La SOCAP advierte de que hospitales de zonas rurales catalanas no tienen acceso

Neumólogos plantean hacer un intento de dirigirlas, en un futuro inmediato, hacia el domicilio a través de la telemedicina.

Redacción, Barcelona (27-3-07).-La Sociedad Catalana de Neumología (SOCAP) ha advertido de la inaccesibilidad que se observan en “la mayoría de los hospitales de las regiones sanitarias rurales de Cataluña, como son los correspondientes a las regiones de Tierras del Ebro y del Alto Pirineo y Aran, a la realización de pruebas de función respiratoria que considera “muy importantes para la evaluación funcional de los enfermos”.

Entre ellas, el doctor Joaquim Gea, miembro de la SOCAP enumera las pruebas de provocación bronquial, las de difusión de monóxido de carbono, o las pruebas de esfuerzo”.

De tal forma que este especialista ha insistido en que “es necesario potenciar este tipo de pruebas en aquellos hospitales que carecen de ella, destinándoles más recursos, pues son pruebas que nosotros, los neumólogos, consideramos esenciales para el estudio del comportamiento del aparato respiratorio de una persona”.

Telemedicina
Centrados en la visión futura de la función pulmonar, el doctor Xavier Muñoz Gall, uno de los directores médicos de la Diada Pneumològica de la SOCAP, celebrada recientemente, ha reiterado la necesidad mejorar los equipos técnicos respecto a las pruebas de función pulmonar respiratoria actuales,

En línea con lo expresado por el doctor Gea, propone para un futuro inmediato, la necesidad de hacer un intento de dirigirlas hacia el domicilio a través de la telemedicina: “algunos hospitales catalanes ya están trabajando en la posibilidad de hacer estudios de función pulmonar a nivel domiciliario, mediante sistemas de monotorización que permitan transferir los datos respiratorios del paciente desde su casa al hospital, a pesar de que aún queda mucho trabajo por hacer al respecto”, indica el doctor Muñoz Gall.

Este neumólogo afirma que actualmente las pruebas de función pulmonar van evolucionando hacia la biología molecular, “como es el caso del estudio del aire exhalado y del esputo inducido, que permiten observar la inflamación pulmonar a través de las moléculas del aire expulsadas por el individuo”, concluye este experto.