Campaña de Educación Sanitaria

En un país en el que su sistema sanitario ha sido felicitado desde diversos organismos especializados, y que se considera de los mas completos (con sus carencias claro está), chocaba el mal aprovechamiento de los recursos, y la falta de coherencia logistica del mismo.

Desde esta misma web y desde numerosos organismos y asociaciones de profesionales, se ha reclacado por activa y por pasiva la importancia de una educación sanitaria del ciudadano de a pie, que le haga entender que recursos necesita en según que situaciones.

Muchos nos alegramos cuando el año pasado empezo a emitirse un anuncio que tod@s recordareis en el que se veia a todo el mundo con la bata de medico recomendando medicamentos que a ellos les habian ido bien, como si todos fueran médicos.

Pincha en Leer más… Para leer el resto del artículo.

Si bien parece exagerado, tod@s los profesionales sanitarios podemos dar fé de que se separa muy poco de la realidad cotidiana. Ese anuncio fue un primer paso, muy leve, pero primer paso no obstante hacia una educación sanitaria que tod@s vemos imprescindible y fundamental. Sin embargo no se emitió demasiado y ya habiamos arrojado la toalla cuando este año se volvió a empezar a emitir.

A los pocos dias observamos un nuevo anuncio que alertaba de los riesgos de tomar antibióticos alegremente. Y que no es para todo el antibiótico, ni en todas las circunstancias. Que si no se toma un tratamiento completo no solo no tendra la eficacia deseada sino que a la larga nos puede perjudicar mas que ayudar. Esto es algo muy básico, para la idea que desde esta rama sanitaria, lanzamos al aire, y que consiste en formar desde pequeños, fomentar este tipo de anuncios, y por supuesto, impartir estas enseñanzas desde nuestro puesto de trabajo. Si, muy básico. Sin embargo es un paso importante que hasta ahora ni siquiera se habia planteado.

Quiza entre tod@s, Ciudadanos y gobernantes, profesionales de la salud y pacientes, familiares y amigos, podamos un dia darnos cuenta de que hemos conseguido optimizar un servicio fundamental para tod@s (tod@s somos pacientes mas tarde o mas tempreano) con unas pequeñas pautas que ya hemos asimilado como normales. Quiza se deje de oir la frase “yo pago mis impuestos” y se sustituya por “me acerco al ambulatorio que hay enfrente de mi casa”.

Es posible que sea muy a largo plazo, pero espero poder verlo, y poder sentirme orgulloso de la atención proporcionada y que proporcionemos. Sentirme orgulloso de ahora si que si, tener un sistema sanitario puntero y eficaz y reirme de los tiempos en los que patologias leves impedian atender patologias realmente urgentes.

¿Crees que es imposible? Pues pon tu granito de arena y haras que esta utopía este un poco mas cerca, seas quien seas, doctor o paciente, joven o viejo, hombre o mujer. El beneficio sera para tod@s.