A improvisar, compañeros!