El Ministerio de Trabajo admite a trámite la reclamación de CESM-Galicia sobre

El sindicato también solicita que se atienda a la condición de profesión de riesgo del facultativo y que éste pueda jubilarse voluntariamente a los 60 años de edad.

Antonio Pais, Santiago de Compostela (17-4-2007).- El Ministerio de Trabajo ha admitido a trámite dos reclamaciones realizadas por el CESM-Galicia sobre mejoras en las condiciones de jubilación de los médicos. En concreto, y en el apartado económico, el sindicato lleva tiempo reclamando que se elimine el tope máximo de pensión para los facultativos, establecido ahora en 32.000 euros, y que éstos puedan percibir la prestación en proporción a las cotizaciones que hayan realizado. Además, CESM reclama que se cree un sistema especial de jubilación para los médicos, similar al que ya tienen marineros y mineros, y que los facultativos puedan jubilarse voluntariamente a los 60 años de edad, ya que, y dado que las exigencias formativas retrasan el inicio del período laboral, se solicita que se tenga en cuenta el hecho de que muchos médicos se ven obligados a retrasar la edad de jubilación hasta los 70 años para tener derecho a la pensión máxima.

Pincha en Leer más… para leer el resto del artículo.

Según ha explicado a EL MEDICO INTERACTIVO Cándido Andión, secretario general en Galicia del sindicato, la reclamación se basa en que “el médico está pagando en su cotización por encima del tope que después va a cobrar como pensión de jubilación”. Algo que, en su opinión “no es admisible”, ya que los médicos “pagamos impuestos por otro lado para atender al principio de solidaridad. Si la pensión, respondiendo a lo que se ha ido cotizando, tiene que ser de 40.000 euros no tiene por qué quedarse en 32.000”, ha señalado Andión.

CESM-Galicia llevaba “tiempo” protestando por esta situación, al considerarla injusta, “aunque ahora, por fin, han admitido a trámite una reclamación que además tiene un importante soporte legal”, según ha añadido el responsable sindical.

Jubilación especial
Profesiones como la de marinero o la de minero tienen un sistema de jubilación especial, en función de las condiciones adversas, como la peligrosidad, en las que los profesionales deben llevar a cabo su trabajo. CESM reclama un sistema especial también para los médicos, y ha recordado en su petición ante el Ministerio de Trabajo que varias investigaciones epidemiológicas coinciden en advertir sobre la extensión y precocidad de elementos de morbimortalidad entre los profesionales de la salud.

Tal y como ha comentado Andión a este medio, “la profesión de médico puede considerarse de riesgo, y por ello pedimos que también el facultativo se pueda jubilar de forma voluntaria a los 60 años, percibiendo el cien por cien de la cotización”. Desde la entrada en vigor del Estatuto Marco, la jubilación del médico está establecida en la edad de 65 años, pudiendo prolongarse a la de 70.