Convocados cuatro días de huelga en la sanidad madrileña

Marcha sanitaria, Domingo 18 de Noviembre

Era cuestión de tiempo que los seis sindicatos de la mesa de sanidad llegaran a donde lo han hecho el pasado viernes por la mañana. Sentados en la misma mesa, sus seis representantes han anunciado públicamente que convocan cuatro días de huelga para todo el personal sanitario y no sanitario (75.000 personas) que trabaja en el sector público. El plante de todo el sector sanitario al plan privatizador del presidente, Ignacio González, se oficializa. Los seis sindicatos convocantes son SATSE (enfermería), CCOO, AMYTS (médicos), CSIT-UP, UGT, Y USAE (auxiliares de enfermería). Han llamado a los trabajadores a cuatro jornadas de huelga los días 26 y 27 de noviembre y 4 y 5 de diciembre, como protesta contra el llamado Plan de Garantías de Sostenibilidad del Sistema Sanitario Público, que incluye privatizar la gestión de seis hospitales construidos en 2008, reconvertir otros dos (La Princesa y Carlos III) y externalizar la gestión del 10% de los centros de salud.

La convocatoria de los sindicatos coincide en parte con la que hace unos días anunció la Asociación de Facultativos Especialistas de Madrid (Afem), que en apenas unos meses de existencia ha reunido a cerca de 900 asociados. En una asamblea en el Colegio de Médicos votaron a favor de la huelga indefinida: empieza el día 26 y se hará de lunes a jueves todas las semanas. Se solapa, por tanto, con la de los seis sindicatos.

A la veintena de encierros en hospitales públicos en contra del plan sanitario del Gobierno regional se ha sumado esta mañana el de una docena de miembros de los sindicatos, que han entrado en una sala de reuniones junto al despacho del consejero de Sanidad, Javier Fernández Lasquetty, en la sede de la Consejería de la calle Aduana. Responsables de este departamento han impedido el paso a los medios de comunicación que pretendían informar del encierro.

Los portavoces de los sindicatos han afirmado esta mañana en rueda de prensa que su objetivo es «la retirada» del plan. «Por primera vez, de forma histórica, nos hemos juntado. Lo que está en juego es la casa común que sustenta el sistema», ha señalado el secretario general de Amyts, Julián Ezquerra. Los sindicatos han calculado que la privatización y el resto de medidas incluidas en el plan supondrán la pérdida de unos 8.000 puestos de trabajo en la sanidad madrileña, de todas las categorías. «Todos unidos somos capaces de parar esto; divididos, no», ha insistido Ezquerra.

El portavoz de UGT, Manuel Rodríguez, ha afirmado que las razones «son claras: la retirada del plan de medidas presentado el pasado 31 de octubre y del artículo 13 de la ley de modificación de los presupuestos de 2012, que prevé la desaparición de 26 categorías de personal no sanitario». Los sindicatos destacan que, en esta ocasión, no son las condiciones laborales el motivo de las protestas, sino la defensa de la sanidad pública.

Los trabajadores de la sanidad pública que llevan movilizados desde el 31 de octubre, cuando González anunció el plan sanitario, convocaron para este domingo una manifestación que partiría a mediodía desde varios hospitales, la central del Summa 112 y la central del Samur para confluir en Cibeles. La convocatoria la realizaba la Coordinadora de Hospitales. La denominada marcha blanca o #tsunamiblanco en Twitterbajo el lema «Sanidad pública no se vende, se defiende», salió a las 13 horas de Cibeles con destino a la Puerta del Sol.

Galería de la Marcha sanitaria, Domingo 18 de Noviembre

Fuente

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.