Doce enfermeros zamoranos sufrieron agresiones durante el primer semestre