El Hospital Clínic factura unos 25.000 euros por la estancia del Rey