Comunicado realizado por una usuaria de Teleasistencia Domiciliaria publicado por el periodico "El comercio digital"

¡Olé por Cruz Roja!

CONSOLACIÓN DE ESPARTA ALONSO-VILLAVERDE

No es la primera vez que me dirijo a este espacio. Hace aproximadamente tres años lo hice como protesta a la forma de realizar la Ley de Dependencia. Pero en fin, esto es agua pasada.

Hoy se trata de todo lo contrario. Soy una viuda de 82 años que vive sola desde que hace dos años falleciera mi esposo. Tengo, gracias a Dios, una familia maravillosa, hijos, nueras, nietas, bisnietos, hermanos y sobrinos, los cuales me quieren mucho y me lo demuestran constantemente. Pero vivimos en una sociedad, en la cual todo el mundo está muy ocupado y queda muy poco tiempo para dedicarlo a los ancianos.

Yo, como uno de tantos, tengo mis momentos de soledad, pues tampoco quiero dar la lata a mis familiares. Dispongo de la teleasistencia (el medallón) que está a cargo de Cruz Roja (voluntarios). Ellos me acompañan día y noche, no con su presencia física, sino a través del teléfono, y no me siento sola. A veces, en algún momento de tristeza, oigo una llamada de teléfono que dice mi nombre y, de una forma cariñosísima, me pregunta cómo me encuentro, si salí a pasear, etcétera.

Si me marcho unos días de vacaciones, llaman a mi hijo para interesarse por mí. Les parecerá extraño, pero en esos momentos siento que no estoy sola, que hay alguien a quien no conozco personalmente que se preocupa por mí, y eso me llena de alegría. ¡Tenemos tanta necesidad de compañía!

Por eso, y por muchas más cosas, desde aquí quiero expresar mi gran agradecimiento a esta institución, esperando que la crisis y los recortes en subvenciones no mermen ni la calidad ni la existencia del servicio que tanta falta nos hace. ¡Olé, olé y olé a Cruz Roja! Y que Dios os bendiga.

fuente: http://www.elcomerciodigital.com/prensa/20110210/opinioncartas/cruz-roja-20110210.html

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.