Las listas de espera para operarse se disparan un 17% tras los recortes

Más pacientes en lista de espera para ser operados y más demora para someterse a las intervenciones quirúrgicas más comunes. Son las dos principales conclusiones que dejan los últimos datos publicados por el Ministerio de Sanidad sobre la lista de espera quirúrgica del Sistema Nacional de Salud. Los datos corresponden a diciembre de 2011, seis meses después de que se celebraran elecciones autonómicas en la mayoría de las comunidades (todas menos Andalucía,Cataluña, Galicia y País Vasco) y empezaran los recortes más severos en materia sanitaria.

A cierre de 2010, había 392.072 pacientes en lista de espera de intervenciones quirúrgicas. Un año después, la cifra se había incrementado el 17%: 459.885 españoles esperaban para ser operados. Por especialidad, es traumatología la que tiene más pacientes en cola (126.688, 26.367 más que un año antes), seguida de oftalmología (92.541,mientras que en diciembre de 2010 eran 80.275) y cirugía general y de digestivo (87.152, lo que supone 14.095 más que el año anterior).

Aunque algunas comunidades han ido publicando todos sus datos, la cifra nacional no se publicaba desde diciembre de 2010, cuando se hicieron públicas las esperas que había en junio de ese año. Ahora el ministerio ha difundido de forma simultánea los tres siguientes cortes: diciembre de 2010, junio de 2011 y diciembre de 2011.

La demora media para ser operado se incrementó en el último año en ocho días: de los 65 días que esperaban los pacientes en diciembre de 2010, se pasó a 73 un año después. Los que esperan más son los que deben someterse a una intervención de cirugía plástica, donde la demora media es de 98 días (10 más que un año antes). Los que aguardan una intervención de cirugía torácica esperan 95 días (18 más que en 2010) y los de neurocirugía, 90 días (12 más que el año anterior).

Pero si hay un dato que se ha disparado en los últimos meses es el de pacientes que esperan más de seis meses para ser operados. Los 180 días de espera son el tope que las comunidades se comprometieron en 2003 a intentar no sobrepasar nunca. Algunas incluso regularon por decreto que si superaban este plazo el paciente podía operarse en un centro privado y pasarle la factura al servicio autonómico de salud. Hasta mediados de 2011, apenas el 5% de los pacientes superaban este tiempo de espera, pero la cifra se duplicó en el segundo semestre de ese año. En diciembre de 2011, el 9,97% de los pacientes esperaban ya más de seis meses para someterse a una intervención quirúrgica, según los datos publicados ahora por el Ministerio.

En julio de 2011, el Ministerio de Sanidad, entonces dirigido por la socialista Leire Pajín, aprobó un decreto que establecía una espera máxima de 180 días para las operaciones de corazón, cataratas, prótesis de cadera y de rodilla. En el desglose de datos publicado por el Ministerio de Sanidad se recogen dos de estas intervenciones (las más comunes: cataratas y prótesis de cadera) y en ambas hay muchos pacientes que esperan más de seis meses: la demora media para una operación de cataratas es de 80 días, pero el 14,04% de los pacientes tienen que esperar más de 180. Para las intervenciones de prótesis de cadera, el promedio de espera es de 101 días, aunque el 21,13% hace más de 180 días de cola. El decreto de Pajín daba seis meses de plazo para cumplir la norma, por lo que, en el corte de diciembre de 2011, las comunidades aún no estaban incumpliéndola. Pero todo hace indicar que cuando se conozcan los datos del primer semestre de este año sí que puede haber alguna en esta situación.

Desde que en 2004 empezaron a publicarse las listas de espera quirúrgica, el Ministerio y las Comunidades ofrecen detalles de la espera en los 11 procedimientos más habituales en los hospitales públicos. Y, según el último informe, no se han salvado del aumento de pacientes y de demora. En diciembre de ese año había 196.390 personas a la espera de someterse a una de estas intervenciones, un 17% más que el año anterior (167.212). La espera más larga es para operarse de juanetes, donde los pacientes aguardan una media de 126 días.

Como viene siendo habitual, los datos publicados excluyen las esperas de la Comunidad de Madrid, que fue expulsada del cómputo nacional en 2005 por incumplir las normas de recuento pactadas entre todas las comunidades. Mientras el resto de sistemas autonómicos de salud empieza a contar la espera desde que el médico prescribe la operación, en Madrid no se incluye al paciente en la lista hasta que lo ha visto el anestesista y se ha sometido a las pruebas preoperatorias, lo que hace imposible comparar sus datos con los de las demás.

Fuente

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.