincular inexorablemente mi camino a la asistencia sanitaria, necesito estos momentos de confidencias, bromas, miradas, presentaciones, intercambios e ingeniosas promesas. El tiempo transcurre de forma sorprendentemente fugaz al disfrutar y, finalmente, nuestras pupilas se contraen por la acción de los deslumbrantes focos que, junto con el último tema del DJ, provocan que consensuemos una retirada.

Jesús, como es habitual, es el piloto del retorno; aún siendo alguien totalmente extraño a mi mundillo laboral, es referencia frecuente frente a mis dudas existenciales de cualquier índole. Circulamos por la principal arteria de la capital cuando un descubrimiento interrumpe súbitamente el emotivo análisis de la velada: varios coches acaban de colisionar frente a nosotros. Para aquí detrás, le indico a Jesús al tiempo que él enciende el indicador de emergencia.

Todavía en el coche me contorsiono para colocarme el estridente chaleco reflectante, mientras reflexiono: me veo capaz de manejar la situación, pero ¿Mi confianza puede provenir del alcohol? Me pondría en riesgo a mí mismo, o lo que es peor, a alguien ajeno. Decido probarme recordando los esquemas generales de actuación en accidentes de tráfico y de reanimación básica, y ambos acuden ordenadamente a mi pensamiento. Suficiente, vamos allá.

Los vehículos se encuentran inmovilizados en el centro de la calzada, pero no parece haber ningún atrapado en su interior. La respuesta afirmativa a mi pregunta de si todos se encuentran bien me tranquiliza, por lo que paso a comprobar que los frenos de estacionamiento aseguran los coches y que el contacto de todos ha sido desconectado. Aviso telefónicamente al 1·1·2 para confirmar la ausencia de heridos y reclamar la presencia de la Policía Municipal.

Ahora el principal problema es la rápida circulación a ambos lados, apenas separada unos centímetros de los accidentados. Es necesario protegernos. Tras ordenar que todos se vistan con los chalecos reflectantes, coloco uno de sus triángulos en uno de los sentidos y pido a uno de los conductores que haga lo propio en el contrario.

¿Qué mas? Si la situación se mantiene, quizás sea lo mejor reagrupar a todos los afectados para dirigirnos a un paso cercano y cruzar a la acera cuando sea posible… Parece que no será necesario, ya que mi trabajo ha terminado pues vislumbro con alivio los azules destellos de una patrulla de Policía Municipal. Mientras ésta se dirige hacia nuestra posición a gran velocidad, repentinamente me imagino dando explicaciones de qué hago ahí a los agentes, que indudablemente captan mi aliento etílico…

¡Nos vamos! le digo a Jesús, que se incorpora con agilidad a la circulación mientras cierro bruscamente la puerta. Al rebasar el accidente, alguno de los presentes me dirige la mirada con extrañeza, y lamento no estar en disposición de proporcionar explicaciones. Por un momento considero la posibilidad de que el vehículo policial nos considere parte implicada y decida emprender una persecución en lo que sin duda sería una gran historia, pero afortunadamente se detienen tras el accidente para señalizarlo.

Te hice una foto con el móvil cuando ibas a colocar el triángulo, aunque no se ve gran cosa. Genial, luego me la enseñas.


La gente inteligente es nocturna y duerme más tarde, según un estudio

Aunque se dice que la falta de sueño en los seres humanos y los animales puede llevar a la obesidad, presión arterial alta y una reducción en su expectativa de vida, hay pruebas que las personas con un nivel intelectual más alto tienden a ser más activos durante la noche y se duermen más tarde. Una amplia investigación de Satoshi Kanazawa y sus colegas de la Escuela de Economía y Ciencia Política de Londres, descubrió diferencias significativas en las preferencias del sueño-tiempo entre las personas dependiendo de su coeficiente intelectual.

Las personas con mayor coeficiente que ejercen una ocupación, profesión, con exigencia intelectual son más propensos a ser noctámbulos; mientras que aquellas con menor coeficiente tienden a restringir sus actividades al día, prefieren ir a la cama temprano y ser madrugadores.

Según Kanazawa, nuestros ancestros eran por lo general diurnos, pero un cambio hacia actividades nocturnas ha sido una nueva preferencia evolutiva, sobre todo en aquellos tipos de persona un poco más inteligentes, lo que se refleja en un mayor nivel de complejidad cognitiva y una manera de vivir distinta.

Read moreLa gente inteligente es nocturna y duerme más tarde, según un estudio