Luis Del Val.- Exceso de retórica