Carta de un médico a Vuecencia. El Gral. Dávila: