Polémica entre PP, PSOE y UGT por las nuevas condiciones de los funcionarios

Las enmiendas presentadas por el PP a la Ley de Acompañamiento, respecto a las nuevas condiciones de los funcionarios, han suscitado la respuesta de organizaciones como IU, PSOE y UGT que se cuestionan su utilidad. Frente a ello, CEIM lo considera una buena medida, mientras que la consejera de Presidencia y Justicia de la comunidad, Regina Plañiol, agradece, al respecto, la colaboración de sindicatos.

En rueda de prensa tras la Junta de Portavoces, el portavoz del PP en la Asamblea, Henríquez de Luna, ha respondido a las críticas del PSM y de IU sobre las enmiendas presentadas por el PP a la Ley de Acompañamiento, que entre otras cuestiones propone subir las jornada laboral de los empleados públicos de 35 a 37,5 horas, y dejar de complementar su sueldo en los casos de bajas entre 4 y 15 días, de manera que sólo cobrarán el 60% de su salario pagado por la Seguridad Social.

Según estos grupos, el PP pretende desprestigiar la imagen del funcionario dando a entender que trabaja menos para, con el tiempo, acabar con el sector y los servicios públicos. Henríquez de Luna, por su parte, ha desmentido esta información y ha subrayado que su grupo pretende garantizar el trabajo y el salario de los empleados públicos aunque para ello es necesario que éstos hagan esfuerzos y asuman compromisos, como trabajar media hora más al día.

Con la homogeneización de la jornada en 37,5 horas y la unificación de los días libres por asuntos propios en 6, el Gobierno regional pretende ahorrar 110 millones de euros al año e incrementar la productividad en 12 millones de horas.

Otras de las enmiendas del PP pretenden que las deducciones educativas se puedan aplicar desde los 3 años hasta los 16 o ayudar a crear empleo eliminando cargas sobre el suelo industrial.

Todas las enmiendas de su grupo, ha añadido, son «lógicas y coherentes» con las medidas que está tomando el Gobierno regional desde hace tiempo, antes incluso de la crisis, para controlar el déficit y evitar gastos innecesarios.

PSOE y UGT cuestionan la enmienda

El portavoz PSOE en la Asamblea de Madrid, Tomás Gómez, tras conocer las enmiendas que el PP va a presentar al Anteproyecto de Ley de Medidas Fiscales, ha asegurado que el Gobierno regional tiene una «guerra abierta» contra los servicios públicos y los empleados públicos y que, entre otras cosas, suponen que la Comunidad dejará de complementar el salario del personal laboral en caso de baja y amplía la jornada laboral a los empleados públicos.

En líneas generales, Gómez ha dicho que las enmiendas inciden en tres pilares. El primero, la «privatización y liberalización salvaje y exterminio de todo lo público», seguido de un Gobierno «dictatorial en formas que se niega a dialogar y elimina» muchos organismos de interlocución y consulta de los ciudadanos. El tercer pilar de estas enmiendas es el cambio del modelo educativo en Madrid. Según el socialista, el objetivo es convertir la educación pública «en algo marginal en la Comunidad».

Sobre qué le parece que los empleados públicos vayan a trabajar 37 horas y media a la semana, al igual que los docentes, Gómez ha señalado que estas medidas «nada tienen que ver con la enseñanza» porque «los profesores ya tienen una jornada de 37 horas y media desde siempre». «Lo único que se ha hecho en la enseñanza es recortar el número de los profesores», ha indicado, al tiempo que ha señalado que para el año que viene serán 1.200 docentes menos.

Por otro lado, el secretario general de UGT-Madrid se ha preguntado para qué servirá esta decisión y ha apuntado que aparentemente parece que no se perderá empleo público pero tampoco se cubrirá la tasa de reposición de las jubilaciones.

El presidente de CEIM, Arturo Fernández, y el secretario general de UGT-Madrid, José Ricardo Martínez, han contestado este martes a la enmienda del PP al Anteproyecto de Ley de Presupuestos Generales en un encuentro con la prensa en la sede del sindicato antes de que comenzara ‘Quisiera yo saber’, un encuentro informativo con jóvenes y mayores, al estilo del programa televisivo ‘Tengo una pregunta para usted’.

El secretario general de UGT-Madrid cree que la promesa de la presidenta autonómica, Esperanza Aguirre, de no recortar sueldo a los funcionarios madrileños es una trampa ya que si el Ejecutivo de Mariano Rajoy «decide que se rebaje el salario de los empleados públicos esa medida sería de aplicación en la Comunidad».

El CEIM celebra la medida

Por su parte, Fernández, ha defendido que aumentar en dos horas y media el horario del funcionariado madrileño será bueno para la función pública y ha opinado que «no es una medida mala para los funcionarios ya que no va a haber recortes ni se va a adelgazar la Administración aunque se pida un mayor esfuerzo».

Plañiol agradece la colaboración de sindicatos

Respecto a las enmiendas presentadas a la Ley de Medidas Fiscales, entre las que se encuentra la ordenación del tiempo de trabajo de los empleados públicos en 37 horas y media, la consejera de Presidencia y Justicia de la Comunidad de Madrid, Regina Plañiol, ha agradecido este martes la «predisposición» de los sindicatos a «colaborar”.

Otra de las medidas se refiere a la eliminación de complementos voluntarios de la Comunidad de Madrid en situaciones de incapacidad laboral transitoria.

«Estas medidas van a contribuir especialmente a lo que mejor saben hacer nuestros funcionarios que es trabajar bien, trabajar con compromiso y ser solidarios, en este caso con las dificultades que está pasando en nuestro país», ha concluido.

Fuente

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.