Polémica entre PP, PSOE y UGT por las nuevas condiciones de los funcionarios