No se ha paralizado el Real Decreto 836/2012, de 25 de mayo