Los catalanes deberán pagar un euro por receta a partir de 2012