BLISSTONINA: La hormona que te ayuda a dormir

Buenos días, summarios:

Espero que hayáis dormido bien los que no trabajasteis anoche, y….que los que salís de guardia, durmáis mejor. Os recomiendo leer esto. Ya sabéis que me ha dado por la NUTROPATÍA como escalón previo a la farmacología convencional. Ahí va algo de información interesante:

La hormona que te ayuda a dormir

Para redondear la fórmula que le ayudará a salir del bache, a las 6 plantas y los dos aminoácidos que acabamos de ver hay que sumar el efecto de la hormona calmante por excelencia: la melatonina, también conocida como “la hormona del sueño”.

La melatonina es producida por la glándula pineal al atardecer y cumple una función fundamental en la regulación de nuestro reloj biológico, al ser responsable del conjunto del ciclo vigilia-sueño.

Su presencia en la fórmula de Bienestar Serenidad es realmente significativa, ya que los investigadores han observado que las personas que sufren ciertos problemas de salud, incluyendo los bajones anímicos y la depresión leve, presentan tasas de melatonina inferiores a la media.

La melatonina se recomienda, por tanto:

  • Para mejorar la calidad del sueño. En efecto, el conjunto de síntesis y análisis publicados desde 2001 muestra que ésta influye directamente sobre el tiempo necesario para dormirse (denominado latencia). (17)
  • Para reducir ciertos trastornos psicológicos relacionados con el estrés, como la depresión, la ansiedad y la agitación. Según un estudio, el estrés es un factor importante que contribuye a la depresión, lo que hace sumamente importante resincronizar los ritmos circadianos para un tratamiento eficaz de la misma. Este estudio puso de relieve la capacidad de la melatonina para regular estos ritmos y su potencial como antidepresivo. (18) (19)
  • Para tratar el síndrome de retardo de fase del sueño, una afección que forma parte de los trastornos de los ritmos circadianos. (20)
  • Para ayudar a paliar la abstinencia en personas que consumen somníferos de tipo benzodiazepinas. (21)
  • Para reducir los dolores crónicos en personas que sufren migraña, síndrome del intestino irritable o fibromialgia.

Donde encontrarlo y cupón de descuento para todos los Summarios

Si os interesa el producto, magistral por cierto, os dejo la dirección y si un cupon de descuento usando este código «SUMMARIOS2€«:

https://www.blisscare.es/producto/blisstonina/

Si lo probáis contadnos vuestras experiencias en los comentarios. Es de alucinar.

CRÓNICAS SUMMARIAS-VIII: La sedación terminal obligatoria (STO)

Queridos Summarios:

No puedo más, así que me he tenido que coger una vía endovenosa y diluir un JB con hielo en 250 ml de suero fisiológico para transfundírmelo por la mediana basílica, y….ha sido, ha sido,…raro…y muy frío. Me duele…¡argh!. ¡Tengo espasmos y náuseas!

Disculpad estas líneas que os escribo desde la penumbra de mi guarida o zulo, pero mi Miniyo (que es mi Supermi) irá transcribiendo lo que mi mente esquizoide almacenó en la última maldita guardia. Y es que las guardias, son…muy, muy perras.

Cuaderno de bitácora de la nave del misterio XXX:

Eran las 3.00 am hora zulú…esa maldita hora en que no sabes si toca cenar, dormir, aullar a la luna, rezar porque no haya más avisos, o enchufarte una adolonta 100 mg via intra-cular (IM) cuando no miren tus compadres de la nave del misterio.

Habíamos tenido ya 10 avisos de código “Yayo” (es decir, abueloma de entre 80 y 90 años, con pluripatología, que vive sólo -el pobre- a pesar de haber sacado adelante una familia entera a costa de años de arduo trabajo y de cotización a la seguridad social, y que es abandonado a su suerte por sus descendientes, con tan sólo una herramienta de supervivencia: el botón rojo de “abuelalia”).

A las 03.01 hora zulú sonó el maldito artefacto satánico con la melodía de Highway to Hell…

Ché: – ¿Qué tenemos?

Centro: – Tenemos que conectar el walkie…

Ché: – Perdona, estooo….sí, ha sido un despiste. Dime.

Centro: – Tenemos un paciente.

Ché: – ¿Más datos?

Centro: – Sí, es urgente y te lo dejo en el Tablet…

Read moreCRÓNICAS SUMMARIAS-VIII: La sedación terminal obligatoria (STO)

El espejo del alma

¿Por qué envejecemos? Prácticamente desde el comienzo de la historia el hombre se ha planteado este interrogante, sin embargo, y pese a los adelantos de la ciencia, el enigma sigue existiendo. Tan sólo se han propuesto algunas teorías, más o menos científicas, que tratan de explicar el proceso de envejecer.

De cualquier forma, a pesar de no conocer la causa del envejecimiento, desde hace siglos, el hombre ha tratado de paliar e incluso disimular sus consecuencias.

Y es que nuestra sociedad rechaza aquello que no es físicamente atractivo. Las alteraciones inestéticas de la piel pueden producir, en algunos sujetos, alteraciones en el plano emocional: falta de confianza en sí mismos, autorrechazo, ansiedad… En definitiva, sufrimiento psicológico.

Cleopatra, en Egipto, tomaba baños con leche fermentada, rica en ácido láctico, para suavizar su piel. Las mujeres romanas utilizaban ácido tartárico del lodo sedimentado en las jarras de vino. Actualmente, el ácido cítrico es utilizado a nivel popular para blanquear manchas seniles y pecas. Todos estos no son más que ejemplos de peelings químicos más o menos agresivos.

Si equiparamos alma a salud, y espejo a aspecto físico, este último es el reflejo de nuestro bienestar. Enfermedades pasadas se siguen reflejando en la piel de cualquier parte de nuestro organismo. Nuestro rostro puede mostrar las consecuencias de enfermedades o tratamientos médicos necesariamente agresivos en un momento dado. Por ejemplo, el uso continuado de corticoides (potentes antiinflamatorios) produce obesidad localizada en la parte superior del cuerpo. El óvalo de la cara se transforma en lo que, en términos médicos, se llama “cara de luna llena”. Cuando esta terapia se suspende, la pérdida del edema iatrogénico puede dar lugar a la acentuación de los surcos nasogenianos y de las arrugas de las comisuras y perilabiales; la piel del cuello tiende a la hipotonía y, en general, aparece flaccidez generalizada. Se manifiesta como un envejecimiento prematuro y de rápida instauración.

Estos efectos se pueden paliar, sin necesidad de un sufrimiento añadido, con numerosas técnicas que la medicina pone a nuestro servicio.

Otras veces, solo pretendemos hacer correcciones de aquellos gestos inestéticos aparecidos como consecuencia del paso de los años o, simplemente, seguir una moda o disimular facciones que nos resultan más o menos desagradables. ¡Cuántas jovencitas de 20 años han pasado por mi consulta para modificar el perfil del labio y cuántas muchachitas de 70 lo han hecho para disipar las arrugas perilabiales, las frontales, la hipotonía del cuello o las patas de gallo! ¿Y qué podemos decir de la glabela del ejecutivo (o no ejecutivo), esas depresiones verticales que aparecen entre las cejas, forzadas por el gesto característico de pensar y pensar?

Sin entrar en la cirugía reparadora (lifting u otras plastias) la medicina estética ofrece muy diversas posibilidades de “estar guapos”. Para la corrección de surcos y arrugas más o menos profundos se han venido utilizando técnicas de relleno o soporte con colágeno, autocolágeno, tejido mesenquimatoso mixto, ácido hialurónico, preparados vitamínicos con ADN, entre otros.

En la actualidad, los materiales de relleno más utilizados son los hialinos, derivados del ácido hialurónico, por su eficacia, seguridad y durabilidad (entre 6 meses y un año). En ocasiones, se hace un método mixto con la combinación de relleno de arrugas y aplicación de toxina botulínica en la parte superior del rostro (periorbital, frente y glabela).

Todas estas técnicas son ambulatorias y de efectos prácticamente inmediatos.

Cleopatra probablemente ya intuía que el espejo del alma es el rostro.

Porque la “arruga es bella” y más si no la tenemos; porque el labio un poquito grueso y la boquita de piñón son más sensuales; porque las arrugas de expresión son más atractivas si sólo se marcan al reír; y, porque el pensamiento puede ser, a veces, permeable, pero nunca transparente.