El perfil de los atendidos por el Servicio de Emergencia Social es hombre, adulto y en situación de calle