En la lucha contra la gripe A lo estamos haciendo peor que los demás

  • El doctor Juan Martínez Hernández es el autor del primer libro sobre gripe A que se publica en España.
  • Critica algunas decisiones de Sanidad, como la restricción del Tamiflú.
  • Destaca que uno de cada cuatro muertos por gripe A en Estados Unidos era joven y no tenía ninguna patología previa.

Juan Martínez Hernández es doctor en Medicina, especialista en Salud pública y medicina preventiva y autor del libro Gripe A, pandemia gripal 2009 (Norma Capitel, 10 euros). Es el primer libro que se escribe en España sobre este virus y el segundo en todo el mundo si tenemos en cuenta una obra publicada en México poco tiempo después de que surgiera la enfermedad y que está dirigida especialmente a virólogos. Al contrario que su antecesor, el libro del doctor Martínez está dirigido «a un público amplio», según el propio autor. «Está dirigido al personal sanitario, pero también a cualquier persona que quiere saber más sobre el virus», asegura.

– ¿Cuál es el objetivo del libro?

A diario leemos muchas cosas sobre la gripe A, pero no hay un libro que traduzca toda esa información. Este no es un libro infantil, evidentemente, porque requiere cierta concentración, pero es para todos los públicos. En él intento explicar de una manera crítica e independiente algunas cuestiones sobre el virus.

Juan  Martinez Hernandez

¿A qué se debe la brevedad de los capítulos?

Era imposible escribir un libro tan rápido de otra manera. Además, de esta forma la obra se convierte en algo asequible, porque se puede leer en cualquier sitio. El libro pretende ser de fácil lectura y abarca un mosaico bastante amplio para que el lector pueda saber que no todo es como se está diciendo.

– Como por ejemplo…

Sin ir más lejos, el tema de las embarazadas. Se ha dicho públicamente que no tienen más riesgo y no es así. Las mujeres embarazadas pueden y deben tomar Tamiflú. Deben dar su autorización porque aún no hay experiencia completa, pero no está contraindicado.

Las embarazadas tienen un alto riesgo de enfermedad grave y aborto si contraen la gripe A por lo que ellas, así como los asmáticos y los trasplantados deben tomarlo, aunque no presenten formas severas. Lo que está claro es que a una embarazada con gripe no se le puede mandar a casa sin tratamiento.

– Sin embargo, en el libro asegura que «no debemos esperar milagros del Tamiflú». ¿Por qué?

Está claro que no es la panacea, pero es lo que tenemos. Hay gente que no lo necesitará, así como otras personas que lo tomarán y aún así irán mal.

Tan malo es creer que nos va a salvar como restringirlo tanto para que nadie lo tome aunque lo necesite, como ocurre en España. Aquí sólo se da en centros sanitarios, mientras que en otros países como Portugal o Reino Unido se puede adquirir en la farmacia.

No lo estamos haciendo mejor que los demás, si me apuras lo estamos haciendo peor. La gripe es un problema de atención primaria, no de hospital, y los médicos de atención primaria deberían poder prescribirlo para que se adquiera con receta. Aquí estamos haciendo raro algo que es normal. Esto es gripe y es el médico quien debe decidir si se requiere tratamiento o si además de esto es preciso acudir al hospital.

– ¿De dónde viene este caos?

Algunos técnicos que debían haber hablado a lo mejor se han callado, porque lo que leo a nivel mundial es muy diferente a lo que estamos haciendo aquí. Desde luego, no estamos haciendo las cosas igual que en los protocolos de la OMS.

No tengo queja política, sino queja técnica. ¿Qué se leen estos señores? Al paciente que no vaya mejor en la segunda consulta hay que darle Tamiflú, porque es lo que tenemos.

Estamos haciendo las cosas de manera diferente. Se recomienda vacunar a quienes convivan con los niños menores de 6 meses (abuelos, cuidadores…), Francia ha propuesto la vacunación universal y nosotros vacunamos a enfermos, personal sanitario y de emergencias.

– ¿Qué está haciendo España de forma diferente al resto de países?

Para empezar, faltan medios. Muchos hospitales de España no tienen las instalaciones necesarias para analizar las muestras y se ven obligados a remitirlas a otros centros, que están saturados.

Además, algunas sugerencias como decir «no se besen» o «no se toquen» no son más que ocurrencias. La mayoría de contagios se producen con enfermos.

– ¿Deben preocuparse quienes no padecen patologías previas?

La pandemia gripal preocupa a todo el mundo, pero hay que tranquilizar porque de momento transcurre por los cauces esperados. Sin embargo, las personas sanas no pueden desentenderse, porque uno de cada cuatro muertos por gripe A en Estados Unidos no tenía ninguna patología previa y era joven. Dicho esto, es preciso subrayar que muchos pacientes pueden padecer el virus y no darse cuenta, porque en algunos casos se presenta de forma asintomática.

¿Por qué disiente con quienes afirman que viviremos un invierno como los anteriores?

De entrada, no es normal que en julio y agosto haya muertos por gripe. Además, todos los países esperan un pico epidémico en otoño, mientras que la gripe común suele empezar en enero.

– ¿Se dispararán las bajas médicas?

Nadie sabe cómo va a ser el pico pandémico en España, pero deberíamos evitar que se saturen los centros médicos. Para llevar un papel al centro de trabajo no se debe ir al médico, debe existir una especie de voto de confianza entre el jefe y el empleado de modo que para dar una baja de tres días baste con una llamada telefónica. Lo otro es un proceso burocrático que satura las consultas y desde luego, si se padece gripe, es mejor no ir al trabajo.

– ¿Se verá afectada nuestra vida diaria?

Todo lo que signifique aglomeraciones humanas aumenta el riesgo y cuando llegue el momento de pico pandémico no será recomendable ir a los centros comerciales en hora punta.

A la hora de viajar, el avión no es especialmente peligroso. Se filtra el aire y la gente no se suele mover de su asiento. A no ser que el compañero de asiento la tenga, es difícil contraer la gripe A. En el barco es más fácil porque se convive directamente con otros pasajeros.  De todos modos, en todos los países hay gripe, con lo que la puedes coger en cualquier sitio así como no sufrirla en cualquier caso.

Fuente: 20minutos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.